Mamá se iba a dejar morir cuando su bebé nació muerto pero enfermeras la guían para que siga su vida

Por La Gran Época
06 de Abril de 2019 Actualizado: 06 de Abril de 2019

Al enfrentar las dificultades de la vida, uno generalmente tiende a depender del apoyo de la familia o de los amigos. Sin embargo, a veces ese amor y preocupación pueden no ser suficientes para superar los días oscuros y vacíos. Para una mujer en Vermont, fue un grupo de enfermeras que jugaron el papel de ángeles para salvarla de la muerte después de la pérdida de su primera hija.

Aunque Rachel Whalen es madre de una adorable hija llamada Frances, nunca se detiene a pensar en su primera hija, Dorothy, que nació muerta. En una sincera publicación en su cuenta de Facebook, “Una salida familiar inesperada”, abrió su corazón a la vida después de la muerte de Dorothy y el inmenso apoyo que recibió de las enfermeras.

El mensaje que se dirige “A las enfermeras”, dice: “Tus habilidades y tus conocimientos me salvaron de seguir a mi hija hasta la muerte, pero fue tu compasión lo que me guió de vuelta a la vida”.

Rachel, con su profunda gratitud, también agradeció a las enfermeras por asegurarse que su marido estuviera bien atendido mientras permanecía en el hospital con ella, permitiéndole incluso “sacar a escondidas paletas del congelador”.

Rachel estaba embarazada de Dorothy en 2015, después de haber experimentado dos abortos espontáneos en el primer trimestre. Todo parecía estar bien, pero después de un desprendimiento de placenta causado por complicaciones de la preeclampsia y el síndrome HELLP, Dorothy falleció.

“Aunque ella se deslizó en nuestro mundo en silencio, su impacto ha sido profundo”, escribió Rachel.

Pero aún así, Rachel recuerda con gratitud los oscuros días después del parto de Dorothy, y menciona cómo una enfermera le enseñó a ponerse compresas de hielo en el sostén para suprimir su leche porque su hija no la necesitaría y también la abrazaba cuando lloraba.

La afligida madre también recordó cómo una enfermera vistió a su bebé y les sacó una preciosa foto.

“Gracias por asegurarse de que su sombrero no cubriera sus ojos y de que sus manos estuvieran posicionadas con tanta elegancia”, dijo Rachel. “Esa foto significa mucho para nosotros”.

Pero eso no es todo lo que las enfermeras hicieron por Rachel mientras estaba de duelo.

La primera noche después de que Rachel perdiera a Dorothy, una enfermera vino y compartió su propia historia de dar a luz a un mortinato. Esa enfermera fue la “primera persona que me sacó del aislamiento después de perder un hijo”, agregó Rachel.

Rachel concluyó que “Finalmente, quiero agradecer a las enfermeras que me visitaron durante mi embarazo de la hermana pequeña de Dorothy”.

Este hermoso homenaje es para todas las enfermeras, no es solo un recordatorio de todas las buenas personas que existen en nuestro mundo, sino que también sirve para reconocer que Dios siempre logra enviar a alguien durante los días más oscuros de la vida.

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Mujer cumple su deseo de conocer a su padre biológico y la emoción es total

TE RECOMENDAMOS