Mamá advierte sobre los golpes de calor luego de que su pequeña no se despierta de una siesta

Por Jack Phillips - La Gran Época
29 de Junio de 2019 Actualizado: 29 de Junio de 2019

Una mujer canadiense lanzó una advertencia sobre el golpe de calor después de que su hija pequeña no se despertara de una siesta.

Jennifer Abma de Edmonton, Alberta, dijo que mantuvo a sus hijas adentro en medio de una ola de calor en su ciudad, añadiendo que su casa familiar no tiene aire acondicionado, según informó Today.com.

Su hija de 3 años, Anastasia, subió a dormir una siesta después de jugar con su hermana de 1 año.

Abma dijo que fue a ver cómo estaba, y encontró la habitación extremadamente caliente. Entró en pánico cuando no pudo despertar a su hija.

En una publicación viral en Facebook, escribió: “ESTA fue mi noche, este fue el momento más aterrador que haya tenido que imaginar, ESTO es un golpe de calor severo. No hay nada más aterrador que no poder despertar a tu bebé”.

Y añadió: “Esta es una prueba clara de que un niño no necesita estar al sol para tener un golpe de calor. Tardamos 20 minutos en despertarla, cuando llegó la ambulancia, vinieron acompañados de investigadores porque no sabían qué esperar, al igual que yo”.

Los primeros en llegar descubrieron que su nivel de azúcar en sangre era bajo y que la temperatura corporal era de 40 grados centígrados. La temperatura ambiente era de aproximadamente 50° C.

Los paramédicos dieron azúcar a la pequeña, y eventualmente se despertó.

“Tomó 15 minutos despertarla”, dijo Abma a Today.com. “Tuvo mucha, mucha suerte. Probablemente estuvo a minutos de sufrir daños permanentes”.

Abma dijo que en su ciudad rara vez hay temperaturas de más de 27° C.

Aquí está su publicación completa de Facebook:

“ESTA fue mi noche, este fue el momento más aterrador que haya tenido que imaginar, ESTO es un golpe de calor severo. No hay nada más aterrador que no poder despertar a tu bebé.

ESTA es una prueba clara de que un niño no necesita estar al sol para tener un golpe de calor. Tardamos 20 minutos en despertarla, cuando llegó la ambulancia, vinieron acompañados de investigadores porque no sabían qué esperar, al igual que yo”.

“Esto fue una prueba de lo rápido que cambian las cosas.

Anastasia se tomó una siesta, yo no tenía ni idea de lo caliente que estaba su habitación hasta que fui a despertarla y la vi empapada en sudor, con la cara roja, hirviendo e incapaz de reanimarse luego de 15 minutos intentando levantarla, la ambulancia llegó más rápido de lo que jamás hubiera imaginado y le midieron el nivel de azúcar, que eran de 1.2 y deberían estar por encima de 4, le administraron sacarosa y en pocos minutos empezó a llorar claramente asustada”.

“No es mi culpa que esto le haya pasado, pero es difícil no culparse a uno mismo, esta es una lección aprendida y espero que otros padres puedan sacar algo de esto y asegurarse de revisar las habitaciones de su casa porque pueden ser tan peligrosas como un coche caliente.

Aún así estoy temblando y no puedo imaginarme lo que habría pasado si no hubiera ido a ver cómo estaba. Definitivamente ayer tuvimos a Dios de nuestro lado y estoy agradecida por los servicios de emergencia y por Jay que vino tan rápido como fue posible para mantenerme a flote”.

Golpe de calor

Según la Clínica Mayo, los síntomas incluyen:

Temperatura corporal alta: una temperatura corporal interna de 40° C o superior, obtenida con un termómetro rectal, es el principal signo de insolación.

Alteración del estado mental o del comportamiento: confusión, agitación, dificultad para hablar, irritabilidad, delirio, convulsiones y el coma pueden ser el resultado de un golpe de calor.

Alteración en la sudoración: En una insolación provocada por calor, su piel se sentirá caliente y seca al tacto. Sin embargo, en una insolación provocada por el ejercicio vigoroso, su piel puede sentirse seca o ligeramente húmeda.

Náuseas y vómitos: Es posible que sienta náuseas o vómitos.

Piel enrojecida: La piel puede enrojecerse a medida que aumenta la temperatura corporal.

Respiración rápida: Su respiración puede volverse rápida y poco profunda.

Ritmo cardíaco acelerado: Su pulso puede aumentar significativamente debido a que el estrés por calor coloca una carga tremenda en su corazón para ayudar a enfriar su cuerpo.

Dolor de cabeza: Tu cabeza puede palpitar.

*****

Te puede interesar:

Sterling Campbell, baterista de David Bowie, cuenta cómo dejó las drogas en solo 2 semanas

TE RECOMENDAMOS