Maratonista ciego encuentra el amor de su vida en una mujer que corre a su lado como su guía

Por La Gran Época
02 de Enero de 2019 Actualizado: 02 de Enero de 2019

La gente encuentra el amor en los lugares más inesperados. Tal vez todo lo que se necesita es tomar un camino diferente al que normalmente tomarías y ver a dónde te conduce.

Tomando como ejemplo a la pareja Jessie Rix y Anthony Butler, un par de maratonistas que se encontraron el uno al otro como almas gemelas mientras competían, pero hay un giro en la historia de Anthony, él es ciego.

Jessie había pasado años compitiendo en carreras a distancia en forma solitaria, pero en 2016 decidió que quería devolverle algo a su comunidad y ayudar a los atletas con discapacidad.

Descubrió la Organización Internacional Aquiles , cuya misión es ayudar a los atletas discapacitados a participar en el “atletismo convencional” al asociarlos con individuos y grupos que los ayudarán a tener éxito.

Allí fue donde conoció a Anthony, con quien se unió para guiarlo a través de las carreras.

Anthony, de 30 años, era un espectador cuando fue herido en un tiroteo, hace una década y como resultado perdió su visión.

“No sabía qué hacer. Pensaba, acabo de perder mi confianza”, admitió del incidente, que fue no fue al azar, pero no por eso menos traumático que un ataque dirigido. “Me golpearon en la cara, así que no estaba seguro de cómo me veía. No estaba seguro de si alguna vez iba a poder atraer a una mujer o no”.

Quedó devastado por su pérdida de la visión, comenzó a correr como una forma de curarse, pero antes de darse cuenta, su nueva guía de carreras lo estaba ayudando de otra manera.

La pareja pasaría hasta 12 horas a la semana juntos entrenando para la carrera, lo que contaron es una experiencia de un vínculo muy especial.

“(Correr es) un deporte muy íntimo”, dijo Butler. “Me refiero a que puedes confiar en la gente. Y como soy ciego, tengo que confiar en que esa persona me guíe y se asegure de que no me haga daño. Por eso hay tanto para dar y recibir de ambas partes”, dijo Anthony.

“Cuando te entrenas para un maratón, pasas probablemente 12 horas a la semana con alguien, así que estás allí por mucho tiempo, como cuando alguien pierde su trabajo o cuando alguien sale de una relación, o cuando alguien tiene un día difícil. Cuando corres, es una liberación, también tu compañero se desahoga contigo”.

Jessie se dio cuenta de que Anthony, a quien, describió como “la persona más divertida del lugar”, era alguien con quien disfrutaba pasar el tiempo más allá de correr. Fue entonces cuando su amor comenzó a florecer, a medida que avanzaban hacia el objetivo final de correr una maratón juntos, comenzaron a forjar una relación que no tenía nada que ver con golpear el pavimento.

Además de la cantidad de entrenamiento físico que se necesitan en las carreras para correr grandes distancias, también hay un aspecto psicológico. Los corredores tienen que superar los obstáculos mentales a medida que atraviesan los obstáculos en sus kilómetros y cualquiera que corra con una pareja también tiene que superar los obstáculos mentales de esa persona.

Ambos corredores, sin embargo, tienen una ayuda adicional. La pareja compite con una pequeña ventaja en las muñecas, lo que ayuda a Jessie a guiar a Anthony en el recorrido y le permite esquivar suavemente alrededor de cualquier obstáculo que pueda encontrarse antes de la línea de meta.

Es un deporte arduo, pero los dos tienen poco que discutir en cuanto a críticas negativas. Ambos solo hablan de la conexión positiva que forjaron juntos, lo que hizo que completaran la Maratón de Nueva York juntos, en su ciudad natal, en agosto.

“Si no te esfuerzas, no sabes lo que te pierdes”, explicó Jessie, animando a otros a asumir riesgos que podrían tener resultados igualmente positivos. “Sólo salí un martes para ser voluntaria y salir a correr. Lo hice… Realmente no sabes, solo por decir sí a algo, lo que eso va a hacer por tu futuro”.

Este papá fue criticado por cargar a su niña con un tumor cerebral, pero cuando le explica las razones le da una gran lección de vida

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS