Mamá advierte a otros padres luego de que su bebé cae de la cama y sufre daño cerebral

Por Jack Phillips - La Gran Época
31 de Mayo de 2019 Actualizado: 31 de Mayo de 2019

Esta advertencia viral de una madre es un recordatorio a los padres de niños pequeños para que nunca los pierdan de vista.

Paige Ferguson, la madre, publicó fotos de su hijo de 6 meses, Colton, en Facebook, y contó a la revista People que decidió acostar a su hijo en la cama de sus amigos.

Había dejado a su bebé en una cama matrimonial que estaba a solo unos 60 centímetros del suelo.

Ferguson, que estaba con su prometido, Blake Linton, dijo que luego escucharon un ruido fuerte y sordo. La madre primeriza dijo que sabía que era su hijo el que golpeó el suelo.

“Empezó a llorar inmediatamente. Nunca he visto a su padre moverse tan rápido. Blake dejó todo y corrió a la habitación para agarrarlo”, dijo Ferguson a la revista. “A un lado de su cabeza había un chichón…. Colton es mi primer bebé, así que soy una madre paranoica y quería que le hicieran un chequeo sólo para estar segura”.

Los padres llevaron a Colton al hospital, diciendo que parecía estar bien durante el viaje.

Sin embargo, una tomografía computada reveló que tenía el cráneo fracturado.

“Recuerdo haber puesto la cabeza en la cama y llorar y llorar. No podía entender la idea de que algo aparentemente tan menor causara tanto daño”, dijo a la revista. “No podía mantener la compostura. Nunca mentiré y diré que fui fuerte en ese momento. Realmente no lo era. Seguí abrazando a Blake y diciendo: ‘Lo siento'”.

El niño fue llevado más tarde de Arkansas al Hospital Infantil Le Bonheur en Memphis, Tennessee, y se sometió a una cirugía cerebral de emergencia. También sufrió un paro cardíaco.

“No pensaron que viviría en absoluto. Entré en la UCI después de su cirugía y el médico se me acercó. Sus palabras exactas fueron: ‘Señora, necesito que entienda que lo más probable es que su hijo muera a causa de esto'”.

El niño permaneció en el hospital durante aproximadamente un mes, sometiéndose a otra cirugía cerebral y a varias transfusiones de sangre.

“Estaba incrédula. Todavía lo estoy. me mantuve rezando y rezando. No podía entenderlo. Sentía como si estuviera en un sueño horrible. Como, esto no puede ser real”, añadió.

Al finalizar el mes, el bebé estuvo lo suficientemente bien como para volver a casa.

“Fue increíble. Colton fue un milagro. En todas nuestras consultas de seguimiento, los doctores dijeron, ‘No estoy tratando de ser malo, pero su hijo debería estar muerto. La gente no sobrevive con la lesión que tuvo. Es absolutamente un milagro”, dijo Ferguson.

Dio el crédito a su fe por mantenerla fuerte.

“Realmente le doy toda la gloria a Dios por todo lo que Colton hace ahora y seguirá haciendo”, dijo la mamá.

Sin embargo, el niño sufrió daño cerebral y Ferguson contó que ya no es el mismo.

“Es muy diferente. Ahora no es el mismo Colton que era antes. Incluso justo antes de su accidente estaba constantemente balbuceando con nosotros, no es que no hable”, explicó. “Ya no balbucea más. Está irritable todo el tiempo. Está muy tieso. Podría estar sosteniéndolo, y lo extraño tanto”.

Añadió que ha sufrido otras complicaciones médicas.

Ferguson, sin embargo, se ha mantenido optimista.

“Realmente creo que va a hacer más de lo que [los médicos] creen. Pero también tengo mucho miedo por su futuro”.

En la publicación de Facebook, realizó una advertencia a otros padres.

“Esto es una pesadilla. No quiero que otros padres pasen por lo mismo… no quiero que ningún niño pase por esto. Por favor, tome en serio cualquier golpe en la cabeza. No puedo repetirlo lo suficiente. Mi corazón está roto. Nuestro hijo yace frente a nosotros, pero lo extrañamos muchísimo. Necesito que me oigan… ¡revisen a tus hijos! Por favor. La vieja historia de ‘si la protuberancia es hacia afuera, estás a salvo’, NO es verdad”, comentó.

*****

Descubre a continuación:

Un genocidio oculto se realiza hoy en el país más poblado del planeta

TE RECOMENDAMOS