Maestro golpea a un niño con la regla todos los días por llegar tarde, hasta que descubre la verdad

Por Robert Jay Watson
01 de Agosto de 2019 Actualizado: 01 de Agosto de 2019

Para muchos niños en todo el mundo, la escuela no es algo que puedan dar por sentado. Mientras que en la mayoría de los países desarrollados la escuela es obligatoria y gratuita, en las regiones más pobres del mundo no es así.

Según un informe de la UNESCO publicado en el 2018, solo el 83 por ciento de los niños del mundo terminarán la escuela primaria, el nivel más básico posible. Hasta 264 millones de niños y niñas no recibirán ningún tipo de educación.

Para las personas privilegiadas que no pueden imaginar lo que impediría a un niño ir a la escuela, Fahad Maqsusi, un artista de las redes sociales de la India, mostró exactamente a lo que se enfrentan los niños de familias pobres.

El vídeo muestra un aula de niños en la India. En el primer día de la historia, el maestro está escribiendo notas en la pizarra para una lección sobre el sistema político de la India. Los estudiantes están escuchando al maestro cuando aparece otro niño. El maestro mira hacia abajo su reloj, claramente irritado porque el niño ha llegado tarde a la clase.

reloj
Imagen ilustrativa. (Thongchai Tokvamroo/Pixabay )

Aunque puede resultar chocante para los televidentes en Estados Unidos, el niño debe extender su mano derecha para recibir el castigo por llegar tarde. El maestro toma su regla y golpea la mano del niño antes de permitirle que se siente y se una a la clase.

En el día 2, la interacción es muy parecida. Una vez más, el niño llega tarde y el maestro se enoja. Solo hoy, el niño es reacio a extender su mano sabiendo el castigo que le espera. Finalmente, el maestro furioso se acerca a él, le toma la mano y le da dos golpes con la regla.

profesor-alumno-regla
(Foto cortesía de Fahad Maqsusi)

Parece que ese horrible ciclo nunca terminará para el estudiante que llega tarde. Desafortunadamente, en el día 3, el terrible escenario continúa. El niño llega tarde una vez más y el maestro está listo con la regla. Solo que esta vez, el niño retira su mano cada vez que el maestro trata de golpear su mano con la regla.

Todo lo que esto hace es hacer que los otros niños de la clase se rían a carcajadas, ¡y hacer que el maestro se enoje mucho más! Luego de unos segundos el profesor le da dos golpes duros en la mano con la regla. ¿Terminará alguna vez?

alumnos-sonriendo-clase
Imagen ilustrativa. (AkshayaPatra Foundation/Pixabay)

Pero finalmente, en el día 4, sucede algo que cambia completamente la perspectiva del profesor. El está en la calle temprano por la mañana, corriendo antes de que empiece la escuela. De repente, ve al estudiante eternamente tardío. Solo que el niño no pierde el tiempo jugando con el teléfono o corriendo con sus amigos. Está andando en bicicleta por la calle con un sentido de propósito.

El profesor curioso se detiene y se da la vuelta para ver qué está pasando. Intrigado por ver una gran pila de periódicos en la parte trasera de la bicicleta, se esconde detrás de una pared para ver qué está haciendo exactamente el niño. Ve al niño tomar un periódico y tirarlo sobre la pared de una casa. Y luego otra vez en otra casa.

niños en bicicleta
Imagen Ilustrativa. (Crédito:  Mazur Travel | Shutterstock)

Esta es la razón por la que el chico ha llegado tan tarde. Tiene una ruta de periódicos para mantener a su familia y tal vez para ayudar a pagar los útiles escolares, los libros de texto y el uniforme, para poder asistir a la escuela.

Más tarde esa mañana, cuando el niño aparece en la escuela, la interacción es completamente diferente. Mientras que el niño, que no tenía ni idea de que el maestro lo vio en su trabajo, espera más golpes por llegar tarde, está completamente aturdido cuando el maestro se le acerca y le da un gran abrazo.

maestro y alumno
Imagen Ilustrativa. (Crédito: thipjang | Shutterstock)

“Hay muchos privilegiados que viven con secretos ocultos, este es un ejemplo”, escribió Fahad Maqsusi, describiendo el vídeo en Facebook. El mensaje de ser compasivos y comprensivos con aquellos que provienen de entornos difíciles conmovió a muchos espectadores.

Una persona no pudo comentarlo de mejor manera: “Es un mensaje muy importante para todos, en todas partes y en todas las culturas. Somos demasiado rápidos para juzgar en nuestro mundo y aún más rápidos para condenar”.

Cuando unos motociclistas se enteraron que una chica tenía cáncer, quisieron sorprenderla con algo muy valioso para ella 

¿Te gustó este artículo? Entonces, te pedimos un pequeño favor. Apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS