Maestro de Virginia que habló en contra de política transgénero llega a un acuerdo con junta escolar

Por Terri Wu
16 de Noviembre de 2021 8:05 PM Actualizado: 16 de Noviembre de 2021 8:05 PM

LEESBURG, Va.–Un maestro de Virginia que fue suspendido luego de hablar en contra de una política pro-transgénero en una reunión de la junta escolar, pudo formalmente regresar a su puesto, luego de llegar a un acuerdo con la Junta Escolar del Condado de Loudoun sobre este tema.

El 15 de noviembre, el Tribunal de Circuito del Condado de Loudoun ordenó (pdf) que Tanner Cross, un maestro de educación física de la Escuela Primaria Leesburg, sea reintegrado permanentemente a su puesto de maestro.

En mayo, Cross habló en una reunión de la junta para denunciar una política pro-transgénero, diciendo que no usaría el pronombre preferido de un niño porque eso implicaría “mentirle a un niño” y “pecar contra nuestro Dios”. Dos días después, fue suspendido.

A principios de junio, Cross demandó a la junta escolar y al superintendente Scott A. Ziegler, alegando que habían violado sus derechos al libre ejercicio de la religión y la libertad de expresión.

En junio, el juez del Tribunal de Circuito del condado de Loudoun, James E. Plowman, ordenó a la junta que reinstalara a Cross ya que el caso estaba pendiente, una decisión confirmada por la Corte Suprema de Virginia en agosto.

Cross llegó a un acuerdo (pdf) con la Junta Escolar del Condado de Loudoun el 10 de noviembre, según el cual la junta escolar acordó cubrir USD 20,000 en honorarios legales y eliminar cualquier referencia a la suspensión de su archivo personal.

“Ahora puedo seguir enseñando con confianza en la escuela primaria de Leesburg sin temor a un castigo por expresar mis opiniones”, dijo Cross en la conferencia de prensa afuera del Palacio de Justicia de Loudoun en Leesburg, Virginia, el lunes. “Ahora la batalla gira en torno a la política 8040 en sí”.

La Política 8040 (pdf) es una medida introducida por la junta escolar en agosto que requiere que los maestros y el personal de las Escuelas Públicas del Condado de Loudoun se dirijan a un estudiante transgénero o de “género variante” con los pronombres preferidos del estudiante. Los abogados de Cross se han referido al requisito como el “mandato de pronombre”.

Cross, junto con otras dos maestras locales Monica Gill y Kimberly Wright, está pidiendo a la corte que emita una orden judicial para detener la aplicación de la Política 8040. Durante la audiencia del lunes, el juez Plowman dijo que probablemente decidiría el caso antes de Navidad.

“No puedo mentirle a un niño. Pero eso es exactamente lo que la política me exige que haga. Así que hoy le pedimos a la corte que detenga esta política porque me obliga a decir cosas que son falsas y dañinas para mis estudiantes”, dijo Cross en la conferencia de prensa.

Tyson Langhofer, un abogado demandante, habla frente al Tribunal de Circuito del Condado de Loudoun el 15 de noviembre de 2021. (Cortesía de Alliance Defending Freedom)

Los argumentos en la corte el lunes se centraron en si el mandato de pronombres infringía la cláusula de libre ejercicio de la religión bajo la Primera Enmienda, y si la política era una “preocupación pública” que activaría protecciones bajo la cláusula de libertad de expresión. Sin embargo, si se determina que la política es una instancia de “discurso curricular”, patrocinado por la escuela, supervisado por el profesorado y diseñado para impartir conocimientos o habilidades, entonces queda fuera del alcance de las protecciones de libertad de expresión de la Constitución.

Stacey Haney, una abogada defensora que representa a la junta escolar y al superintendente, dijo durante la audiencia que la política requeriría que los maestros digan solo los pronombres sin afirmar la creencia. Pero el abogado demandante Ryan Bangert sostiene que tal escenario no funcionaría en la práctica.

“Cada vez que le quitas a alguien la capacidad de vivir su vida honestamente, verdaderamente, de decir la verdad como ellos la creen, entonces le estás quitando no solo un derecho, sino uno de los derechos más fundamentales que nuestra Constitución puede garantizar. Es absolutamente esencial para la conciencia y la dignidad humanas”, dijo Bangert a The Epoch Time después de la audiencia.

Haney, el abogado defensor, también dijo que la implementación de la Política 8040 en el aula sería específica para el estudiante transgénero y la familia del estudiante y, por lo tanto, no constituiría una preocupación pública. El juez Plowman luego preguntó si este era el caso considerando que la política afectó a otros estudiantes de la misma clase y a sus padres. Haney respondió que si bien los padres pueden comentar sobre la política en las reuniones de la junta escolar, esto no hace que el tema sea una preocupación pública.

Plowman también preguntó hasta dónde se extendería la política: ¿Sería una violación de la política si un maestro se encontrara con un estudiante transgénero en una tienda de comestibles y no se dirigiera al estudiante con su pronombre preferido? Después de unos segundos de silencio, Haney respondió que las palabras del maestro habladas fuera del aula no serían un discurso del plan de estudios, sin especificar si esto sería una violación de la política o no.

Haney también afirmó que las Escuelas Públicas del Condado de Loudoun elegirían el pronombre del estudiante, incluso si no está incluido en la lista proporcionada por la política.

Según Tyson Langhofer, otro abogado demandante, esto significa que la política no debe considerarse un discurso curricular.

“La escuela está designando al estudiante para que decida lo que se dice y lo que se dice. El estudiante tiene ese derecho en todo momento para determinarlo”, dijo Langhofer a The Epoch Times. “De modo que [el pronombre preferido] no puede ser [discurso] curricular cuando dicen que el estudiante tiene derecho a elegir esto. Esto no está siendo diseñado por la escuela; es el estudiante”.

En respuesta a la solicitud de The Epoch Times sobre el acuerdo y la audiencia judicial, el Oficial de Información Pública de las Escuelas Públicas del Condado de Loudoun, Wayde Byard, dijo que no comentaría sobre litigios pendientes.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.