Mamá da a luz a bebé prematuro en pleno vuelo a Hawái y recibe asistencia de los mejores pasajeros

Por Romina Garcia
04 de Mayo de 2021
Actualizado: 12 de Mayo de 2021

Un vuelo a Hawái fue testigo de la llegada al mundo de un inesperado pasajero, que vino en el momento menos esperado e hizo entrar en pánico a todos en el avión con su nacimiento de emergencia.

Raymond Mounga nació en un avión con tan solo 29 semanas de gestación en un vuelo de Delta desde Salt Lake City, Utah, a Honolulu. La mamá, Lavinia Mounga, entró en labor de parto de un momento a otro, de acuerdo a 9 KTMS.

Afortunadamente, en el vuelo se encontraba el Dr. Dale Glenn, un médico de medicina familiar de Hawai’i Pacific Health, y tres enfermeras de la UCIN del Hospital North Kansas: Lani Bamfield, Amanda Beeding y Mimi Ho, según AP.

Bamfield dijo que escuchó cuando pedían asistencia médica y pudo ver que se trataba de la llegada de un muy pequeño recién nacido.

Imagen ilustrativa (jessicaerichsenkent)

Las tres enfermeras y el médico se pusieron en acción. Ninguno de ellos llevaba un equipo especial para ayudar al bebé prematuro, entonces actuaron de forma rápida utilizando la creatividad y con cordones de zapatos pudieron cortar y atar el cordón umbilical y usaron un reloj inteligente para medir la frecuencia cardíaca coronaria del recién nacido.

“Todos estábamos tratando de trabajar en un espacio muy pequeño y confinado de un avión, lo cual es bastante desafiante. Pero el trabajo en equipo fue genial”, afirmó Glenn.

Image ilustrativa (Pxhere/CCO)

La enfermera de Kansas City, Lani Summer Bamfield, escribió en una publicación de Facebook:

“Si alguien quisiera saber cómo fue nuestro viaje a Hawái… así es como comenzó. Entregamos un bebé de 26 o 27 semanas de gestación en el baño del avión, en medio del océano, con tres enfermeras de la UCIN, un asistente médico y un médico de medicina familiar, pudimos hacerlo TRES HORAS antes de que finalmente pudiéramos aterrizar, pero el bebé y la mamá lo hicieron genial. Dios definitivamente estaba con nosotros allá arriba”.

En el mismo avión se encontraban dos jóvenes Julia Hansen y Siearra Rowlan, ambas de 23 años que relataron que todo el mundo quería saber qué estaba sucediendo luego que las azafatas preguntaron si había algún médico a bordo. Los pasajeros quedaron confundidos y comenzaron a prestar mayor atención a lo que ocurría, de acuerdo a Washington Post.

Imagen ilustrativa (lukasbieri/Pixnio)

“El altavoz se encendió y luego se apagó como si estuviera a punto de anunciar algo, pero no lo hacen. Luego hay un bebé llorando”, expresó Rowlan.

Cuando el avión aterrizó, los pasajeros esperaron a que la madre saliera en silla de ruedas del avión.

“Realmente no tomó mucho tiempo. Después de que ella salió, todos se levantaron, tomaron su equipaje de mano y se fueron”, aseguró Hansen.

Cuando llegaron a Honolulu la madre y el niño fueron llevados al Centro Médico Kapiolani para Mujeres y Niños. Mounga fue dada de alta, pero Raymond permanecerá en la UCIN, comunicó Khon 2.

Delta confirmó que el nacimiento del bebé ocurrió en el vuelo de seis horas y media el 28 de abril.

Mounga tuvo la buena fortuna que todo sucediera como un verdadero milagro.

“Ha sido muy abrumador. Tengo mucha suerte de que hubiera tres enfermeras de la UCIN y un médico en el avión para ayudarme, ayudar a estabilizarme y asegurarse de que estuviera bien durante todo el vuelo”, sostuvo Mounga a AP.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS