Madre de 15 años entrega a su bebé en adopción. 35 años después, su hijo está justo detrás de ella

Por Louise Bevan
22 de Agosto de 2019 Actualizado: 23 de Agosto de 2019

Una corredora y madre de Pittsburgh se llevo la sorpresa de su vida en la línea de salida de la Media Maratón de Pittsburgh; una reunión muy emotiva con su hijo biológico.

Stacey Faix quedó embarazada a la edad de 15 años y tomó la desgarradora decisión de dar en adopción a su bebé recién nacido, con la esperanza de que su hijo tuviera una vida mejor. Demasiado joven y sin estar lista para ser madre, Stacey se despidió con tristeza sin ni siquiera poder abrazar a su bebé.

Stephen Strawn creció, y lleno de curiosidad, comenzó a buscar evidencia de su madre biológica. Poco sabía en ese momento, pero su certificado de nacimiento original se había perdido en una inundación, haciendo que su búsqueda fuera infructuosa.

En noviembre del 2017, las leyes fueron actualizadas para permitir que los niños adoptados tuvieran acceso a certificados de nacimiento que contenían los nombres de sus padres biológicos, y la búsqueda de Stephen fue reiniciada.

“He buscado por años”, dijo Stephen a ABC. “Ha sido un callejón sin salida”. En un último esfuerzo, el decidido hombre de 35 años envió su información a una agencia. Solo tuvo que esperar un mes, y su larga y minuciosa búsqueda había terminado.

“Fue un gran suspiro de alivio”, admitió Stephen; el nombre de Stacey estaba en el certificado. La encontró en Facebook y le envió un mensaje a su madre al día siguiente.

“Dije: ‘Oye, tengo una pregunta muy rara'”, dijo Stephen. “¿Pusiste a un niño en adopción en 1982?”.

Stacey respondió afirmativamente. Stephen respondió con una sola frase: “Creo que puedes ser mi madre biológica”.

 Stephen Strawn
Foto cortesía de Stephen Strawn

Antes de que los dos pudieran hablar de reunirse entre ellos, Stephen se dio cuenta de que tenía la oportunidad perfecta para organizar una sorpresa. Stephen, un veterano de la Fuerza Aérea, notó que su mamá era miembro del grupo de Pittsburgh de Team Red, White and Blue (RWB), un grupo que apoya y recauda fondos para los veteranos.

Stephen Strawn
Foto cortesía de Stephen Strawn

Stacey se había comprometido a correr la Media Maratón de Pittsburgh. Increíblemente, Stephen era miembro del comité de RWB Ohio y también él correría la maratón. La oportunidad era demasiado asombrosa para dejarla pasar.

Consiguiendo la ayuda del presidente del grupo de Pittsburgh, Stephen se aseguró de la presencia de los medios de comunicación y esperó el momento perfecto para sorprender a su confiada madre.

 Stephen Strawn
Foto cortesía de Stephen Strawn

En un momento dado, la esposa de Stephen, que estaba en la sorpresa, tuvo que llevar a su esposo a un baño portátil para esconderse de Stacey; dado que todo estaba despejado, el plan de Stephen se puso en marcha.

Momentos antes de que empezara la carrera, alguien le dio a Stacey una tarjeta escrita a mano.

“Han pasado 13.075 días desde la última vez que me viste”, dijo Stephen. “No quería hacerte esperar una vez más”.

La mirada en la cara de Stacey lo dijo todo. Sabía quién estaba detrás de ella, y apenas podía esperar a tenerlo entre sus brazos. ¡Mira la reunión conmovedora y emotiva por ti mismo, y disfruta el momento en que Stacey ve y abraza al hijo que perdió hace 35 años!

“Me emocioné mucho y me puse a llorar”, dijo Stephen a  Inside Edition. “Mientras nos abrazábamos, ella dijo: ‘Nunca te abracé’, y eso me rompió el corazón”.

“No querían que yo lo abrazara”, explicó Stacey a la  WTAE. “No lo recomendaron. “¡Así que finalmente pude abrazarlo!”.

Como si su madre biológica no fuera suficiente, un feliz y abrumado Stephen también conoció a sus hermanas biológicas que le ayudaron a preparar la sorpresa.

Madre e hijo corrieron la carrera uno al lado del otro. “La carrera fue genial”, dijo Stephen más tarde. “Terminamos en 2 horas y 50 minutos, pero nunca se trató de velocidad”. De hecho, se trataba de recuperar el tiempo perdido. Y la familia lo hizo, en una alegre y estridente comida al aire libre después de la carrera.

Stephen y su esposa fueron invitados a asistir a la graduación de su hermana biológica, y a cambio, los Strawns invitaron a Stacey y a su familia a Ohio para una comida al aire libre en verano. “Es algo que se ve en las películas”, sonrió Stephen.

“Todo era perfecto”.

El médico solo usa sus manos para reposicionar manualmente al bebé 

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS