Luchó para embarazarse por más de 10 años por pesar más de 120 kilos, ahora su sueño se hace realidad

Por DAKSHA DEVNANI
30 de Agosto de 2020 6:15 PM Actualizado: 30 de Agosto de 2020 6:15 PM

Cada persona tiene un sueño que espera que algún día se haga realidad. Kelly Russon, quien soñó con ser madre pero que ha luchado por quedar embarazada debido a su asombroso peso, finalmente está esperando un bebé luego de haber logrado bajar la enorme cantidad de 79 libras (aprox. 36 kg).

“Después de todo lo que he pasado durante los últimos 10 años tratando de quedar embarazada, todavía no parece real”, dijo la futura mamá de Bradford, West Yorkshire, a la Agencia de noticias Caters.

Kelly Russon embarazada. (Caters News)

La asistente de telecomunicaciones de 35 años se dio cuenta inicialmente que tenía problemas para concebir en 2008 cuando le diagnosticaron el síndrome de ovario poliquístico (SOPQ), una condición hormonal que es común entre las mujeres en edad reproductiva. El trastorno hace que las mujeres tengan períodos menstruales largos o poco frecuentes. Además, los ovarios pueden desarrollar numerosas y pequeñas colecciones de fluidos (folículos) y no liberan regularmente óvulos, según Mayo Clinic.

Durante ese tiempo, los médicos advirtieron a Kelly, que pesaba 278 libras (aprox. 126 kg) en ese momento, que si no bajaba algo de peso, eso le causaría impedimentos y restringiría sus posibilidades de quedar embarazada.

Sin embargo, Kelly no hizo caso de la advertencia seriamente y continuó atiborrándose de bolsas de patatas fritas, dulces y un paquete entero de galletas entre comidas.

Kelly Russon antes de bajar de peso. (Caters News)

“Mi problema fue que siempre recurrí a la comida, ya sea que estuviera feliz o triste y siempre he sido una botanera”, recordó Kelly. “No eran mis comidas principales o el tamaño de las porciones, sino lo que comía entre ellas”.

En 2011, Kelly sufrió su primer aborto con su expareja. Esto realmente la destrozó.

“Todo lo que siempre he querido es ser madre, y la idea de no poder serlo fue devastadora”, dijo Kelly. “Me consumía la vida, pensaba que prefería no vivir en absoluto que vivir y no ser madre”.

Decidida a no renunciar a su sueño de ser madre, Kelly intentó concebir durante los tres años siguientes, pero fracasó.

Luego, hace siete años, cuando Kelly conoció a su pareja, Chris Senior, de 39 años, ella intentó quedar embarazada, pero se encontró con otro aborto en junio de 2017 a las siete semanas de embarazo.

Los médicos volvieron a aconsejar a Kelly que los abortos ocurrieron debido a su alto IMC (índice de masa corporal) y a su sobrepeso físico.

Fue entonces cuando Kelly decidió que era hora de un cambio y comenzó a centrarse en bajar esos kilos de más. Kelly recordó que incluso antes de empezar a hacer ejercicio, bajó 28 libras (aprox. 13 kg). Sin embargo, decidida a mantener su físico, en julio de 2018, Kelly comenzó Slimming world (un programa que ayuda a bajar de peso) y a ir al gimnasio cinco veces a la semana.

Luego decidió pedir más ayuda ya que no quería optar por la fertilización in vitro (FIV).

“La doctora a la que me remitieron en Bradford Royal Infirmary fue muy estricta conmigo, me dijo que mis abortos fueron un resultado directo de mi peso”, continuó Kelly, “e incluso me dio una rutina diciéndome que tenía que concentrarme en bajar de peso antes de intentar quedar embarazada una vez más”.

Kelly Russon con su pareja, Chris Senior. (Caters News)

Desde entonces, Kelly ha bajado 79 libras (aprox. 36 kg) y también ha salido de su rutina en diciembre de 2019. Después de esto, ella y su pareja, Chris, decidieron intentarlo una vez más y ver si podían convertirse en padres naturalmente. La pareja incluso decidió que, si no podían formar una familia en el plazo de un año, se rendirían.

Sin embargo, para su sorpresa, cuando Kelly decidió hacerse una prueba de embarazo por capricho en mayo de 2020, dio positivo.

“Cuando la prueba dio positivo no podía creerlo, inmediatamente volví a las tiendas y compré 10 pruebas más”, dijo Kelly. “Ahora estoy en la semana 20 y llegar a esa etapa es un gran hito”.

La tomografía del bebé de Kelly Russon. (Caters News)

Kelly, cuyo bebé nacerá en enero de 2021, está emocionada por conocerla e incluso decidió llamarla Elsie Rose.

“No puedo esperar a conocerla, siento que mis sueños se están haciendo realidad”, concluyó. “Es un pequeño milagro”.

¡Nos encantaría escuchar sus historias! Puede compartirlas con nosotros en [email protected]


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.