Más de 40 ONGs y medios internacionales rechazan represión de la dictadura cubana en la isla

Por Pachi Valencia
13 de Julio de 2021 4:11 PM Actualizado: 13 de Julio de 2021 4:11 PM

Más de 40 oenegés y medios de comunicación independientes rechazaron este martes la violencia contra los manifestantes cubanos a manos del régimen de Cuba durante las protestas a nivel nacional que se vienen desarrollando desde el domingo en la mañana.

En un comunicado, 44 ONGs y prensa internacional firmaron una condena a la represión de la dictadura cubana en contra de las protestas pacíficas que se han desplegado en más de 60 zonas del país.

Las organizaciones pidieron al líder del régimen Miguel Díaz-Canel “detener todo acto de violencia y violaciones a los derechos humanos de la ciudadanía, mediante el uso de la fuerza, la represión policial, y el llamamiento a la confrontación entre cubanos”.

“Hemos registrado el creciente malestar social que la falta de apertura al diálogo, el espíritu punitivo de las autoridades cubanas en su interacción con la ciudadanía y el hostigamiento constante hacia la sociedad civil y medios de comunicación independientes han provocado”, dice el comunicado de prensa el 13 de julio publicado por Prisoners Defenders.

Entre las ONG que se unieron a este pedido están Amnistía Internacional, Freedom House, el Movimiento San Isidro, Prisoners Defenders, y el Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea); sumándose medios independientes como Diario de Cuba, ADN Cuba, CiberCuba y Cubanet News.

Javier Larrondo, presidente de Prisoners Defenders, manifestó que la violencia sigue aumentando en la isla.

“La represión continúa al máximo grado y ciudades como La Habana y otras están absolutamente militarizadas, impidiendo movimiento”, dijo Larrondo a The Epoch Times el 13 de julio.

“La fórmula ‘pueblo desesperado por libertad’, ‘pueblo reprimido’, ‘detenidos’, ‘hacinamiento en Centros de aislamiento de Covid y centros de detención’, ‘desabastecimiento’ y ‘represión máxima de tipo criminal’ puede ser letal para el pueblo de Cuba”, agregó.

Larrondo dijo además que proveen muchas muertes como consecuencia del “estrés máximo por la represión”, e instó a que las Naciones Unidas y la Unión Europea den “un paso enérgico de inmediato”.

“Cada día que pasa la fórmula conjunta descrita hace un coctel letal para vislumbrar cientos o miles de muertos”.

Los firmantes señalaron que tras las movilizaciones que empezaron el fin de semana, la Policía Nacional Revolucionaria, las Brigadas Antimotines y el Departamento de Seguridad del régimen arrestaron de manera arbitraria y agredieron físicamente a los manifestantes–incluido estudiantes universitarios.

Según las organizaciones, se han registrado docenas de personas detenidas y/o desaparecidas bajo agentes del régimen, incluyendo menores de edad.

La prensa independiente y activistas denunciaron, asimismo, que habían agentes de seguridad alrededor de sus casas para evitar que salieran a protestar–una “práctica que las autoridades cubanas han adoptado anteriormente como táctica de intimidación”, dijeron. Señalaron que varios periodistas fueron agredidos mientras cubrían la manifestación, entre ellos el fotoperiodista del Associated Press Ramón Espinosa; y la detención de la corresponsal del diario ABC, Camila Acosta.

Las organizaciones rechazaron la narrativa de la dictadura cubana de que los activistas y periodistas forman parte de “un plan de desestabilización”, solo con la finalidad de “restarle legitimidad a las demandas expresadas en las distintas protestas de hoy y de años atrás”.

Los ciudadanos cubanos también reportaron cortes de Internet y no poder acceder a redes sociales como Facebook, Twitter, y apps de mensajería instantánea.

Siga a Pachi en Twitter: @pachivalencia


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.