Mace derrota a Arrington en las primarias para el Congreso de Carolina del Sur

Por Jeff Louderback
15 de Junio de 2022 10:39 AM Actualizado: 15 de Junio de 2022 10:39 AM

MT. PLEASANT, Carolina del Sur— La representante Nancy Mace (R-S.C.) derrotó a su contrincante Katie Arrington en las primarias republicanas del 1er distrito del Congreso de Carolina del Sur el 14 de junio.

Con el 95 por ciento de los votos reportados a las 11:17 p.m. ET, Mace recibió el 53.06 por ciento de las preferencias, seguida por Arrington con el 45.18 por ciento, según Decision Desk HQ.

Fue una carrera que contó con un titular que fue respaldado por el presidente Donald Trump en 2020 y una exrepresentante estatal que obtuvo su sello de aprobación este año.

Mace mantenía una ventaja a última hora de la tarde, pero los resultados del condado de Beaufort, bastión de Arrington, no habían llegado, lo que daba esperanzas a la aspirante. Al final, Mace se impuso en el condado de Beaufort con el 52,09%, frente al 45,97% de Arrington, con el 91% de los votos escrutados.

Mace había desbancado al demócrata Joe Cunningham en 2020, reforzada por el apoyo de Trump.

La candidata votó a favor de certificar los resultados de las elecciones presidenciales de 2020, pero a diferencia del representante del 7º distrito del Congreso, Tom Rice (R-S.C.), no votó a favor de impugnar a Trump por incitar los disturbios del 6 de enero. Ella decidió no unirse a los 35 republicanos que votaron a favor de una comisión para investigar el incidente del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos.

Mace ha culpado frecuentemente a Trump de lo ocurrido en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero, lo que llevó a Trump a respaldar a Arrington.

“Ella le dio la espalda al [ex] presidente Trump, y eso no es lo que hace un conservador”, dijo Arrington en un debate el 23 de mayo. “Ella entendió mal el distrito. Ella pensó que este distrito era un distrito moderado y no lo somos”.

De 2016 a 2018, Arrington representó al Distrito 94 de la Cámara de Carolina del Sur.

En 2018, derrotó al congresista en ejercicio y exgobernador Mark Sanford en las primarias republicanas antes de perder en las elecciones generales ante el representante Joe Cunningham (D-S.C.). Fue la primera vez que un candidato demócrata a la Cámara de Estados Unidos se impuso en el distrito desde 1978.

Mace se desempeñó como representante estatal en la Cámara de Representantes de Carolina del Sur de 2018 a 2020 antes de obtener su actual escaño en el 1er Distrito del Congreso. Tiene el respaldo de la exgobernadora de Carolina del Sur, Nikki Haley, y del líder de la minoría de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Kevin McCarthy (R-Calif.), junto con la Asociación Nacional del Rifle y el Club para el Crecimiento.

Durante meses, Mace ha afirmado que Arrington no es elegible porque es demasiado extrema para el distrito.

“Yo soy la única candidata aquí que sabe cómo vencer a un demócrata en estos días en este distrito”, dijo Mace en una declaración. “Yo prometí que trabajaría duro, prometí ser una voz independiente y prometí no seguir la línea del partido cuando se grava demasiado y se gasta demasiado en este país”.

Mace superó lo que algunos expertos percibieron como un desafío debido al nuevo mapa del 1er distrito del Congreso, que eliminó una gran parte de las áreas mayormente de izquierda en los suburbios de Charleston y las reemplazó con el condado de Berkeley, más conservador.

Si esas líneas existieran en 2020, Trump habría ganado el distrito por 8 puntos.

El nuevo mapa creó un distrito en el que los republicanos tienen una ventaja de 17 puntos, frente a los 14 puntos de ventaja del antiguo mapa, según FiveThirtyEight.

Mace recaudó 4.1 millones de dólares, frente a los 909,000 de Arrington.

La campaña de Mace utilizó parte de ese dinero para atacar a su contendora en relación con la suspensión de su acreditación de seguridad por parte del Pentágono en el año 2021, debido a las acusaciones de que había revelado información clasificada.

Arrington es una experta en ciberseguridad que se desempeñó como jefa de seguridad de la información del Pentágono en la oficina de adquisición y sostenimiento durante la administración de Trump.

La candidata se defendió de las acusaciones.

“Señoras y señores, solo demuestra lo bajo que llegará Nancy Mace”, dijo Arrington durante el debate. “Yo fui víctima de un golpe político a quemarropa. Yo sirvo con orgullo a mi nación”.

El presidente del Partido Republicano del Condado de Beaufort, que forma parte del primer distrito del Congreso es Kevin Hennelly.

Los datos indican que esta “no era una carrera sobre Trump”.

“Al principio, las encuestas de los sondeos que realizamos mostraron que esta carrera no es sobre Trump”, dijo Hennelly a The Epoch Times. “Él es definitivamente un factor, pero no se trata solo de él”.

“Los resultados de nuestros sondeos mostraron que los votantes creen que la plataforma America First (Estados Unidos Primero) es lo más importante”, añadió Hennelly.

Arrington ganó abrumadoramente las encuestas de muestreos en el condado de Beaufort, dijo Hennelly.

El condado de Beaufort es más conservador ahora que cuando Mace fue elegida en 2020, según Hennelly.

Mace se enfrentará a la Dra. Annie Andrews, una pediatra, en las elecciones generales. Andrews no tuvo oposición en las primarias Demócratas.

Mace está ampliamente favorecida para ganar otro mandato. El Cook Political Report, la Bola de Cristal de Sabato e Inside Elections han calificado el 1er Distrito del Congreso de Carolina del Sur como un sólido escaño republicano.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.