Los CDC anuncian la ampliación de las operaciones de vigilancia en los aeropuertos

Los CDC anuncian que ampliarán la vigilancia de los aeropuertos para detectar diferentes agentes patógenos

Por Jack Phillips
06 de Noviembre de 2023 4:20 PM Actualizado: 06 de Noviembre de 2023 4:20 PM

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) aumentarán la vigilancia de las infecciones respiratorias en los aeropuertos, según anunciaron el lunes la agencia federal y un socio privado.

La empresa privada, Ginkgo Bioworks, afirmó que está ampliando su colaboración con el programa de Vigilancia Genómica de Viajeros de los CDC “para realizar pruebas de detección de más de 30 patógenos prioritarios adicionales, además del SARS-CoV-2”, el virus causante del COVID-19.

A continuación, describió el programa como una “plataforma flexible y multimodal que consta de tres enfoques complementarios de recogida de muestras de viajeros internacionales que llegan a los aeropuertos de EE.UU., incluidos el hisopado nasal voluntario, el muestreo de las aguas residuales de los aviones y el muestreo de las aguas residuales de los aeropuertos para mejorar la detección precoz de nuevas variantes del SARS-CoV-2 y otros patógenos, y colma las lagunas de la vigilancia mundial”.

Entre los demás patógenos que la empresa dijo que analizará figuran múltiples cepas de gripe, así como el virus respiratorio sincitial (VRS). No enumeró los demás.

La ampliación del programa de vigilancia genómica basada en el viajero a la gripe, el VRS y otros patógenos es esencial a medida que nos acercamos a la temporada respiratoria de otoño”. El programa TGS, que comenzó durante la pandemia de COVID-19, actuó como un sistema de alerta temprana para detectar variantes nuevas y raras del virus SARS-CoV-2 y hará lo mismo con otros virus respiratorios en el futuro”, afirmó en el comunicado la Dra. Cindy Friedman, jefa de la Subdivisión de Salud del Viajero de los CDC.

El programa para viajeros se introdujo en plena pandemia de COVID-19 para detectar las variantes de este virus y otros patógenos mediante un hisopo nasal y un muestreo de recogida de aguas residuales.

Permitió la “detección precoz de la variante BA.2.86 del SARS-CoV-2 que entró en los Estados Unidos pocos días después de su identificación mundial”, dijeron los CDC, refiriéndose a una variante del COVID-19 que se encontró durante el verano de 2023. “Como el viajero infectado había originado el viaje en Japón, este hallazgo también informó a la comunidad de salud pública de que la nueva variante también se había propagado a Asia”.

El programa de los CDC ha “inscrito” a más de 360,000 viajeros aéreos desde que se implementó a fines de 2021, dijo la agencia, y agregó que es tanto “voluntario como anónimo.” Cubre vuelos de más de 135 países de todo el mundo.

Además de Gingko Bioworks, XpresCheck -una empresa que gestiona operaciones de spa en aeropuertos- también participará en el programa, según los CDC.

“Sabemos que los viajeros son una población muy importante a tener en cuenta para el seguimiento de infecciones nuevas y emergentes”, declaró a la CNN Friedman, del programa de los CDC. “Una muestra de un avión procedente de un destino geográfico lejano puede darnos información potencialmente sobre entre 200 y 300 personas que iban en ese avión”, añadió.

Un mapa de los CDC muestra que el programa para viajeros se está llevando a cabo en los principales aeropuertos de Seattle, San Francisco, Los Ángeles, Boston, Washington D.C., Nueva York, Boston y Newark, en Nueva Jersey.

Pasajeros hacen cola en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy después de que las aerolíneas anunciaran la cancelación de numerosos vuelos durante la propagación de la variante Omicron COVID-19 en Queens, Nueva York, el 24 de diciembre de 2021, víspera de Navidad. (Dieu-Nalio Chery/Reuters)

Las autoridades afirman que la última expansión se pondrá en marcha en el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York, el Aeropuerto Internacional de San Francisco, el Aeropuerto Internacional Logan de Boston y el Aeropuerto Internacional Dulles de Washington.

A principios de este año, cuando el gobierno federal levantó su emergencia de salud pública de tres años sobre la COVID-19, el CDC también levantó su norma que exigía a los ciudadanos no estadounidenses o residentes permanentes mostrar una prueba de vacunación contra la COVID-19. Antes, cualquier visitante de Estados Unidos tenía que recibir la vacuna antes de subir a un vuelo con destino a Estados Unidos y someterse también previamente a una prueba de detección del virus.

Según los datos facilitados por los CDC, la tasa de hospitalizaciones ha disminuido en las últimas semanas desde finales del verano. Para la semana que finalizó el 28 de octubre, la tasa de hospitalizaciones, muertes y positividad al COVID-19 se ha mantenido básicamente estable, aunque las visitas a urgencias han disminuido, según muestran los datos.

En septiembre, la agencia dijo que para la temporada de otoño e invierno aumentarían las hospitalizaciones por COVID-19, VSR y gripe.

Tanto la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) como los CDC aprobaron tres nuevas vacunas de refuerzo actualizadas contra la COVID-19, aunque los datos federales sugieren que la aceptación es relativamente lenta. Hasta ahora, solo el 7 oor ciento de los estadounidenses ha recibido la vacuna, según los datos, mientras que las encuestas sugieren que cada vez más estadounidenses desconfían de las vacunas.

Una encuesta del Centro Annenberg de Políticas Públicas de la Universidad de Pensilvania reveló que alrededor del 63 por ciento de los estadounidenses cree que vacunarse contra el COVID-19 es más seguro que contraer el virus, lo que supone un descenso de 12 puntos porcentuales desde abril de 2021, cuando el 75 por ciento tenía esa opinión.

Esa encuesta también reveló que los estadounidenses que consideran que la vacuna no es segura aumentaron del 18 por ciento en agosto de 2022 al 24 por ciento durante la encuesta del mes pasado.

Mientras tanto, el porcentaje de estadounidenses que respaldan el uso de ivermectina -un medicamento que a menudo fue demonizado por los medios de comunicación e incluso por algunos funcionarios federales de salud- para tratar el COVID-19 ha aumentado del 10 por ciento en septiembre de 2021 al 26 por ciento el mes pasado, según la encuesta.

Con información de Reuters.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.