Mamá aprende una lección de vida de su hijo ciego: “Él me enseña a ver con mi corazón”

Por Romina Garcia
04 de Mayo de 2021
Actualizado: 04 de Mayo de 2021

Una mamá que nunca se imaginó que tendría un hijo ciego, ni de lo que eso significaba, descubrió que su hijo no vidente vino a este mundo a darle una importante lección de vida con sus grandes logros.

Hilda Dunford tuvo a su pequeño Ashton el 22 de septiembre de 2011, a las 41 semanas de embarazo. El pequeño era un bebé saludable de casi 9 libras, con mucho cabello y rozagante. Sin embargo, al poco tiempo de nacer fue ingresado en la UCIN porque tenía un nivel bajo de azúcar en la sangre y le costaba tomar el pecho, de acuerdo a Love What Matter.

Finalmente, los resultados confirmaron lo que la madre sospechaba: Ashton era ciego. El pequeño tenía displasia septo óptica, debido a que su nervio óptico no se había desarrollado por completo durante la gestación, comentó Dunford en Facebook.

Y las preocupaciones comenzaron, sobre todo por todas las cosas que Ashton no haría de la manera en que Dunford las había planeado para él. “Lloré durante tantos días y luché por aceptar su diagnóstico”, dijo a Love What Matter.

La madre explicó que era tan difícil no llorar por los problemas de salud de su bebé y saber que sería ciego toda su vida, pero con el tiempo pudo comprender lo “hermoso que sería criar a un niño ciego”.

Incluso en un emotivo posteo de Facebook, Dunford admitió que cuando comenzó a crecer se dio cuenta que el pequeño “haría todas esas cosas de una manera diferente, […] Ashton me ha enseñado a verlo con mi corazón”.

En el día de displasia septo óptica, Dunford posteó que el diagnóstico de la condición es de 1 en 10,000 nacimientos, pero la enfermedad no solo le quitó la visión, también afectó áreas en su cerebro que regulan las hormonas de crecimiento lo que requiere de inyecciones diarias y medicamentos para la tiroides e hidrocortisona.

“Es el chico más valiente y fuerte y me ha demostrado que ningún diagnóstico puede determinar cuánto va a lograr en su vida”, dijo la orgullos mamá que cuando tiene días difíciles se inspira en el pequeño niño porque él lo supera todo con una gran sonrisa.

“Él saldrá afuera y memorizará nuestro vecindario para poder correr y jugar con otros niños afuera. Anda en bicicleta y se cae a veces, pero siempre se levanta. Va en trineo e intenta todas las cosas que los niños están haciendo sin tener miedo”, posteó en Facebook Dunford.

Ella recordó que cuando Ashton pudo gatear, tras un años de intentarlo y cuando dio sus primeros pasos “caminó hasta el sonido de la voz de su hermana mayor estirando sus brazos para abrazarla. Me sentí muy bendecida de poder verlo alcanzar estos logros y saber cuánto estaba trabajando para alcanzarlos”, le dijo a Love What Matter.

Una vez que Ashton comenzó a caminar, descubrió el mundo y no dejó de explorar y conocer todo lo que podía lograr sin poder ver. Aprendió a correr con su bastón blanco a los 2 años y comenzó el preescolar a los tres años para aprender a leer y a escribir en braille.

Actualmente, Ashton tiene signos de una mayor percepción de la luz en su ojo izquierdo. Inclina la cabeza para tratar de enfocar la pequeña visión que tiene para ver y encontrar cosas.

“Fue un gran milagro para mí saber que mi hijo podía ver partes de mi rostro si estaba muy cerca de él”, confesó su mamá.

Otro de sus logros, que colmó de felicidad a Dunford, fue cuando logró andar en bicicleta y sin rueditas de apoyo y cuando pudo esquiar, gracias a su pequeña visión.

Recientemente, también sorprendió a su profesor de piano aprendiendo en muy poco tiempo a tocar la canción de Parque Jurásico, según compartió su mamá en Facebook.

“Fue increíble ver a mi hijo haciendo todas estas cosas que nunca creí que aprendería a hacer”, admitió Dunfort.

Hasta subió a un escenario a cantar en la Fundación Mascot Miracles y su mamá compartió esta proeza en Facebook con un emotivo comentario:

“Esta canción es su favorita y creo que es porque habla compartir tus sueños con otros. Habla de cerrar los ojos y ver el mundo de la forma en que Ashton lo ve. [..] Espero que nunca deje de cantar porque el mundo necesita escuchar su voz y necesita ver cuánto coraje tiene este pequeño niño”.

El mejor regalo de tener un hijo ciego, aseguró la orgullosa mamá en otro posteo de Facebook, es que “a través de mis ojos, puedo describirle el mundo. Y él me enseña a ver con mi corazón”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS