Más de 150 personas ofrecen hogares a la pareja de ancianos abandonada en un bar

Por La Gran Época
10 de Junio de 2019 Actualizado: 15 de Junio de 2019

La pareja de ancianos de más de 80 y 90 años que fue abandonada en un bar de la ciudad de Rosario después que fueron desalojados de un departamento donde vivían recibió más de un centenar de ofertas solidarias donde dormir.

“Me llegaron innumerables mensajes. Aproximadamente 160 de ellos ofrecen un lugar para que mis padres puedan vivir”, contó el hombre, Raúl González, que actualmente trasladó a los abuelos a su casa, donde vive con su esposa y sus cuatro hijos, informó Diario Uno.

“Dos de los chicos se fueron a otro lado para momentáneamente dejarle lugar a los abuelos”, confesó el hombre.

Los abuelos Hugo González de 92 años e Hilda Pacheco de 88 años fueron desalojados de la casa que habitaban con otro de los hijos, quien desapareció después de trasladar las pertenencias a una bodega y dejar a los padres en un bar el miércoles pasado. Por lo que relata la anciana a Miafm, debían trasladarse a un nuevo departamento pero no los dejaron entrar a la casa.

A medida que pasaban las horas, los ancianos sin abrigo y sin saber qué hacer se inquietaron. Los dueños del bar de Rosario llamaron a la policía quienes por la noche lograron contactar a Raúl González. El hijo se enteró al encender su celular de vuelta del trabajo y los recogió de inmediato, sorprendido por lo que estaba pasando.

Los abuelos cuando fueron entrevistados dijeron que su mayor preocupación era recuperar sus prendas de vestir y conseguir una alojamiento.

“Lo que necesito primordialmente un lugar para vivir como hemos vivido siempre tranquilos. Nada más que eso. Es poco y es mucho. Nada más”, declaró con pesar Hilda a Telefé Córdoba.

Ambos cuentan con una modesta pensión, con la que juntan 15 mil pesos. Antes el hijo que vivía con ellos los ayudaba con lo que faltaba, pero ahora, en un hogar donde no tienen su espacio se sienten angustiados.

Raúl González dijo que les llegaron ofrecimientos de Neuquén, Pueblo Esther, La Pampa, San Luis, Córdoba y también de Rosario donde los abuelos puedan trasladarse y así recibir de vuelta a sus hijos.

“Lo que más me preocupa es conseguir un lugar donde puedan vivir”, dijo a la prensa.

“Una familia de Tigre (Buenos Aires) me ofreció una casa con dos dormitorios hasta que podamos conseguirles algo permanente”, relató agradecido por la solidaridad de tantas personas desconocidas.

De acuerdo Mia Fm, Juan Pablo Rodríguez, referente de la Fundación Un Tatuaje por Una Sonrisa, también manifestó su interés por ayudarlos.

“Quiero ir a conocerlos. Tengo el corazón destrozado. No puedo permitir que ellos, a su edad, sufran de esta manera”, detalló Rodríguez a la radioemisora.

En tanto los ancianos recuperaron parte de la indumentaria y una prima los ayudó con bolsas con comida.

La familia se manifestó también preocupada por lo que haya podido pasar con el otro hijo que los dejó en el bar y nunca volvió.

***

¿Sabía?

Desde el 20 de julio de 1999 el comunismo chino lucha por eliminar 100 millones de personas

TE RECOMENDAMOS