Los “dos Michaels” vuelven a Canadá tras casi 3 años de cautiverio en China

Por Omid Ghoreishi
25 de Septiembre de 2021
Actualizado: 25 de Septiembre de 2021

Michael Kovrig y Michael Spavor han llegado a Canadá tras ser liberados de su encarcelamiento en China.

Unas imágenes de CTV muestran a ambos siendo recibidos por el primer ministro Justin Trudeau en la mañana del 25 de septiembre tras aterrizar en Calgary.

Los dos canadienses, que estaban cautivos en China desde el 10 de diciembre de 2018, fueron liberados una vez que se permitió a la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, salir de Canadá el 24 de septiembre.

Los “dos Michaels”, como han llegado a ser conocidos, son considerados por muchos como víctimas de la “diplomacia de los rehenes” de Beijing.

Su detención en China se produjo unos días después de que Meng fuera arrestada en Vancouver el 1 de diciembre de 2018, por una solicitud de extradición de Estados Unidos. Antes de su detención, Beijing había advertido a Canadá de graves consecuencias si Meng no era liberada.

Durante las primeras etapas de su encarcelamiento en China, los dos hombres fueron mantenidos en confinamiento solitario y sometidos a repetidos interrogatorios, con las luces encendidas en sus celdas día y noche. Esto puede conducir a la privación del sueño, lo que es reconocido como un método de tortura por las organizaciones de derechos humanos.

Meng, que fue acusada de fraude bancario y electrónico en relación con la violación de las sanciones estadounidenses a Irán, llegó a un acuerdo de encausamiento diferido con el Departamento de Justicia de Estados Unidos el 24 de septiembre. Un tribunal canadiense levantó las condiciones de su fianza el mismo día, permitiéndole salir de Canadá.

Epoch Times Photo
La directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou (C), habla con los medios de comunicación a las puertas del Tribunal Supremo de Columbia Británica en Vancouver el 25 de septiembre de 2021. (Don MacKinnon/AFP vía Getty Images)

Los medios estatales chinos reportan que llegó a China el 25 de septiembre.

Kovrig, un exdiplomático canadiense, es un académico del grupo Crisis, mientras que Spavor es un hombre de negocios.

China había acusado a ambos de espionaje, que suele conllevar fuertes penas de cárcel.

En agosto, cuando el proceso judicial de Meng se acercaba a su fase final en Canadá, un tribunal chino condenó a Spavor a 11 años de prisión. Kovrig, cuyo juicio se realizó en marzo, seguía esperando la sentencia.

Al anunciar la liberación de los dos hombres el 24 de septiembre, Trudeau dijo que “han pasado por una situación increíblemente difícil”.

“Durante los últimos 1000 días han demostrado fuerza, perseverancia, resistencia y talante, y todos nos sentimos inspirados por ello”, dijo.

El caso de Meng

Los fiscales estadounidenses habían acusado a Meng de fraude bancario por supuestamente mentir a HSBC sobre los negocios de Huawei con Irán, lo que llevó a HSBC a violar las sanciones estadounidenses.

El acuerdo de encausamiento diferido de Meng le permitió declararse inocente de los cargos, pero tuvo que aceptar una “declaración de hechos”.

“Al entrar en el acuerdo de encausamiento diferido, Meng ha asumido la responsabilidad de su papel principal en la perpetración de una conspiración para engañar a una institución financiera global”, dijo la fiscal interina estadounidense Nicole Boeckmann en un comunicado.

“Sus admisiones en la declaración de hechos confirman que, mientras actuaba como directora financiera de Huawei, Meng hizo múltiples tergiversaciones materiales a un alto ejecutivo de una institución financiera con respecto a las operaciones comerciales de Huawei en Irán en un esfuerzo por preservar la relación bancaria de Huawei con la institución financiera”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS