Los californianos protestan por la vacunación forzosa a la policía

Por Linda Jiang
12 de Septiembre de 2021
Actualizado: 12 de Septiembre de 2021

Casi 100 personas se reunieron frente a la sede del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD, por sus siglas en inglés) el 8 de septiembre para protestar contra la política del gobierno de obligar a los oficiales de primera línea, como policías y trabajadores de la salud, a vacunarse contra el virus del PCCh (Partido Comunista Chino).

California durante los últimos meses ha intentado continuamente implementar una política de vacunas obligatoria. El 5 de agosto, los funcionarios del Departamento de Salud Pública de California exigieron que todos los trabajadores de la salud estén completamente vacunados para el 30 de septiembre, lo que provocó la protesta de cientos de trabajadores de la salud.

A nivel del gobierno local, el Ayuntamiento de Los Ángeles aprobó una política obligatoria el 18 de agosto que exige que todos los empleados, incluidos los de los departamentos de policía y bomberos, estén completamente vacunados a inicios de octubre, excepto aquellos que hayan obtenido exenciones.

En la protesta del miércoles, un oficial de policía vestido de civil, quien pidió permanecer en el anonimato, le dijo a The Epoch Times que los oficiales de LAPD ahora están en una posición similar a los trabajadores de la salud en California, teniendo que elegir entre “vacunarse” o “ser despedidos”.

Jessie Brewer, residente local en la protesta, dijo que “la verdadera pandemia, especialmente aquí en Los Ángeles, es el crimen, la falta de vivienda y las drogas, y esas son las cosas en las que necesitamos que nuestras fuerzas del orden público puedan participar. No necesitamos que se preocupen por tener efectos secundarios de inyecciones médicas no probadas”.

“Es una locura porque ellos son los que nos cuidan, son los que nos mantienen a salvo”.

Brewer mencionó que la vacuna actual es un producto de “responsabilidad cero”, las empresas de vacunas están protegidas de la responsabilidad por la muerte, discapacidad y reacciones adversas graves que puedan generarse después de la vacunación.

Dado que existen riesgos, ella dijo, “por favor, no hagan que esto sea obligatorio, debería ser la elección de todos”.

Resistencia a la política: algunas enfermeras no confían en la vacuna

Aproximadamente 100 personas se reúnen frente a la sede del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD, por sus siglas en inglés) para protestar contra la política del gobierno de obligar a los trabajadores de primera línea a vacunarse contra el virus del PCCh, el 8 de septiembre de 2021. (Linda Jiang/The Epoch Times)

Otra residente local, Katey T., dijo a The Epoch Times que estaba en contra de las vacunas obligatorias.

“Es una vacuna nueva, los ensayos clínicos no están completos”, dijo Katey, que trabaja como enfermera, y agregó que no confía en la vacuna. Ella dijo que hay demasiados casos de muerte o reacciones adversas graves a la vacuna, y señaló reportes de jóvenes que han sido vacunados que padecen síntomas de formas raras de enfermedades cardíacas.

“Creo que esto está mal, son nuestros cuerpos, es nuestra elección”, dijo.

El sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) muestra que, hasta el 25 de agosto, se habían notificado 1377 casos de miocarditis o pericarditis al Sistema de Notificación de Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS) en receptores de vacunas de 30 años o menos, siendo la mayoría adolescentes varones.

Ken Hodge, un enfermero titulado con casi 20 años de experiencia, dijo: “Llamarla vacuna es una tontería”.

“Una vacuna le dará inmunidad real contra el virus”, dijo. “Esto no le da ninguna inmunidad, no mata [al virus], usted aún puede propagarlo, aún podrá contagiarse. En mi unidad, diría que entre un tercio y la mitad de los pacientes que ingresan están completamente vacunados y siguen falleciendo”.

The Guardian informó el 10 de agosto que el profesor Andrew Pollard, jefe del Grupo de Vacunas de Oxford, dio evidencia a los miembros del parlamento de que la vacuna no había detenido la propagación del coronavirus .

“No estamos teniendo la tasa de mortalidad que retratan las noticias”, dijo Hodge, quien permaneció en su lugar de trabajo durante el brote.

“La gente muere a causa de la gripe todos los años. En los últimos 18 meses, no hemos tenido ningún paciente con gripe. No sé cómo ha sucedido eso. ¿El COVID se ha librado milagrosamente de la gripe?”, agregó.

Los datos del gobierno de California muestran que, hasta el 9 de septiembre, el 68 % de los californianos se han vacunado completamente contra el virus del PCCh y otro 10 % ha sido vacunado parcialmente. Mientras tanto, California todavía tiene el mayor número de casos confirmados en el país, con más de 4.32 millones. El total de muertes atribuidas al virus fue de 66,700, también el más alto del país.

Anteriormente, los legisladores de California intentaron implementar la propuesta del pasaporte de vacunas AB455 en todo el estado, pero se aplazó temporalmente entorno a la resistencia de todas las partes.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS