Los demócratas enfrentan obstáculos para el aumento del salario mínimo

Por Emel Akan
15 de Febrero de 2021
Actualizado: 15 de Febrero de 2021

WASHINGTON.  Los demócratas están más cerca de lograr el alza del salario mínimo que por tanto tiempo han buscado, sin embargo, crece la oposición a la inclusión de un salario mínimo a nivel nacional, de USD 15 la hora, en el próximo paquete de ayuda económica.

Las pequeñas empresas, en particular, darán un suspiro de alivio si el Congreso desaprueba la propuesta que incluye el salario mínimo federal en el plan de rescate económico.

El gobierno federal aumentó por última vez el salario mínimo a USD 7,25 en 2009. El plan de ayuda del presidente Joe Biden incluye una propuesta para aumentar el salario mínimo de USD 7,25 a USD 15 la hora, con aumentos de cercanos a USD 1,50 cada año, durante cinco años.

Los senadores demócratas Kyrsten Sinema, de Arizona, y Joe Manchin, de West Virginia, expresaron su preocupación frente a la inclusión de la disposición en el paquete de ayuda económica de 1,9 billones de dólares.

“La disposición del salario mínimo no es apropiada para el proceso de concertación. No es una partida presupuestaria. Y no debería estar allí”, dijo Sinema a Politico el 12 de febrero.

Los demócratas en ambas cámaras del Congreso aprobaron el 5 de febrero una resolución presupuestaria para iniciar un proceso de concertación que elude el umbral de 60 votos para la legislación. Si pueden mantenerse unidos, los demócratas pueden aprobar el paquete de ayuda económica sin el apoyo de los republicanos.

Un tercio de los propietarios de pequeñas empresas indicaron que probablemente despedirían trabajadores si el salario mínimo aumenta a USD 15 la hora, según una encuesta reciente de CNBC-SurveyMonkey.

Los que se oponen al aumento del salario mínimo argumentan que cualquier aumento debe tener en cuenta las diferencias regionales.

Los propietarios de pequeñas empresas en la región del Pacífica (California, Oregon, Washington) y del medio Atlántico (Nueva Jersey, Nueva York, Pensilvania) generalmente apoyan un salario mínimo federal de USD 15, ya que la mayoría de estos estados ya tienen un salario mínimo de USD 15 o cerca de ese nivel. Por lo tanto, estas empresas no sentirán mucha presión para cumplir con el cambio propuesto.

El salario mínimo aumentará a más del doble en estados como Mississippi o Georgia, si se aplica el salario mínimo a nivel nacional. No hay estudios que muestren cómo estas fuertes subidas podrían afectar las economías de estos estados, según Julia Pollak, economista laboral de ZipRecruiter, un mercado de contratación online.

“El costo de la vivienda se multiplica por seis en [ciertos] estados de EE.UU. y, por supuesto, eso varía aún más dentro de los estados y entre ciudades. Entonces, cuando tienes un país que tiene diferencias tan grandes en el costo de vida, quizás no tenga sentido tener un estándar federal para todos los lugares”, dijo Pollak a NTD Business.

Alternativamente, el gobierno podría tener un estándar federal que esté vinculado al costo de vida en un área en particular, agregó.

La Oficina de Presupuesto del Congreso estimó que un reglamento federal de salario mínimo de USD 15 sacaría de la pobreza a 900,000 personas, pero también resultaría en la pérdida de 1,4 millones de empleos en todo el país para el 2025.

Grupos conservadores como Job Creators Network (JCN) critican a los demócratas por anteponer sus objetivos políticos a los 30 millones de pequeñas empresas del país.

Instan a Biden a centrarse en políticas que impulsen el crecimiento económico en lugar de aumentar el salario mínimo. Las políticas a favor del crecimiento de la administración Trump sacaron a 6,6 millones de personas de la pobreza entre 2017 y 2019, según el “Informe económico del presidente”, publicado en enero de 2021.

“Los hechos económicos son claros: un salario mínimo de USD 15 sería un asesino de empleos y de pequeñas empresas en el peor momento posible, ya que la economía sigue estancada en primera marcha”, dijo Alfredo Ortiz, presidente y director ejecutivo de JCN en un comunicado.

“Si bien los defensores del salario mínimo afirman que la implementación del aumento salarial en pocos años atenuaría su impacto negativo, pasan por alto que el primer paso en la rampa a USD 15 es un aumento masivo del 31 por ciento el 1 de junio de 2021”, señaló, y agregó que las pequeñas empresas tienen solo un par de meses para averiguar cómo pueden absorber este coste adicional.

Existe la preocupación de que el debate sobre el salario mínimo pueda profundizar aún más las divisiones entre los demócratas y evitar que lleguen a una concertación.

La primera oposición dentro de los demócratas al aumento del salario mínimo vino del senador moderado, Joe Manchin (D-W.Va.).

“Estoy a favor de un aumento que sea responsable y razonable, y en mi estado ha sido de USD 11”, dijo Manchin a la prensa, y agregó que la tasa podría ajustarse por inflación.

Los votos de Manchin y Sinema son fundamentales. Sin su apoyo, el paquete de rescate económico de Biden fracasará en el Senado, que está dividido al 50 por ciento entre las partes. También hay una cuestión de procedimiento relacionada con la llamada Regla Byrd, que determinará si el salario mínimo puede ser parte del proyecto de ley de concertación.

“Estamos en medio de la elaboración de la legislación, y veremos en qué acaba todo”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, a la prensa el 12 de febrero.

“El presidente sigue comprometido en aumentar el salario mínimo y continuará defendiéndolo en cada oportunidad”.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS