A sus 88 años pensaba que su hija murió al nacer pero 70 años después ella toca su puerta

Por La Gran Época
07 de Marzo de 2019 Actualizado: 07 de Marzo de 2019

Fue un verdadero milagro navideño cuando una mujer de 88 años de Tampa, Florida, se encontró en diciembre de 2018 con su hija “muerta al nacer” casi siete décadas atrás.

Genevieve Purinton era una madre soltera de 18 años de edad que atravesó un duro parto que dio a luz a una niña en un hospital de Gary, Indiana, el 12 de mayo de 1949, según reportó The New York Times.

Genevieve incluso le puso el nombre de una de sus maestras favoritas de la escuela secundaria, que tenía polio, Margaret Ann, pero por desgracia nunca vio a su bebé.

Momentos después, cuando Genevieve solicitó ver a su hija, el personal del hospital le mintió diciéndole que la bebé había muerto.

Me dijeron que era una niña, pero murió”, recordó Genevieve.

Genevieve creyó las mentiras del personal del hospital, y durante los siguientes 69 años vivió pensando que su hija murió al nacer.

En realidad, la hija de Genevieve, a quien llamaron Connie Moultroup, fue enviada a un orfanato y luego se mudó a California con sus padres adoptivos.

Connie siempre supo que fue adoptada. Sus padres adoptivos le informaron que había nacido de una “amiga de un amigo”.

“Mi cuento favorito era cómo mis padres caminaban por los pasillos del hospital observando a todos los bebés hasta que me vieron y luego se detuvieron. Fue dulce”, dijo Connie a InsideEdition.

Solo 69 años más tarde, en 2018, se conectaron de nuevo la madre y la hija con la ayuda de un kit de ADN de Ancestros, que se entregó a Connie como regalo de Navidad.

Connie presentó la prueba de ADN de sus antepasados y fue llevada a lo que ella creía que era el nombre de su madre. Finalmente, se conectó a través de una llamada telefónica con una de sus primas.

“Ella se acercó a mí. Le dije que el nombre de mi madre era Genevieve Mitch y ella dijo: ‘Oh, esa es mi tía y por cierto, ella todavía está viva'”, dijo Connie después de transcurrido 69 años.

Genevieve, que ahora tiene 88 años, que nunca tuvo otro hijo y fue el último miembro superviviente de su familia inmediata después de la muerte de sus ocho hermanos, se sorprendió al enterarse que su hija seguía viva gracias a una tarjeta que le envió la prima de Connie.

En la tarjeta, Genevieve vio la información de contacto de su hija, quien pensó que había muerto hace casi siete décadas. En agosto de 2018, llamó a Connie, su hija, por primera vez en su vida.

“Ella dijo: ‘Creo que podría ser tu madre'”. Casi se me caen los dientes”, dijo Genevieve.

El 3 de diciembre de 2018, el sueño de toda la vida de Connie se hizo realidad cuando se reunió con Genevieve en el centro de asistencia en Tampa, Florida.

“Entré a  su hogar de ancianos y supe que era ella desplazándose con un caminador. Y solo había una mujer allí con un andador”, dijo Connie.

“Se dio la vuelta y fue como mirarse al espejo. Me parezco a ella. Caminamos una hacia la otra y las dos empezamos a llorar”.

La madre y su hija derramaron lágrimas de alegría mientras se abrazaban por primera vez en 69 años.

“Realmente no estás muerta”, dijo emocionada Genevieve.

“No estoy muerta”, contestó riendo Connie.

Connie le dijo a FOX 13, que vino desde Vermont para la reunión. “He pasado toda una vida queriendo esto. Recuerdo que tenía 5 años y deseaba poder encontrar a mi madre”.

Y lo bueno fue que Genevieve, que ya estaba sola, terminó con una hija, nieta y bisnietos.

Connie cree que fue Dios quien hizo posible el encuentro.

“A mis ojos, [sus] huellas dactilares están por todas partes”, dijo ella.

“Acabo de conocer a mi madre biológica por primera vez en mi vida… ¡Qué regalo de Navidad tan bendito y maravilloso! Es algo con lo que he soñado toda mi vida…literalmente”, escribió Connie en Facebook.

Por la gracia de Dios, un mes después, el 2 de enero, Connie, que nunca tuvo hermanos, se reunió con sus dos medias hermanas, las hijas de su padre biológico.

“¡Fue fabuloso! ¡¡¡¡Me siento completa ahora!!!!”, le dijo Connie a NTD.

¿A quién no le gusta una feliz historia de reunión madre-hija? Estamos contentos que Connie y Genevieve por fin se encontraron después de pasar 69 años separados.

Mira el emotivo video a continuación:

El emotivo encuentro entre una hija y su padre biológico, después de 31 años

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS