Los insecticidas hacen a las cucarachas casi invencibles, revela estudio

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
03 de Julio de 2019 Actualizado: 08 de Julio de 2019

Un estudio de la Universidad de Purdue dirigido por el profesor y entomólogo Michael Scharf, probó la eficacia de los insecticidas en la zonas urbanas y confirmó que estos las hacen más resistentes hasta ser casi invencibles. Su uso es desperdiciar el dinero si no se aplican los otros métodos tradicionales.

Basta que en el lugar que se va a tratar una plaga existan unas pocas cucarachas resistentes para que se hagan todas resistentes en las próximas generaciones, y no solo al tipo de insecticida que se está utilizando.

El profesor descartó el uso de insecticidas como única opción y recomendó “combinar tratamientos químicos con trampas, saneamiento mejorado y aspiradoras que puedan eliminar las cucarachas”.

“Algunos de estos métodos son más caros que el uso de insecticidas, pero si esos insecticidas no van a controlar o eliminar una población, simplemente se tira el dinero”, dijo Sharf según el reporte de la Universidad de Purdue, el 25 de junio.

(WANG ZHAO/AFP/Getty Images)

“Combinar varios métodos será la forma más efectiva de eliminar las cucarachas”, señaló el entomólogo.

El problema de las cucarachas se observa es especialmente en las zonas urbanas y en las viviendas de bajos ingresos o subvencionadas por el gobierno federal, donde los recursos para combatirlas eficazmente las plagas no son tan abundantes y no se utilizan eficazmente.

Considerando que cada clase de insecticida funciona de una manera diferente para matar cucarachas y que los exterminadores a menudo usan una mezcla de diferentes insecticidas o los cambian de clase en cada tratamiento Scharf y sus coautores del estudio propusieron probar esos métodos en edificios de unidades múltiples en Indiana e Illinois durante seis meses.

(ANNE-CHRISTINE POUJOULAT/AFP/Getty Images)

Realizaron tres pruebas diferentes. La primera fue usar tres insecticidas de diferentes clases rotados para su uso cada mes durante tres meses y luego se repitieron. En la segunda prueba utilizaron una mezcla de dos insecticidas de diferentes clases durante seis meses. En la tercera, eligieron un insecticida al que las cucarachas tenían una resistencia inicial de bajo nivel y lo utilizaron todo el tiempo.

En cada caso examinaron las cucarachas del lugar y eligieron los insecticidas a los cuales tenían menos resistencia, esperando “los mejores resultados posibles”, dijo Scharf.

“Si se tiene la capacidad de probar primero a las cucarachas y elegir un insecticida de baja resistencia, aumentan las probabilidades”, pero solo eso, señaló Scharf. “Pero incluso entonces, teníamos problemas para controlar las poblaciones”, ya que se hacen invencibles en las siguientes generaciones.

“Al rotar tres insecticidas, los investigadores pudieron mantener las poblaciones de cucarachas planas durante un período de seis meses, pero no pudieron reducirlas. La mezcla de dos insecticidas no funcionó y las poblaciones de cucarachas florecieron”, dice el informe de los autores.

En uno de los experimentos de insecticida único, Scharf y sus colegas encontraron un grupo de cucarachas que eran poco resistentes a uno de los productos químicos y lo aplicaron “eliminando por completo la población de cucarachas”.

Sin embargo en otro edificio donde había alrededor del 10 por ciento de resistencia inicial, se aplicó el producto químico y en seis meses las poblaciones crecieron.

Scharf y su equipo dijeron que la resistencia cruzada probablemente jugó un papel significativo. “Un cierto porcentaje de cucarachas serían resistentes a una clase particular de pesticida. Aquellos que sobrevivieron a un tratamiento y su descendencia serían esencialmente inmunes a ese insecticida de ahora en adelante. Pero también ganaron resistencia a otras clases de insecticidas, incluso si no habían estado expuestos a ellos y no habían tenido resistencia previa”.

“Veríamos que la resistencia se multiplica por cuatro o por seis en una sola generación”, dijo Scharf. “No teníamos ni idea de que algo así podría pasar tan rápido.”

“Las hembras de cucarachas tienen un ciclo reproductivo de tres meses durante el cual pueden tener hasta 50 crías. Si incluso un pequeño porcentaje de cucarachas es resistente a un insecticida, y esas cucarachas ganan resistencia cruzada, una población derribada por un solo tratamiento podría explotar de nuevo en cuestión de meses”.

Las cucarachas son una seria amenaza para la salud humana. Son portadores de docenas de tipos de bacterias, como la Etcheritchia coli (E.coli) y la salmonela, que pueden enfermar a las personas, especialmente a los niños.

Además la saliva, las heces y las partes del cuerpo que dejan atrás las cucarachas pueden no solo desencadenar alergias y asma, sino que también pueden causar muchas más afecciones en algunos niños.

El profesor Sharf descarta usar solo insecticidas para erradicar estas plagas. Es pérdida de dinero con un efecto peor a largo lazo. Se debe buscar los nidos y eliminarlos

“Las cucarachas que desarrollan resistencia a múltiples clases de insecticidas a la vez harán casi imposible el control de estas plagas solo con productos químicos”.

***

Descubre

¿Por qué China tiene un organismo estilo Gestapo?

TE RECOMENDAMOS