Madre demanda a escuela por diferenciar a su hijo autista poniéndole un chaleco amarillo

Por Richard Szabo - La Gran Época
06 de Abril de 2019 Actualizado: 06 de Abril de 2019

Una madre está librando una batalla legal contra una escuela en Reino Unido que le pidió a su hijo que usara un chaleco reflectante para ayudar a los maestros a saber que es autista.

La Madre, Joanne Logan, demandará a la Escuela Primaria Cherry Lane de West Drayton, Londres, ante el tribunal de discapacidad.

Logan acusa a la escuela de discriminar a su hijo Charlie, de 7 años, por pedirle que use un chaleco amarillo en los recreos por ser autista.

Se puso “furiosa” después de escuchar a Charlie quejarse de que se sentía incómodo por tener que usar el chaleco en la escuela.

“Me hicieron usar un chaleco amarillo en el patio de recreo, y me sentí muy mal y me sentí muy feo, y realmente no quise hacerlo porque me estaba destacando. Nadie más tenía uno”, dijo en un video de YouTube publicado el 27 de marzo.

La madre estaba especialmente molesta porque afirma que la escuela nunca le informó que a Charlie se le exigía que usara un chaleco.

“No sabía nada hasta que me lo dijo. Fui a la escuela y les dije: ‘¿Qué demonios está pasando? ¿Por qué lleva puesto este chaleco?’”, dijo a The Mirror. “Charlie estaba siendo diferenciado en el patio de recreo. Él era el único que llevaba un chaleco y así es como empieza la discriminación”.

La dirección de la escuela argumenta que la madre ya sabía que Charlie tendría que usar el chaleco y que otros estudiantes también usan chalecos en el patio de recreo por diferentes razones. Sin embargo, Logan discute con cuánta claridad le fue transmitida esta información. Sostiene que no habría dado su consentimiento si hubiera sabido exactamente lo que esto implicaba.

Un portavoz del consejo local de Hillingdon confirmó que “los chalecos reflectantes no son obligatorios para nadie y solo se usan con el consentimiento de los padres” en esa escuela.

Después de que Logan se quejó a la escuela, Charlie ya no tuvo que usar el chaleco. La relación con la escuela se deterioró tanto que decidió trasladar a Charlie a otra escuela.

La demandante, que tiene cinco hijos autistas, dos de los cuales ya son adultos, admite que no puede pedir una compensación económica y que está tomando medidas legales para ganar un caso histórico para que Charlie y otros niños nunca más tengan que sobresalir entre sus compañeros.

“Solo quiero asegurarme de que ningún otro niño autista tenga que pasar por lo que nosotros pasamos y tiene que ser desafiado, y si este caso se gana, podría cambiar eso”, dijo Logan.

Ella reveló que no es la única madre preocupada.

“Mucha gente ha dicho que han tenido experiencias similares. Puede afectar a los niños a medida que crecen, ya que se dan cuenta de que son diferentes”, dijo. “Ellos saben todas estas cosas. Solo quieren ser aceptados…. tenemos que dejar de singularizar a nuestros hijos discapacitados”.

La abogada de Simpson Millar, Sarah Woosey, está representando a Logan y a su familia, y confirmó que la disputa se ha elevado al Tribunal Superior, que decidirá si el caso puede ser escuchado.

La abogada presentó la reclamación poco más de seis meses después del incidente con Charlie. Las normas establecen que cualquier reclamación debe presentarse dentro de un plazo de seis meses, excepto cuando el plazo se cumpla durante las vacaciones de Navidad o el verano escolar.

“Ahora estamos luchando arduamente para asegurar que se permita que este caso progrese, ya que estamos convencidos de que es importante asegurar la justicia en nombre de Charlie, así como para tranquilizar a los miles de padres de niños que tienen necesidades educativas especiales de que las escuelas deben tratar a los niños de manera justa y de acuerdo con la ley”, dijo Woosey.

Desde que la solicitud de Logan para obtener asistencia jurídica financiada con fondos públicos ha sido denegada, ella ha lanzado una campaña de financiación colectiva para ayudar a pagar los gastos legales.

“Inicialmente recaudaré 3260 dólares, pero tengo que seguir adelante y recaudar tanto como sea posible porque los costos podrían llegar hasta 13.038 dólares”, dijo en su página de recaudación de fondos. “Todos los fondos serán transferidos directamente a mi equipo legal y cualquier monto con el que puedas contribuir hará una gran diferencia”.

El consejo local dijo que los procedimientos legales aún no han comenzado oficialmente.

“No hay ningún caso legal contra Hillingdon Council en relación con esta o cualquier otra discriminación por discapacidad”, dijo un portavoz. “La Sra. Logan ha elegido proporcionar educación electiva en casa para su hijo”.

Logan está temporalmente educando a Charlie en el hogar hasta que consiga un lugar en una escuela especializada de Londres que atiende específicamente a niños autistas.

“Desde que salió de la escuela ha sido un buen chico. No he tenido problemas en casa”, dijo. “Solo quiero que esté en el lugar correcto para que sea feliz”.

****************************

Video relacionado:

Esta mamá compartió el secreto que liberó a su hijo del autismo: “La mejor parte de este cambio es que él sigue siendo él mismo, pero simplemente más feliz”

TE RECOMENDAMOS