Los niños son mucho más propensos a tener casos asintomáticos de COVID-19: Estudio

Por Zachary Stieber
13 de Octubre de 2021
Actualizado: 13 de Octubre de 2021

Según un nuevo estudio, es mucho más probable que los niños padezcan COVID-19 sin mostrar síntomas que los adultos.

Según los investigadores, aproximadamente la mitad de los niños de entre 0 y 11 años que dieron positivo en la prueba de COVID-19 en los hogares estudiados en la ciudad de Nueva York y en algunos condados de Utah no mostraron síntomas. Casi la mitad de los niños de 12 a 17 años tenían COVID-19 sin síntomas.

Esto se compara con solo el 12% de los adultos de 18 años o más que no presentaban síntomas de la enfermedad.

El estudio siguió a 1236 personas en 310 hogares entre septiembre de 2020 y abril para rastrear las infecciones asintomáticas y sintomáticas. Los participantes se tomaron ellos mismos el hisopado nasal.

El estudio descubrió tasas de infección por COVID-19 similares en todos los grupos de edad, aunque el riesgo de infección fue mayor en la ciudad de Nueva York.

Cuarenta de los hogares tuvieron una o más infecciones de COVID-19 durante el periodo de estudio. Noventa y cuatro participantes dieron positivo.

El estudio estaba bien diseñado, dijo a The Epoch Times la Dra. Monica Gandhi, profesora de medicina de la Universidad de California en San Francisco.

“Básicamente pudieron estratificar que de 0 a 4, de 5 a 11, y a partir de ahí es muy poco probable que enfermen”, dijo Gandhi.

Los investigadores, entre los que se encuentra la Dra. Fatimah Dawood, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, señalaron que el estudio demostró que los hogares siguen siendo un lugar común de transmisión del virus que causa el COVID-19.

“Nuestros hallazgos sugieren que los niños y los adultos tienen tasas de incidencia similares de la infección por SARS-CoV-2, lo que subraya la necesidad de evaluar rápidamente la eficacia y seguridad de la vacuna en los niños para ampliar las indicaciones de la vacuna a grupos de edad más jóvenes. También encontramos que las infecciones por SARS-CoV-2 eran más frecuentemente asintomáticas en los niños en comparación con los adultos, destacando la necesidad de datos adicionales sobre el riesgo de transmisión de SARS-CoV-2 de las personas con infección asintomática, incluidos los niños”, concluyeron.

El SARS-CoV-2 es otro nombre para el virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que causa el COVID-19.

En un artículo adjunto publicado también en el Journal of the American Medical Association, la Dra. Flor Muñoz, experta en enfermedades infecciosas y pediatría de Texas, afirmó que el estudio debería impulsar medidas de mitigación como el uso de mascarillas y el distanciamiento físico en diversas actividades de grupo, incluidas las guarderías y los programas extraescolares.

Otros no estaban tan seguros.

“El riesgo de resultados graves (hospitalización, muerte) es muy bajo en los niños, más o menos el mismo que el de una persona de mediana edad vacunada. La decisión sobre si se debe esperar que los niños se adhieran a la medida de mitigación (o lo intenten) depende del nivel (y el tipo) de virus que circule en la comunidad en ese momento, del grado de vacunación entre la población elegible y de nuestra tolerancia general al riesgo. Ciertamente, hay espacio para que la gente no esté de acuerdo con estos puntos”, dijo a The Epoch Times el Dr. Adam Cifu, profesor de medicina de la Universidad de Chicago, en un correo electrónico.

Gandhi dijo que su principal conclusión era el bajo riesgo que corren los niños de contraer el COVID-19.

Incluso en los hogares densos de las zonas de alta transmisión, “es mucho menos probable que los niños enfermen”, dijo.

Otros estudios han indicado que los niños no suelen sufrir casos graves de COVID-19 cuando contraen la enfermedad.

Otro estudio publicado recientemente, procedente de Reino Unido, descubrió que los niños en edad escolar que contraían la enfermedad solían padecer los síntomas durante poco tiempo, incluso después de que la variante delta del virus del PCCh se hiciera prevalente.

La mediana de la enfermedad fue de cinco días, y las probabilidades de varios síntomas fueron mayores con la variante delta en comparación con la variante alfa.

“Pocos niños acudieron al hospital y la enfermedad de larga duración fue poco frecuente, con cualquiera de las dos variantes”, señalaron los investigadores.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS