Perrita se niega a ser rescatada porque no quiere dejar a su cachorro atrapado bajo los escombros

Por La Gran Época
06 de Agosto de 2019 Actualizado: 07 de Agosto de 2019

Siempre es desgarrador cuando perros y gatos son víctimas de abuso o atraviesan situaciones de sufrimiento. Los animales no pueden comunicarse como los humanos través de palabras, ni pueden pedirnos ayuda. En cambio, sufren en silencio.

Afortunadamente, hay muchas personas que se comprometen a ayudarlos y luchan por ellos todos los días. Sin embargo, incluso para personas tan familiarizadas con el abuso como el Grupo de Bienestar Animal de Detroit, Estados Unidos, algunos rescates continúan siendo impactantes.

Uno de esos rescates ocurrió hace dos años. DAWG (Sociedad Mundial de Concientización de los Animales) recibió un llamado anónimo acerca de una perra merodeando un empobrecido barrio de Detroit. Aunque no era violenta, era agresivamente protectora de su hogar.

“Es más de ladrar que de morder”, dijo un hombre que lo identificó como Scott en comunicación con Detroit Dog Saviors.

Cuando Kelly LeBonty, directora de DAWG, y sus trabajadores de rescate llegaron a la escena, estaban horrorizados. El área estaba diezmada. La basura estaba en las calles, las casas estaban abandonadas y los techos caídos eran comunes. La mayoría de las casas carecían de ventanas y casi ninguna tenía puertas.

“Esto es una locura”, dijo uno de los trabajadores de rescate en Detroit Dog Saviors, un programa de televisión en línea que detalla los rescates impactantes.

Después de una breve inspección de la zona, el grupo rápidamente vio a la perra entrando y saliendo de una casa en particular. Ahí es donde estaban planeando poner su trampa.

Los voluntarios de DAWG intentaron cautelosamente atraerlo hacia una trampa.

Al principio, trabajadores de rescate y voluntarios intentaron atraer a la perra a una jaula con comida y sonidos de cachorros llorando.

Pero la perra era demasiado lista para eso. Fue curiosa y respondió a las llamadas de los cachorros, pero rápidamente se retiró de nuevo a los escombros de su casa.

Sin embargo, a medida que empezaba la noche, el personal de DAWG tenía que recurrir a medidas más drásticas: tendrían que excavar en los escombros y sacar la perra. El rescate tomó tiempo, pero finalmente lograron sacar al animal.

Con el rescate de la perra, los voluntarios descubrieron otra cosa: el motivo por el cual la perra no quería dejar su hogar.

Imagen Ilustrativa. (Pixabay)

De repente, chillidos reales de un cachorro comenzaron a emanar de los escombros.

“El objetivo es asegurarse de que no queden cachorros”, dijo LeBonty a Detroit Dog Saviors.

DAWG siguió cavando a través de los escombros y después de un corto tiempo encontró un pequeño cachorro de seis semanas de edad enterrado en medio de la basura. Fue una fortuna que encontraran al cachorro, ya que probablemente no hubiera podido salir de los escombros si DAWG no lo hubiese ayudado.

Con el rescate completo, los dos fueron enviados posteriormente a la granja de 4000 metros cuadrados de DAWG y santuario de animales donde fueron cuidados y rehabilitados. Afortunadamente luego fueron dados en adopción.

Imagen Ilustrativa. (Pixabay)

Gracias a los hombres y mujeres de DAWG ahora estos dos perros tienen una nueva oportunidad de vida en un hogar amoroso.

Después del rescate de este perrito, sucede algo inesperado…

TE RECOMENDAMOS