Mamá da a luz a trillizas durante coma inducido: “Simplemente estaba feliz de que estuviéramos vivas”

Por Louise Chambers
21 de Mayo de 2022 1:45 PM Actualizado: 21 de Mayo de 2022 1:46 PM

Después de luchar contra la infertilidad durante seis años, una mujer australiana se alegró de concebir trillizas a los 44 años, pero sufrió una convulsión apenas siete semanas antes de la fecha prevista para el parto. La llevaron al hospital y la dejaron en coma inducido.

Leonie Fitzgerald, que ahora tiene 47 años, no recuerda el nacimiento de sus bebés.

Leonie vive en la ciudad de Brisbane, en Queensland, Australia, con su marido, Peter, de 52 años. Tras un periodo “largo, frustrante y un poco desgarrador” con la infertilidad, se confirmó que Leonie estaba embarazada de trillizas en enero de 2020, tras su tercera ronda de FIV.

(Cortesía de Leonie Fitzgerald/The Business of Triplets)

La pareja quedó en shock cuando se enteró de que esperaba tres hijos. “Esperábamos uno, sabíamos que dos podían ser una posibilidad porque habíamos puesto dos embriones, pero nunca habíamos pensado en tres”, dijo Leonie a The Epoch Times.

La futura mamá hizo todo lo posible por reducir los factores de estrés en su vida, como dejar su trabajo para crear su propia empresa, dormir más, caminar hasta 30 minutos al día en la naturaleza y “creer que ocurriría cuando se supone que debe ocurrir”. Sin embargo, su embarazo no fue del todo fácil.

Lo explicó: “Tuve muchas náuseas matutinas desde la séptima semana, y mi especialista me puso en reposo durante todo el embarazo. Era un embarazo de alto riesgo, no solo por mi edad, sino porque estaba embarazada de múltiples bebés y había tenido cuatro abortos espontáneos anteriormente”.

(Cortesía de Leonie Fitzgerald/The Business of Triplets)
(Cortesía de Kylie Williams Photography)

Alrededor de cuatro semanas antes de la cesárea programada, Leonie fue ingresada en el hospital durante 10 días debido a un inmenso dolor alrededor de las costillas. Volvió a casa, pero un día antes del parto programado, tuvo una “sensación” intuitiva y volvió a ingresar.

Leonie tuvo una convulsión en la sala.

“Me llevaron al quirófano para dar a luz a los trillizos”, explicó. “Me pusieron anestesia general, en lugar de anestesia espinal, porque era la forma más rápida de poder sacar a los bebés. Luego me trasladaron a la UCI mientras seguía dormida”.

Las trillizas Liliana, Isabella y Charlotte nacieron en 21 minutos en el Hospital Mater de Brisbane el 23 de agosto de 2020. Cada bebé pesó un poco más que la hermana nacida antes que ella; Liliana pesó 1.2 kg (2.6 libras), Isabella 1.6 kg (3.5 libras) y Charlotte 1.9 kg (4.2 libras).

(Cortesía de Leonie Fitzgerald/The Business of Triplets)

La convulsión de Leonie había provocado un código azul, una emergencia médica. Peter esperó fuera del quirófano mientras su esposa inconsciente era operada, contemplando si los perdería a todos.

Leonie citó a su obstetra, el Dr. Paul Conaghan, diciendo: “Tenían muchos problemas. Las pruebas de los análisis de sangre de los bebés cuando nacieron inicialmente indicaban que la convulsión les había privado de oxígeno. Después de dar a luz, la señora Fitzgerald pasó 16 horas en un coma inducido médicamente”.

La convulsión de Leonie fue provocada por una eclampsia, una enfermedad “rara pero grave” relacionada con la hipertensión durante el embarazo. No fue hasta dos días después de la cesárea cuando Leonie se despertó y fue llevada en silla de ruedas hasta sus bebés en la UCIN, rodeada de tubos, cables y equipos de respiración.

(Cortesía de Leonie Fitzgerald/The Business of Triplets)

Leonie recuerda que estuvo aturdida y se sintió bastante adormecida durante la primera semana después de su embarazo.

“Solo estaba contenta de que estuviéramos vivas y de que hubiéramos estado en el hospital durante la convulsión”, dice. “La UCIN es una experiencia bastante intensiva, y ver a nuestros bebés en las ‘camas térmicas’, conectados a numerosos tubos y monitores, era abrumador”.

“Además, me preocupaba causarles más dolor al sacarlos de la cama térmica para que estuvieran en contacto con la piel; eran muy pequeños, ¡y eran tres!

(Cortesía de Leonie Fitzgerald/The Business of Triplets)
(Cortesía de Kylie Williams Photography)

Leonie fue controlada en la sala de cardiología del hospital durante un par de días después del parto, ya que su corazón se había agrandado durante el ataque. Tras ser trasladada a la sala de maternidad para recuperarse, fue dada de alta.

Tras 34 días en cuidados intensivos con un equipo médico “excepcional”, las trillizas estaban listas para volver a casa, sin haber necesitado ningún tratamiento importante fuera de lo normal para los bebés prematuros.

En los primeros días tras el nacimiento de las trillizas, Leonie y Peter usaban 30 pañales al día y un bote de leche artificial cada dos días. Utilizaban una pizarra para controlar el programa de alimentación.

Hoy, cuando las trillizas se acercan a su segundo cumpleaños, van viento en popa. Peter trabaja como gestor de relaciones en una empresa de alojamiento para personas con discapacidad, y Leonie, especialista en inversiones inmobiliarias y patrimonio en su propia empresa, Wealthology Australia, puede quedarse en casa con sus bebés.

(Cortesía de Leonie Fitzgerald/The Business of Triplets)

Al describir la personalidad de cada una de sus trillizas, Leonie dijo: “Liliana tiene un carácter fuerte, es independiente y tiene el coraje de un león. Charlotte es nuestra mariposa social, le encanta la gente y los mimos. Isabella es nuestra bromista, pone muchas caras divertidas y se ríe mucho”.

Leonie también compartió que la pareja ha inaugurado una tabla de medidas para registrar sus alturas y un libro de registro para los hitos especiales. Además, tienen alcancías con libros de acompañamiento para que la familia y los amigos contribuyan (en lugar de comprar juguetes de plástico para los cumpleaños, etc.) y puedan escribir un pequeño mensaje.

“Nuestro plan, cuando tengan 18 años, es darles el dinero que hemos invertido por ellas y ayudarlas a comprar su primera propiedad de inversión, como hizo mi padre conmigo”, explica Leonie.

(Cortesía de Kylie Williams Photography)

Las trillizas asisten ahora a un grupo de guardería Montessori tres días a la semana, donde pueden elegir sus propias actividades y aprender “a su manera”, dijo Leonie, cuya filosofía personal de crianza es “apoyarlas en su camino”.

Después de que unos amigos cercanos le sugirieran que documentara su vida familiar en Instagram, Leonie creó una página dedicada, @thebusinessoftriplets, para ayudar a otros en sus propios viajes de fertilidad y para apoyar a los padres de bebés múltiples.

“Es una experiencia única y puede ser un reto tener todos los hijos a la vez”, explica. “Quiero dar esperanza y que la gente sepa que no está sola”.

(Cortesía de Natural Light Portraits)
(Cortesía de Paul A. Broben/ProMedia Photography)

Reflexionando sobre su trayectoria, Leonie dice que un mantra, “El universo tiene planes más grandes”, le ayudó una vez a superar sus abortos espontáneos, y una cita que ahora comparte con otros, “Los retrasos de Dios no son negaciones de Dios”, siempre le ha ayudado a atravesar los momentos difíciles.

Hoy, sus prósperas trillizas son toda la evidencia que necesita de que el viaje valió la pena.

“Hay mucho amor en la casa, y siempre hay alguien a quien abrazar”, dice. “Me encanta verlas interactuar entre ellas, y me siento muy honrada de que me hayan elegido para emprender su viaje”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.