Los funcionarios de Portland deben contener la violencia o renunciar, dice especialista

Por Zachary Stieber
23 de Julio de 2020
Actualizado: 23 de Julio de 2020

Los funcionarios de Portland deben contener bajo control la violencia de su ciudad o deben renunciar, dijo una especialista del orden público a The Epoch Times, especialmente el alcalde de Portland y comisionado de policía Ted Wheeler.

“Solo miro esto con total incredulidad. Tiene que haber un cierto nivel de liderazgo”, dijo Maria Haberfeld, profesora de ciencias policiales en el John Jay College of Criminal Justice.

“Se trata de crear un ambiente pacífico para la gente que vive en tu ciudad. Y si no puedes llegar a un plan, entonces tienes que renunciar”.

Los disturbios nocturnos dejaron una porción del centro de Portland sitiado y causaron un estimado de 23 millones de dólares en daños y pérdidas de ingresos.

Los miembros del grupo de extrema izquierda Antifa y otros, utilizaron vallas y otros elementos para bloquear las salidas y entradas de una corte federal, un edificio de la ciudad que incluye una comisaría de policía y otras instalaciones. Ellos irrumpieron y saquearon negocios, intentaron entrar en las instalaciones federales y de la ciudad, provocaron incendios y agredieron a los agentes de policía que responden a los disturbios.

Los alborotadores usan cercas para impedir una salida del Palacio de Justicia a Mark O. Hatfield en Portland, Oregon, el 17 de julio de 2020. (Mason Trinca/Getty Images)
Los manifestantes dispararon granadas de humo en los escalones del edificio de la Corte de Distrito de EE.UU. el 17 de julio de 2020 en Portland, Oregón. Los organismos federales del orden intentan intervenir mientras las protestas continúan en Portland. (Mason Trinca/Getty Images)

La situación fue “completamente mal manejada desde el primer día. No hay lugar para el vandalismo, la devastación, la violencia, la interrupción de la vida cotidiana. Esto debe ser manejado desde el primer momento en que ocurre”, dijo Haberfeld a The Epoch Times.

“Cuanto más tiempo se tolere, más se descontrola, más difícil es contenerlo”.

Las oficinas de Wheeler y de la gobernadora de Oregón, Kate Brown, ambos demócratas, no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Ambos funcionarios quieren que las fuerzas federales se retiren completamente de la ciudad. La administración Trump envió activos federales a Portland el 4 de julio, luego que los alborotadores comenzaran a atacar al Tribunal Mark O. Hatfield, una corte federal.

Wheeler puede oponerse a la intervención federal, pero él debe demostrar que puede contener el problema localmente, dijo Haberfeld.

“Él muestra cero liderazgo”, añadió. “No tiene un plan concreto de cómo contenerlo”.

Un alborotador patea la entrada del Tribunal Mark O. Hatfield después de que los oficiales federales se resguardaron dentro, en Portland, Ore., el 21 de julio de 2020. (Nathan Howard/Getty Images)
La policía federal camina a través de gases lacrimógenos mientras dispersa a una multitud de aproximadamente mil manifestantes, en el Tribunal de Justicia Mark O. Hatfield, el 20 de julio de 2020, en Portland, Oregón. (Nathan Howard/Getty Images)

Los detalles de los planes de la ciudad y el estado para contener la violencia fueron escasos.

Wheeler dijo a los periodistas en una reunión virtual la semana pasada, que una combinación de apaciguamiento y desescalada iba funcionar sin intervención federal.

Ordenar a los agentes de policía que se escondieran en el Centro de Justicia, en lugar de enfrentarse a los alborotadores, hubiese funcionado porque así se cortaba cualquier oportunidad de un ida y vuelta entre los manifestantes y los agentes del orden público, afirmó Wheeler.

“Lo que vimos fue que los números disminuían, la energía de la multitud disminuía o se desplazaba a otro lugar para hacer otras cosas. Entonces llegaron los federales”, dijo.

“No hay absolutamente ninguna duda que las protestas se estaban calmando y que la presencia de las tropas federales aquí … exacerbó sustancialmente una situación ya difícil”, dijo Brown durante una reciente aparición en MSNBC.

Aunque el número de alborotadores se incrementó desde el aumento de agentes federales, no parece haber ninguna evidencia independiente que apoye las afirmaciones.

Un manifestante arroja una botella de agua contra el Tribunal Mark O. Hatfield después de que los oficiales federales se refugiaron dentro el 21 de julio de 2020 en Portland, Oregon. (Nathan Howard/Getty Images)
Un oficial federal saca su arma mientras dispersa a una multitud de cerca de mil personas en el Tribunal Mark O. Hatfield en Portland, Ore., el 20 de julio de 2020. (Nathan Howard/Getty Images)

Un oficial de policía dijo a los reporteros el 8 de julio que el nivel de violencia visto desde el 28 de mayo “no tiene precedentes en la historia de Portland”.

“Siempre tenemos la esperanza que estamos terminando, pero estamos a seis semanas de esto. Nunca habíamos visto esta intensidad de actividad criminal violenta y centrada en este largo período de tiempo, al menos en el tiempo que llevo aquí”, dijo el subjefe de policía de Portland, Chris Davis.

Caminar por el centro de la ciudad expondrá a la gente a una escena de ventanas selladas y grandes daños a la propiedad pública, añadió.

“Francamente, esto no es sostenible. La violencia y los daños desplazaron el mensaje sobre el cambio sistémico tras el asesinato de George Floyd. Hay una gran diferencia entre las protestas y el tipo de caos que estamos viendo todas las noches”, dijo Davis a los periodistas.

Cientos de manifestantes sostienen sus manos en el aire durante una protesta de Black Lives Matter el 20 de julio de 2020 frente al Centro de Justicia del Condado de Multnomah en Portland, Oregon. (Nathan Howard / Getty Images)
Los manifestantes se reúnen frente al Centro de Justicia del Condado de Multnomah en Portland, Oregón, horas antes de que comenzaran los disturbios, el 17 de julio de 2020. (Ankur Dkholakia/AFP vía Getty Images)

Los disturbios comenzaron en una instalación del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas en el suroeste de Portland el 28 de mayo antes de trasladarse al área del Centro de Justicia la noche siguiente.

Los agentes de policía atestiguaron robos generalizados, hurtos, daños a la propiedad, incendios en el centro de la ciudad y ataques a agentes de policía.

Los alborotadores irrumpieron e incendiaron el edificio del sindicato de la policía de Portland y entraron en las instalaciones de la oficina del sheriff del condado de Multnomah, donde buscaron en los registros y cometieron un incendio provocado. También irrumpieron en el Centro de Justicia y provocaron un incendio.

Las protestas pacíficas ocurren a diario, enfatizó Davis, pero se convierten en violencia por la noche. Él culpó a un pequeño grupo de agitadores por la violencia.

La Asociación de la Policía de Portland, un sindicato de la policía, dice que los funcionarios de la ciudad no son capaces de resolver la situación.

“No confiamos en que el ayuntamiento detenga los disturbios y saqueos y proteja la seguridad y los medios de vida de todos los habitantes de Portland”, dijo la junta ejecutiva del sindicato a principios de este mes.

Jo Ann Hardesty, comisionada de la ciudad de Portland, habla durante una manifestación frente al Centro de Justicia del Condado de Multnomah en Portland, Ore., el 17 de julio de 2020. (Ankur Dholakia/AFP vía Getty Images)
Alcalde de Portland, Ted Wheeler, reacciona después de haber sido expuesto a gases lacrimógenos disparados por policías federales mientras asistía a una protesta contra la brutalidad policial y la injusticia racial frente al Tribunal los Estados Unidos Mark O. Hatfield el 22 de julio de 2020 en Portland, Oregon. (Nathan Howard/Getty Images)

Wheeler está en el ayuntamiento, junto con otras cuatro funcionarias: Las comisionadas Amanda Fritz, Jo Ann Hardesty y Chloe Eudaly y la auditora de la ciudad Mary Hull Caballero.

Hardesty, una demócrata, trató de presionar a Wheeler durante el fin de semana para que cediera el control del departamento de policía, acusando al buró de “colaborar con esta fuerza de ocupación federal”.

“Estás poniendo nuestra comunidad en peligro. Estás poniendo a mi personal en peligro. Necesitamos que seas mejor. Necesitamos que dejen de negar la violencia que está siendo perpetrada por nuestra propia fuerza policial” y dejar claro que la policía local nunca debe trabajar con funcionarios federales, dijo Hardesty en un comunicado enviado al alcalde.

Wheeler dijo en un comunicado el lunes que no renunciará a su cargo de comisario de policía.

Cuando los disturbios lleguen a su fin, será por la acción del gobierno, dijo Haberfeld, especialista de la policía, a The Epoch Times.

“Creo que la policía puede definitivamente manejarlo, pero tiene que ser autorizada por el alcalde”, dijo.

“Sé que cuando una ciudad está en llamas durante casi dos meses, y el alcalde se niega a contenerlo, entonces hay un papel para [el] gobierno federal”.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Grupos comunistas están detrás de las protestas violentas en EE.UU.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS