Lobo rescatado de un matadero tiene una segunda oportunidad y demuestra que es un animal maravilloso

Por La Gran Época
28 de Marzo de 2019 Actualizado: 28 de Marzo de 2019

Cuando Yuki, el lobo, tenía solo 8 meses, sus dueños lo dejaron en un matadero.

Se lo compraron a un criador cuando era cachorro, pero rápidamente se dieron cuenta de su tamaño, Yuki pesa aproximadamente 54 kilos, y era demasiado grande para tenerlo en casa. Pensaron que su opción más fácil era el matadero, ya que no parecía tan fácil darlo en adopción.

Afortunadamente, el santuario del Lobo Tímido en Naples, Florida, intervino y una década más tarde, ¡la majestuosa criatura conquistó Internet!

El santuario fue inaugurado en 1993 como un lugar para “animales exóticos y heridos” y hace un muy buen trabajo desde hace 15 años, cuando solo comenzaron con un leopardo negro asiático llamado Moondance.

Yuki llegó a su expansiva propiedad de 260 metros cuadrados, desesperado por amor y un mejor hogar.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Shy Wolf Sanctuary (@shywolf_sanctuary) el

Según Brittany Allen, miembro del personal de Shy Wolf, Yuki es más lobo que cualquier otra cosa, lo que explica en parte tanto su tamaño como la duda que sus anteriores dueños tenían con respecto a mantenerlo.

Ella explicó: “Sus pruebas de ADN resultaron ser 87,5 % lobo gris, 8,6 % siberiano husky y 3,9 % pastor alemán.

Sin embargo, como Brittany mostró en sus fotos virales de Instagram, es dulce y cariñoso; el hecho que fuera demasiado para una familia normal no significa que estuviera listo para el matadero.

Brittany explicó, de acuerdo con los servicios de animales domésticos, que los perros lobo son considerados no adoptables, por lo que el santuario del Lobo Tímido es ahora un hogar para siempre para animales como Yuki. Sin embargo, el santuario y el centro de educación trabajan para ayudar a crear conciencia sobre la importancia de no solo cuidar de animales como estos, sino también de protegerlos.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Brittany Allen (@brit_allen_) el

Agregó: “Definitivamente son criaturas que exigen respeto. Sería un encuentro muy diferente con estos chicos si estuvieran en la naturaleza. Los animales con los que trabajo nunca estuvieron en la naturaleza y nunca lo estarán, por lo que son más sociables. Mostramos sus momentos adorables con la esperanza de ayudar a la gente a identificarse con ellos y tal vez cambiar su respuesta de miedo por un respeto saludable a través de la educación. También darle a un animal la oportunidad de tener una vida decente de lo contrario sería sacrificado”.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Shy Wolf Sanctuary (@shywolf_sanctuary) el

Actualmente hay 69 animales residentes en el santuario de Shy Wolf, desde perros lobos como Yuki hasta perros de la pradera, desde gatos monteses norteamericanos hasta petauros del azúcar, e incluso especies de tortugas.

Esta clase de animales requieren un tipo de cuidado diferente al de los rescates típicos. Las dietas son complejas, sus patrones de comportamiento no siempre pueden ser completamente domesticados y necesitan atención especial para mantenerse saludables a medida que envejecen.

Actualmente, Yuki sufre de cáncer terminal. Diagnosticado en 2018, el majestuoso perro lobo se mantiene cómodo el mayor tiempo posible.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Brittany Allen (@brit_allen_) el

Como dijo Jeremy Albrecht, miembro de la junta directiva de Shy Wolf, van a extrañar la relación que Yuki formó con los selectos voluntarios que él acepta.

Jeremy destacó: “Hoy, Yuki es uno de los animales más interesantes del santuario. No es un chico fácil de conocer, pero tiene un pequeño número de voluntarios con los que mantiene un fuerte vínculo. Se ganó el apodo de ‘Woowoo’ porque cuando ve a alguno de sus voluntarios elegidos, ese es el ruido que hace, llamando a ese voluntario para que venga a pasar tiempo con él”.

Es un perro lobo afortunado por tener un hogar tan bueno y con una familia tan cariñosa.

Niñas rescatan a un perro gigante abandonado a la orilla de la carretera

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS