Los latinos disminuyen en Estados Unidos mientras crece la comunidad de asiáticos

10 de Septiembre de 2016 Actualizado: 10 de Septiembre de 2016

La población latina establecida en Estados Unidos, durante mucho tiempo se ha distinguido por su rápido aumento y amplia dispersión en los condados del país que han tenido pocos latinos. Sin embargo, un nuevo informe del Pew Reserch Center, señala que el crecimiento y dispersión de la población latina ha disminuido desde 2007, justo cuando comenzó la gran recesión, la inmigración procedente de América Latina se redujo y la tasa de fecundidad de latinos comenzó a caer.

Entre 2007 y 2014, la población hispana de EE.UU. creció anualmente en un promedio de 2,8% (su ritmo de crecimiento ha sido aún más lento de 2,4% entre 2010 y 2014). Este fue abajo de una tasa de crecimiento del 4,4% entre 2000 y 2007 y por debajo del 5,8% anual en la década de 1990.

Como resultado, en términos de tasa de crecimiento, la población hispana- una vez que eran la población con rápido crecimiento de la nación- ha caído ahora detrás de los asiáticos, cuya población creció a una tasa anual promedio de 3,4% de 2007 a 2014.

Sin embargo, el número de latinos que viven en Estados Unidos es más en comparación con los asiáticos: la población latina es muy grande, con 57 millones de personas y los asiáticos son solo 14 millones de personas”, explica vía telefónica Mark López, coautor del estudio y director del Pew Hispanic Research.

Durante los años ochenta y noventa, la inmigración fue el principal motor de crecimiento de los hispanos en EEUU. Sin embargo, esta tendencia se redujo con el cambio de milenio y México es parte de la explicación.

“Existe un crecimiento en el número de personas provenientes de América Central, Cuba y Venezuela pero es un número pequeño en comparación con el de mexicanos. México representa la causa mayor de esta disminución en el número de nuevos inmigrantes que están llegando a Estados Unidos”, dice López.

“Desde el 2007, el flujo de los migrantes mexicanos está disminuyendo en los EE.UU. y es posible que ahora haya más inmigrantes mexicanos que están saliendo en comparación a los que están llegando”, añade el coautor del estudio. El flujo revertido sí se produjo entre 2009 y 2010 pero no existen aún datos para los dos últimos años.

A pesar de la desaceleración en tasas de crecimiento, los latinos todavía representan más de la mitad (54%) del crecimiento total de la población de Estados Unidos de 2000 a 2014.

El crecimiento de la población general y las oportunidades económicas en lugares que tradicionalmente tenían pocos latinos dieron lugar a la dispersión de la población latina a través de los EE.UU. a partir de la década de 1990.

A partir de los noventa, Carolina del Norte tuvo un alto crecimiento de la población latina como los recién llegados inmigrantes y sus familias se trasladaron allí para aprovechar las oportunidades de empleo en la agricultura y la manufactura.

En la década de 2000, los condados en Georgia, tuvieron el más rápido crecimiento a nivel nacional en sus poblaciones latinas.

(Foto: Jensen Walker/Getty Images)
(Foto: Jensen Walker/Getty Images)

En los últimos años, el crecimiento de la población latina se ha expandido en  zonas con un número relativamente pequeño de latinos. Tres condados en Dakota del Norte tuvieron el mayor crecimiento de la población latina entre 2007 y 2014. Durante este tiempo, Dakota del Norte ha añadido miles de trabajadores gracias a un auge en la producción de petróleo.

Sin embargo, la población hispana no está creciendo en todos los condados de los Estados Unidos. La población latina se redujo en 38 condados con al menos 1.000 latinos en 2014, y la mayoría de estos descensos fueron en Texas, Colorado y Nuevo México, estados que tienen poblaciones latinas grandes y bien establecidas.

“Vamos a tener un crecimiento en las próximas décadas en el número de latinos que pueden participar en las elecciones. Será un crecimiento de cuatro millones por las dos próximas décadas. El impacto del aumento de la población latina en las décadas de los ochenta y los noventa tendrá un impacto en el futuro”, explica el director del Pew Hispanic Research.

“Es posible que haya una disminución del número de votantes latinos en el futuro pero será después del 2030”, concluye López.

TE RECOMENDAMOS