Mamá comprarte un curioso remedio casero para curar a sus niños cuando sufren de infección de oído

Por La Gran Época
27 de Marzo de 2019 Actualizado: 27 de Marzo de 2019

Ser padre no es una tarea fácil para empezar, mucho menos cuando los jóvenes están pasando por los inevitables obstáculos de la vida, casi como ritos de paso: enfermedades o lesiones que los dejan postrados o sintiéndose infelices durante días o incluso semanas.

Los padres naturalmente quieren que sus hijos sean felices y sanos, desean aliviar sus dolores durante estos tiempos difíciles. Sin embargo, también quieren evitar darle a sus hijos demasiados productos químicos o medicamentos fuertes que podrían producir efectos secundarios no deseados o impactos perjudiciales a largo plazo en la salud.

Incluso medicamentos tan comunes como el ibuprofeno o los medicamentos para el resfriado, pueden causar daño a los cuerpos jóvenes y en crecimiento dejando a los padres divididos entre ayudar a sus hijos a sentirse mejor y mantenerlos alejados de daños duraderos.

Una de las cosas más difíciles de tratar, por supuesto, es una infección al oído. Más común entre los niños pequeños que entre cualquier otra persona, las infecciones de oído son increíblemente dolorosas y difíciles de curar sin la ayuda de un médico. Pueden ser difíciles de tratar sin medicamentos, dejando a los niños pequeños rogando por algún tipo de alivio.

Sin embargo, como dijo la mamá Echo Featherstone, hay algunos remedios caseros probados y verdaderos para el dolor de oído que para los padres que no quieren ir inmediatamente al botiquín, pueden ser un salvación.

Featherstone, compartió en Facebook un remedio casero transmitido a través de su familia, casi seguro que te ayudará.

“Lo que estoy a punto de compartir con ustedes es un codiciado secreto familiar dado a mi mamá por la tía Mer”, escribió. “Como los analgésicos tardan 30 minutos en hacer efecto, este es el truco más práctico que aprenderás”.

Continuó explicando que una compresa caliente hecha en casa, creada calentando un paño húmedo para la cara y poniéndolo en una taza de café caliente, puede crear un ambiente cálido y húmedo para colocar sobre el oído lastimado y aliviar algo del dolor.

Imagen ilustrativa. (Crédito: S_Photo/Shutterstock)

Suena como un cuento de viejas, pero el tip de Featherstone está muy bien considerado entre los médicos de todo el mundo. Ayuda de la misma manera que una compresa caliente puede aliviar los calambres o aliviar los músculos, ya que el calor promueve el flujo sanguíneo y relaja los músculos para eliminar parte del dolor adicional que proviene de cosas como la presión del oído de las infecciones. El calor no hará nada con respecto a la infección en sí, pero puede ayudar a relajar a un niño pequeño lo suficiente como para dejarlo dormir o esperar a que los antibióticos hagan efecto y sin el estrés y la presión adicionales, el cuerpo puede ponerse a trabajar curándose por sí mismo.

El enfoque de Featherstone, no necesariamente elimina la necesidad de medicamentos adicionales, pero sí proporciona la importante capacidad de ayudar a un niño que llora a relajarse lo suficiente para dormir lo cual, como dirán incluso los médicos más experimentados, es una de las maneras más efectivas de acelerar el proceso de curación. Mientras más pronto un niño pueda superar la infección de oído, menos medicamentos tendrá que tomar y más felices serán sus padres.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Mira la dulce reacción de esta pequeña niña cuando se pone sus anteojos por primera vez

TE RECOMENDAMOS