Los pilares de una relación sólida

Por GARY LEWANDOWSKI JR.
05 de Abril de 2021
Actualizado: 05 de Abril de 2021

Llega su evaluación de rendimiento en el trabajo y es brillante. Sin embargo, hay un área que “necesita mejorar”. Días después, ¿en qué parte piensa?

En la negativa, por supuesto. Una parte de usted sabe que es ridículo dejar que esa única cosa le moleste. Al fin y al cabo, hay muchas más cosas buenas que malas, pero no puede evitarlo.

Desafortunadamente, hacemos lo mismo en nuestras relaciones amorosas. La mayoría de nosotros tenemos un sesgo de negatividad, o tendencia a centrarnos en los aspectos malos de las experiencias. Esto hace que seamos más críticos con nuestra relación de lo que deberíamos. A lo largo del camino, damos por sentados los buenos momentos y se convierten en una parte infravalorada de nuestra pareja. ¿Pero los problemas? Se destacan. Los comentarios insensibles, los estados de ánimo y el desorden de nuestra pareja suelen captar toda nuestra atención.

Si esto se suma a una relación que ha perdido un poco de chispa, puede ser difícil fijarse en algo más que en los problemas. Como describe Daniel Kahneman en “Thinking, Fast and Slow”, tendemos a ver sóolo lo que tenemos en frente y pasamos por alto lo que no está ahí en ese momento. Cuando los problemas son todo lo que ve, parece que eso es todo lo que hay en su relación.

De hecho, tenemos una tendencia muy fuerte a fijarnos en lo malo que incluso podemos fabricar problemas que no existen. Un estudio publicado en Science sugiere que si nuestra relación no tiene ningún problema importante, es más probable que tomemos lo que antes se consideraba un asunto pequeño y lo consideremos más problemático.

Cuando pasamos nuestro tiempo preocupándonos por las cosas equivocadas, no tenemos tiempo para apreciar lo que va bien. Esto no solo significa que nuestra visión de la relación está sesgada, sino que también significa que estamos perdiendo una oportunidad significativa. Aunque trabajar en los problemas es una forma de mejorar una relación a largo plazo, es igual de importante reflexionar sobre las buenas cualidades de su pareja y los aspectos positivos de su relación.

Los pilares de una relación sana

Para darle un giro a su perspectiva, empiece por prestar más atención a las facetas de su relación que son estables, consistentes y cómodas. Esos elementos pacíficos, libres de drama y de categoría son fáciles de olvidar, pero son fuentes de fortaleza.

A continuación se presentan 10 pilares clave de las relaciones sanas que, según las investigaciones, son fundamentales para mantener una relación satisfactoria y duradera. Es probable que muchos de ellos estén presentes en su relación; solo tiene que detenerse y tomar nota.

1. Puede ser usted mismo.

Usted y su pareja se aceptan mutuamente por lo que son; no tratan de cambiar al otro. Puede ser simplemente usted mismo y mostrar su verdadera identidad sin preocuparse de si su pareja lo va a juzgar. Eso es útil porque las investigaciones muestran que las parejas que se aceptan mutuamente tienden a estar más satisfechas con sus relaciones.

2. Son los mejores amigos.

En muchos sentidos, su pareja es su mejor amigo, y usted es el suyo. Eso es una buena noticia porque las investigaciones sugieren que las parejas sentimentales que hacen hincapié en la amistad tienden a estar más comprometidas y a experimentar más gratificación sexual. Las relaciones amorosas que valoran la amistad hacen hincapié en el apoyo emocional, la intimidad, el afecto y en mantener una relación fuerte. También se enfocan en satisfacer las necesidades relacionadas con el cuidado, la seguridad y la compañía.

3. Se sienten cómodos y cercanos.

Acercarse a alguien no siempre es fácil. Pero en su relación, han trabajado en eso y se sienten muy cómodos compartiendo sentimientos, confiando el uno en el otro y manteniendo una cercanía emocional. Aunque a veces la vulnerabilidad puede ser un reto, ha aprendido a confiar en su pareja y descubre que eso los acerca. Ya no pone muros emocionales y no se preocupa constantemente porque su pareja se vaya, lo que le proporciona una sensación de estabilidad.

4. Son más parecidos que diferentes.

Usted y su pareja tienen mucho en común, y las áreas clave donde son más similares pueden ayudar a que su relación sea más satisfactoria, según sugiere una nueva investigación. Claro que las diferencias saltan a la vista, pero más allá de esos pocos contrastes, son similares en muchos aspectos. Por ejemplo, puede que a su pareja le gusten las películas de superhéroes y a usted las comedias románticas. Aunque parezca un contraste importante, los dos son personas hogareñas a las que les gusta preparar una comida juntos y luego quedarse en el sofá para ver programas de televisión en los que pueden comentar las elecciones de vida de los demás, reírse de los diálogos incómodos e intentar adivinar el siguiente giro de la trama. En definitiva, tienen mucho más en común que diferencias.

5. Se sienten como un equipo.

Las palabras son importantes. Cuando hablan, ¿utilizan a menudo palabras como “nosotros”, “nos” y “nuestro”? Si alguien le pregunta: “¿Cuál es su programa favorito?”, ¿responde con “Hemos empezado a ver ‘El juego de la reina'”? Ese uso del “nosotros” muestra un fuerte sentido de cercanía cognitiva, o identidad compartida, en su relación. Las investigaciones sugieren que las parejas que están interconectadas de esta manera tienden a estar más satisfechas y comprometidas.

6. Los hace mejores personas.

Su pareja le ayuda a perfeccionar y mejorarse a sí mismo. En este caso, su pareja no toma las riendas y le dice cómo debe cambiar, sino que apoya sus opciones de crecimiento personal. Juntos, buscan experiencias nuevas e interesantes que contribuyan a un sentimiento de autodesarrollo. Según los investigadores de relaciones, cuando usted se expande y crece como persona, su relación también lo hace.

7. Comparten el poder.

Aunque los integrantes de la pareja pueden tener sus propias áreas de especialización (por ejemplo, uno se encarga del cuidado del césped y el otro de la decoración de interiores), la pareja suele compartir la toma de decisiones, el poder y la influencia en la relación. Cuando ambos tienen voz y voto, las relaciones son más sólidas, satisfactorias y duraderas. Y, como es lógico, las parejas son más felices cuando sienten que la división del trabajo en su relación es justa.

8. Son fundamentalmente buenos.

¿Qué quieren las personas de su pareja? Es sorprendentemente sencillo: alguien que sea confiable, cálido, amable, justo, digno de confianza e inteligente. Aunque estos rasgos no son llamativos y pueden no venir inmediatamente a la mente cuando se crea la lista de deseos de la pareja, proporcionan la base para una relación resistente. Las investigaciones sugieren que cuando las parejas tienen personalidades agradables y emocionalmente estables, tienden a estar más satisfechas en su relación.

9. Confían el uno en el otro.

Necesitamos poder contar con nuestra pareja, lo que se deriva de un sentimiento de confianza. No solo confiamos a nuestra pareja la contraseña de nuestro teléfono o el acceso a nuestra cuenta bancaria, sino que sabemos que nuestra pareja siempre tiene en cuenta nuestros mejores intereses y estará ahí cuando la necesitemos. Estudios sugieren que este es un ciclo positivo: La confianza fomenta un mayor compromiso, que fomenta una mayor confianza.

10. No tienen problemas serios.

Hay problemas, y después hay problemas. A veces, es fácil olvidarse de todos los problemas y de las grandes banderas rojas con las que no debemos lidiar. Los problemas del “lado oscuro” como la falta de respeto, el engaño, los celos y el abuso emocional o físico son asesinos de la relación. A veces, la luz puede venir de la ausencia de oscuridad.

Dedique un momento para reflexionar sobre cómo afecta cada uno de estos temas a su propia relación. Llegados a este punto, quizá quieran darse algún tipo de puntuación para afirmar que su relación está en buena forma. ¿Cuántos de esos 10 pilares tienen? ¿Cuántos les faltan? Pero esa no es realmente la cuestión.

Lo más probable es que su relación tenga elementos de los 10. La clave es hacer un mejor trabajo para notar y, cuando sea necesario, cultivar estas áreas fundacionales. A menudo, fortalecer estos pilares es tan sencillo como disfrutar de todo lo que está funcionando en su relación. Hay mucho ahí cuando se sabe qué buscar.

Con suerte, también habrá identificado áreas de fortaleza que no están en esta lista. Eso es estupendo, porque esta lista no es en absoluto exhaustiva. Lo más importante es que muestra que ha empezado a percibir lo que funciona y no se ha obsesionado con lo que no funciona.

Por supuesto, no debería usar unos pocos aspectos positivos para justificar la permanencia en una mala relación. Centrarse en los puntos fuertes solo es útil para quienes tienen buenas relaciones y quieren mejorarlas. Las buenas relaciones se basan en el respeto mutuo, el amor y la amistad entre iguales.

La lección aquí tampoco es fingir que su relación no tiene problemas. Más bien, es mucho más fácil arreglar esos problemas cuando se aprecia que gran parte de la relación ya va bien. Las relaciones ya son lo suficientemente difíciles como para hacerlas más difíciles. Cuando solo se destaca lo que está mal, es fácil creer erróneamente que la relación tiene problemas.

Pero cuando usted deja de valorar lo bueno y le da más crédito a su pareja y a su relación, puede darse cuenta que su relación es más fuerte de lo que cree.

El doctor Gary W. Lewandowski Jr. es el autor de “Más fuerte de lo que cree: Los 10 puntos ciegos que debilitan su relación (…) y cómo ver más allá de ellos”. También es un galardonado profesor, investigador, experto en relaciones y profesor de la Universidad de Monmouth.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS