Madre se reúne con su hijo secuestrado después de dos décadas buscándolo

Por Jack Phillips - La Gran Época
22 de Abril de 2019 Actualizado: 22 de Abril de 2019

No había señales de Steve Hernández en la casa de su familia en Rancho Cucamonga, California, después de que su padre lo secuestró hace 21 años.

Su madre, María Mancia, no lo volvió a ver después de eso y solo tenía una pequeña fotografía de él.

En 1995, su padre, Valentín Hernández, se llevó a su hijo de 18 meses junto con la ropa del niño, fotos e incluso la imagen del ultrasonido.

La única foto que tenía de su hijo le fue enviada vía correo por parientes en El Salvador.

Pero el jueves, Mancia se reunió con Steve, que ahora tiene 22 años, después de que los investigadores lo llevaron al otro lado de la frontera entre México y Estados Unidos con la oficina del fiscal de distrito del condado de San Bernardino.

Valentín Hernández llevó al niño a la Ciudad de México.

“Esta angustia que he cargado se ha ido ahora que tengo a mi hijo de vuelta. Pasé 21 años buscándolo sin saber nada”, dijo Mancia a ABC7.

Mancia siguió yendo a la policía, pero el caso finalmente se enfrió. Fue entregado a la Unidad de Secuestro de Menores del Fiscal de Distrito del Condado de San Bernardino en 2012.

Un consejo que los investigadores recibieron en febrero los llevó a Steve, que ahora vive en Puebla, México, y es estudiante de derecho. El mismo Valentín Hernández desapareció, y probablemente murió. Las autoridades no han podido confirmar su muerte.

“Con los análisis de ADN que coinciden con los de su madre, sabíamos que encontramos a Steve”, dijo el fiscal de distrito del condado de San Bernardino, Michael Ramos, a ABC7.

En cuanto a Mancia, “nunca se había dado por vencida después de todos estos años, pero había aceptado el hecho de que tal vez no conociera a su hijo”, dijo Karen Cragg, investigadora principal de la oficina del fiscal de distrito, al Los Angeles Times.

“Nunca ver al niño y reunirnos después de 21 años, fue un momento increíble, increíble”, dijo.

Encontrar a Steve resultó ser difícil.

“No estábamos seguros de haber localizado a la persona correcta”, dijo Cragg. “Así que usamos una artimaña y le dijimos a Steve que estábamos llevando a cabo una investigación relacionada con la desaparición de su padre”.

Cuando hablaron con él, descubrieron que el relato de su pasado se superponía con el caso del niño desaparecido. Steve les contó que sabía que había sido secuestrado, pero pensó que había sido abandonado por su madre, dijo Cragg a LA Times.

“Viví todos estos años sin mi madre, para luego encontrar que está viva en otro país, fue muy emotivo”, dijo Steve.

Steve, ciudadano estadounidense, también tiene otros cuatro hermanos y no planea regresar a México.

*********************

Puede interesarte:

Las caravanas son una invasión a EE.UU. y a México

TE RECOMENDAMOS