Los estadounidenses ricos pagan más impuestos bajo los recortes de Trump: análisis

Por Emel Akan
02 de Noviembre de 2020
Actualizado: 02 de Noviembre de 2020

WASHINGTON—El candidato presidencial demócrata Joe Biden se ha comprometido en aumentar los impuestos a las personas que ganan más de USD 400,000 al año. Biden llamó a los recortes de impuestos de 2017 un “regalo fiscal principalmente para las grandes corporaciones y los ricos”.

Sin embargo, la data sobre el pago de impuestos de 2018 del Servicio de Impuestos Internos (IRS) muestran que–como resultado de los recortes de impuestos del presidente Donald Trump–las personas con ingresos altos pagaron más impuestos al gobierno federal en términos de dólares, mientras que el resto de los contribuyentes pagaron menos.

Según un análisis del comentarista político Andy Puzder, los pagos de impuestos de aproximadamente 1.6 millones de personas, o el 1 por ciento superior de todos los contribuyentes, aumentaron en USD 16,000 millones en 2018 como resultado de la Ley de Recortes de Impuestos y Empleos (TCJA). Puzder argumentó en un reciente artículo de opinión para Fox Business que los recortes de impuestos no beneficiaron de manera desproporcionada a las personas con altos ingresos, como Biden ha sugerido varias veces.

Puzder fue un asesor económico principal de la campaña de Trump en 2016 y es autor del libro “The Capitalist Comeback: The Trump Boom and the Left’s Plot to Stop It in 2018” (“El regreso capitalista: El auge de Trump y el complot de la izquierda para detenerlo en 2018”).

“En 2018, 1.6 millones de contribuyentes reportaron haber ganado USD 500,000 o más. Si bien la cantidad que todos los contribuyentes debían al IRS en 2018 disminuyó en USD 64,000 millones, la cantidad que estos grandes ingresos debían aumentó en USD 16,000 millones”, dijo en el artículo de opinión.

Los datos sugieren que los impuestos pagados por el 99 por ciento inferior cayeron en USD 80,000 millones, como resultado de la TCJA.

Una razón por la que las personas con altos ingresos pagaron más impuestos sobre la renta es que sus ingresos aumentaron en 2018. Sin embargo, los datos también mostraron que su obligación tributaria aumentó más rápido que sus ingresos.

La proporción del ingreso total ganado por el 1 por ciento más rico aumentó del 21.5 por ciento al 22 por ciento, mientras que la parte de los impuestos pagados por ellos aumentó del 37.7 por ciento al 40 por ciento, según Puzder.

“Eso está en o cerca de un máximo histórico de la proporción de impuestos sobre la renta pagados por el 1 por ciento más rico”, escribió el economista y columnista de The Epoch Times, Stephen Moore, en un blog.

“Esto es exactamente lo que esperábamos que sucediera”, escribió. “Volviendo a la década de los 1920 (los recortes de impuestos de Coolidge), los de 1960 (los recortes de impuestos de Kennedy), y los  de 1980 (los recortes de impuestos de Reagan), las tasas de impuestos más bajas conducen a más ingresos y más impuestos pagados por los ricos. Los recortes de impuestos de Trump siguieron ese patrón”.

Moore calificó al plan de Biden para aumentar los impuestos como “una ideología de redistribución radical que nos hará a todos más pobres”.

Una de las razones por las que aumentó la carga tributaria de las personas con altos ingresos es que la TCJA limitó las deducciones detalladas que podían reclamar.

La cantidad que los contribuyentes reclamaron por las deducciones detalladas se redujo de USD 1.3 billones en 2017 a unos USD 650,000 millones en 2018.

“Los contribuyentes de todo el espectro de ingresos vieron una tasa impositiva efectiva más baja. Eso es cierto tanto para los que ganan menos como para los que ganan más”, dijo Garrett Watson, analista de políticas senior de Tax Foundation, un grupo de políticas fiscal no partidista, a The Epoch Times.

“Mucho de eso tiene que ver con el aumento de la deducción estándar y la reducción de las tasas individuales, aunque existen algunos efectos compensatorios para algunos contribuyentes debido a la limitación de la deducción de impuestos estatales y locales (SALT), que aumentó las tasas marginales para mucha gente en la cima”.

Impuesto sobre sociedades y patrimonio

Bajo el antiguo código tributario, las personas que detallaban sus deducciones podían deducir toda su SALT de su declaración fiscal de ingresos. Sin embargo, la TCJA limitó la deducción individual por pagos SALT a USD 10,000 por año. Cualquier ingreso individual estatal y local o pagos de impuestos sobre la propiedad que excedan esa cantidad ya no son deducibles bajo el nuevo código.

Algunas personas ricas vieron que sus impuestos sobre la renta personal aumentaron según la ley tributaria de 2017 debido al límite de las deducciones para SALT; sin embargo, el análisis de Puzder no refleja el panorama completo, según Steve Wamhoff, director de política tributaria federal del Instituto de Política Económica y Fiscal (ITEP).

“Los recortes en el impuesto sobre la renta de las empresas ayudan principalmente a las personas acomodadas (que poseen la mayor parte de las acciones de la empresa) y lo mismo ocurre con el impuesto sobre la herencia, que solo afecta a las familias muy ricas. Si se juntan todos estos cambios, la gran mayoría de las personas de altos ingresos obtendrá una reducción de impuestos significativa”, le dijo a The Epoch Times en un correo electrónico.

Un estudio del ITEP pronosticó que el 1 por ciento más rico obtendría el 27 por ciento de los beneficios de la ley de impuestos en 2020 con el 95 por ciento de los beneficios provenientes de recortes de impuestos corporativos y de traspaso, así como recortes en el impuesto al patrimonio.

Biden se ha comprometido a aumentar la tasa del impuesto corporativo al 28 por ciento desde el 21 por ciento. Algunos expertos en impuestos, incluyendo a Watson, creen que el plan fiscal de Biden podría perjudicar a los contribuyentes de menores ingresos.

“Es cierto, con la reducción de las tasas corporativas, que se acumula para aquellos que poseen acciones corporativas, y por supuesto, las acciones corporativas son propiedad de las empresas, muchas de ellas pertenecen a los más altos”, dijo Watson.

Sin embargo, el efecto económico indirecto de cualquier aumento en la tasa impositiva corporativa debe considerarse como parte del compromiso fiscal de Biden, según Watson.

“Descubrimos, por ejemplo, en nuestro modelo que una buena parte de las ganancias de ingresos luego de impuestos de aquellos en los quintiles de ingresos bajos y medios se puede atribuir a la reducción del impuesto corporativo”.

También señaló que los estadounidenses trabajadores y de clase media poseen una buena parte de las acciones corporativas a través de sus cuentas de jubilación.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

El comunismo se apropió del progresismo

Lee la serie completa Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo

TE RECOMENDAMOS