Maestro que perdió una pierna en Siria ahora enseña Kung Fu a 100 niños

Por Celeste Armenta
24 de Enero de 2022 5:18 PM Actualizado: 24 de Enero de 2022 5:18 PM

Contar con una sola pierna no le impidió a un joven convertirse en maestro de Kung Fu y encargarse de enseñar el arte marcial a niños huérfanos.

Cuando solo contaba con 18 años, Fadel Othman recibió un disparo de obús (proyectil de artillería) en la pierna derecha, mientras se dieron enfrentamientos entre rebeldes y las fuerzas del gobierno en Alepo, Siria. Era el 2015 y el joven fue llevado rápidamente a Turquía, donde permaneció tres años en tratamiento, según informó Firspost.

Aunque el joven terminó perdiendo la pierna, aprovechó su estancia en el vecino país y buscó la manera de seguir entrenando Kung Fu, un arte marcial que practica desde los 12 años. Su amor por la disciplina lo llevó a participar en competencias y alcanzar el grado de entrenador.

Fadel Othman. (AAREF WATAD/AFP vía Getty Images)

La discapacidad causada por el bombardeo nunca fue un obstáculo para la preparación del joven como profesor. Y consciente de lo frágil de la vida en medio de los conflictos en su país, Othman decidió compartir sus conocimientos con los niños más vulnerables emocionalmente: los huérfanos.

En un modesto pero digno espacio, el profesor se reúne con niños de entre 8 y 15 años diariamente. A pesar de sostenerse en una sola pierna, enseña a los alumnos los ejercicios necesarios para su formación y compartió que no siente el cansancio, ya que “ama este deporte” y cree que “enseñarlo a otros es un placer que no es más que diversión”, informó el medio Proiqra.

Fa.del Othman (AAREF WATAD/AFP vía Getty Images)

La escuela de Kung Fu llamó mucho la atención y ahora tiene 100 alumnos que asisten de manera regular. La mayoría de los niños perdieron a uno o ambos padres durante la guerra de Siria, diez años atrás.

“Este es el primer equipo que entreno después de mi lesión”, dijo Othman de 24 años, de acuerdo a Firspost.

El tenaz profesor recibió una gran confianza de parte de sus alumnos y, al mismo tiempo, él cree firmemente en que los niños crecerán y podrán convertirse algún día en campeones del mundo.

Además, Othman le dijo a Proiqra, que la formación para los niños en el Kung Fu o deportes similares es para que los niños se puedan proteger, y aún más importante, que se conviertan en personas sanas e inteligentes.

Fadel Othman. (AAREF WATAD/AFP vía Getty Images)

“Mi único sueño es ampliar este proyecto para dar cabida a la mayor cantidad de niños”, agregó.

Sin embargo, el testimonio de sus alumnos es el más contundente y conmovedor.

Omar Raslan, de 13 años, dijo a Proiqra que con la practica de Kung Fu “aspira a convertirse en una persona fuerte, paciente y con moral”.

Raslan dijo que “ama a su entrenador y a sus compañeros del centro; y sueña con representar a los niños de Siria en competencias internacionales”.

Muhammad Thaer, que perdió a su padre durante los bombardeos, compartió que “el Kung Fu le dio confianza en sí mismo y le enseñó la humildad”.

Fadel Othman. (AAREF WATAD/AFP vía Getty Images)

Como profesor, Othman no solo está enseñando un arte marcial a los niños, les está dando esperanza.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.