Los resultados electorales de Taiwán son un “repudio a China”, dicen lexpertos

Por Eva Fu
12 de Enero de 2020 Actualizado: 12 de Enero de 2020

La victoria aplastante de la presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, sobre su principal oponente Han Kuo-yu, del partido Kuomingtang (KMT) que favorece lazos más amistosos con Beinjing, ofrecen un mensaje claro de que los esfuerzos de intimidación del régimen chino no funcionaron, dicen expertos.

“No hay dudas” de que los resultados de las elecciones significaron un “repudio a China” y “un repudio a la idea de la reunificación”, dijo a La Gran Época June Teufel Dreyer, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Miami y miembro senior del Instituto de Investigación de Política Exterior.

Tsai ganó la reelección en una campaña de tres candidatos el 11 de enero, obteniendo un récord de 8.17 millones de votos, o alrededor del 57 por ciento […], la cifra más alta desde que la isla autónoma comenzó su primera elección presidencial directa en 1996. Su Partido Democrático Progresista (DPP) también dominó con 61 de los 113 escaños legislativos.

El resultado de la elección fue un cambio dramático para Tsai, quien el año pasado tuvo dificultades en sus índices de aprobación. La popularidad de Tsai ha experimentado un fuerte aumento desde que adoptó una postura dura sobre Beijing, mientras apoyaba a los manifestantes prodemocráticos en Hong Kong.

Aunque la isla democrática mantiene una independencia de facto de la China continental con su propia política, sistema económico y militar, el régimen chino considera a Taiwán como parte de su territorio. Se ha tratado de fusionar con la isla bajo la fórmula “un país, dos sistemas”, bajo la modalidad que actualmente gobierna Hong Kong y Macao.

“Esta elección confirmó con creces que la idea [‘un país, dos sistemas’] no tiene cabida en Taiwán”, dijo Richard Bush, director del Centro de Estudios de Política de Asia Oriental en la Brookings Institution, a la filial NTD de The Epoch Times, tras un evento de observación de elecciones en Washington.

Confetti caen mientras Tsai Ing-Wen (C) toma de la mano al Vicepresidente electo William Lai (CI) y al Vicepresidente, Chen Chien-jen (CD), durante la celebración en Taipe de su reelección como Presidente de Taiwán, al dirigirse a los partidarios, el 11 de enero de 2020. (Carl Court / Getty Images)

Esperanza para la democracia

Derek Mitchell, presidente del Instituto Nacional Demócrata y exembajador de Estados Unidos en Birmania, calificó los resultados electorales como “un referéndum sobre China”.

También ejemplificó la idea de la “mayoría silenciosa”, cuyas opiniones solo pueden realizarse a través del voto democrático.

“Cuando la gente dice: en China, la gente apoya a su gobierno, todos apoyan al… PCCh [Partido Comunista Chino]. La respuesta es: ¿cómo lo sabes?”, dijo en el mismo evento.

“Nosotros vemos lo que dice la “mayoría silenciosa “cuando se les permite hablar”, continuó.

Los partidarios de la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, celebra mientras siguen el recuento de votos en línea durante las elecciones presidenciales, en Taipei, Taiwán, el 11 de enero de 2020. (EFE/EPA/HOW HWEE YOUNG)

En referencia a las recientes elecciones de distrito de Hong Kong, donde los candidatos a favor de la democracia también obtuvieron una victoria arrolladora, Mitchell señaló que existe un patrón de compromiso creciente de la generación más joven.

“Esta es la esperanza de que la democracia está avanzando, no las personas mayores que… tienen la misma mentalidad de siempre, sino una nueva energía por la democracia”, dijo.

Sin complacencia

Probablemente el régimen chino no esté sorprendido por el resultado de las elecciones, que también las han estado siguiendo de cerca, pero “puede que no esperaran tener un margen tan amplio”, dijo en el evento Bonnie Glaser, directora del Proyecto de Energía para China en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, con sede en Washington.

Taiwán celebra sus elecciones presidenciales el 11 de enero de 2020, donde la presidente Tsai, del gobierno separatista, Partido Democrático Progresista, obtuvo un segundo mandato de cuatro años. EFE/EPA/HOW HWEE YOUNG

A pesar de la rotunda victoria, los expertos advirtieron que Taiwán no debe volverse complaciente.

“Esto no se ha completado. Nada ha terminado. Taiwán todavía tiene que… mantener su ventaja y reconocer que los poderes autoritarios y aquellos a quienes no les gusta la democracia están jugando un juego largo”, dijo Mitchell.

Glaser dijo que en los próximos años podría verse un “aumento de la presión diplomática, militar y económica [por parte de Beinjing] sobre Taiwán”.

“Hay una cantidad enorme de cosas que Taiwán necesita hacer para fortalecer la disuasión”, agregó.

Los límites de Pekín

En términos de la economía de la isla, Bush dijo que no esperaba que el continente representara amenazas serias para las empresas de Taiwán, ya que Beijing ve a los líderes empresariales locales como “un recurso político” y una “circunscripción dentro de Taiwán para promover sus propios objetivos”.

A su vez, “la economía de Taiwán depende más de lo que está sucediendo en la economía mundial, aunque también de lo que sucede en la política estadounidense sobre una variedad de temas”, dijo.

Dada la desaceleración de la economía china, las continuas protestas en Hong Kong y las tensiones entre Estados Unidos y China, Glaser dijo que un inminente ataque militar contra Taiwán sigue siendo poco probable.

“En resumen la ventaja militar simplemente no es una razón suficiente, o… incluso la superioridad decisiva no es una razón suficiente para que Beijing asuma tales riesgos”, dijo Glaser.

“[El líder chino] Xi Jinping tiene mucho en su agenda”, agregó.

Sigue a Eva en Twitter: @EvaSailEast

¿Sabía?

Funcionarios chinos que violan los derechos humanos no podrán entrar a Taiwán

TE RECOMENDAMOS