Más de 600 legisladores de 30 países piden a China “detener de inmediato” la persecución a Falun Gong

Por Omid Ghoreishi
19 de Julio de 2020
Actualizado: 20 de Julio de 2020

Más de 600 legisladores y exlegisladores de 30 países están pidiendo al régimen chino que ponga fin a su hostilidad contra Falun Gong, señalando que su campaña de persecución de 21 años es una de las más “duras” contra personas de fe en la historia moderna.

Los legisladores “instan al gobierno chino a respetar las normas internacionales (…) y a detener de inmediato la persecución a Falun Gong en China, y a liberar incondicionalmente a todos los practicantes detenidos de Falun Gong y otros presos de conciencia”, se lee en la declaración firmada por 606 legisladores de naciones en América del Norte, Europa, Asia-Pacífico, América Latina y Medio Oriente.

“La persecución a Falun Gong en China ha sido una de las campañas más duras contra un grupo de fe en los tiempos modernos”.

La policía detiene a un manifestante de Falun Gong en la Plaza Tiananmen mientras una multitud observa en Beijing la foto del 1 de octubre de 2000. (Foto AP / Chien-min Chung)

La declaración señala que Falun Gong, también conocido como Falun Dafa, es una disciplina de meditación basada en los principios de verdad, benevolencia y tolerancia. La práctica fue, en un momento, elogiada por las autoridades en China por su defensa de los estándares morales y por mejorar la salud de los practicantes.

Pero su creciente popularidad —con encuestas gubernamentales que muestran que entre 70 y 100 millones de personas practicaban en 1999— fue más de lo que el líder chino Jiang Zemin podía tolerar. Jiang subió al poder después de liderar la sangrienta confrontación contra los activistas por la democracia en la Plaza Tiananmen durante las protestas de 1989.

“El 20 de julio de 2020, se cumplen 21 años desde que el gobierno comunista chino lanzó una campaña sistemática y brutal para ‘erradicar’ a Falun Gong”, se lee en el comunicado. “Desde julio de 1999, millones de practicantes de Falun Gong en China han sido arrestados y encarcelados arbitrariamente sin el debido proceso y muchos han sido torturados e incluso asesinados”.

El miembro del parlamento canadiense Peter Kent dijo que la comunidad internacional debería “hablar más enérgicamente y públicamente” al denunciar al régimen chino por su represión de los derechos humanos.

El diputado canadiense Peter Kent, copresidente de Parliamentary Friends of Falun Gong, habla en un evento en Parliament Hill en Ottawa para conmemorar el 25 aniversario de Falun Gong, el 9 de mayo de 2017. (Evan Ning/Epoch Times)

“Debemos continuar trabajando y esperar que China algún día respete el estado de derecho, la libertad de expresión, reunión y religión; un día en que los principios de Falun Gong se puedan mencionar en voz alta en la plaza Tiananmen: verdad, benevolencia y tolerancia”, dijo Kent, exministro del gabinete y antiguo presentador de NBC y CBC, en un comunicado. Kent, quien también copreside el grupo parlamentario Amigos de Falun Gong, es uno de los 63 miembros y exmiembros del Parlamento canadienses que firmaron la declaración.

George Christensen se encuentra entre los 24 miembros del parlamento australiano a nivel federal y estatal que son signatarios.

“La persecución a los practicantes de Falun Gong, que han sufrido opresión, tortura y victimización, es una de las campañas más atroces emprendidas por el Partido Comunista Chino”, dijo Christensen.

“Siempre tendré simpatía y apoyo con aquellos que practiquen esta pacífica practica espiritual”.

Tommy Sheppard, uno de los 29 parlamentarios y exparlamentarios del Reino Unido que firmaron, señaló que los practicantes de Falun Gong han sido objeto de “persecución deplorable” en China, y agregó que Beijing debería hacerse responsable.

La legisladora sueca Ann-Sofie Alm, una de los 26 parlamentarios suecos actuales y anteriores que colocaron sus nombres en la declaración, dijo que “el mundo libre” está comprendiendo gradualmente la crueldad del Partido Comunista Chino.

La legisladora sueca Ann-Sofie Alm en un evento para protestar por la persecución a Falun Dafa en China en el Consulado chino en Gotemburgo, Suecia, el 25 de abril de 2020. (Ella Kalogritsa)

“Quiero crear conciencia sobre los muchos practicantes de Falun Gong que han sido detenidos en los campos de ‘reeducación a través del trabajo’, cárceles y otros centros de detención como prisioneros de conciencia. Ha habido informes de tortura e incluso de sustracción de órganos”, dijo Alm.

“Es por eso que esta declaración conjunta es tan importante. El Partido Comunista de China necesita saber qué quiere el mundo libre… [La persecución] tiene que parar ahora mismo”.

El Dr. H. Guspardi Gaus, miembro de la Cámara de Representantes de Indonesia y signatario de la declaración, calificó la persecución de Falun Gong de “inhumana” y “muy bárbara”, y pidió un proceso legal para ponerle fin.

El legislador taiwanés Wang Ting-Yu, quien también firmó la declaración, dijo que el PCCh también ha utilizado las técnicas que aprendió al perseguir a Falun Gong contra otros grupos.

“Por lo tanto, resolver el problema de Falun Gong es fundamental para resolver todos estos problemas”, dijo Wang. “Le haremos saber al Partido Comunista Chino que si persigue a Falun Gong, no tendrá ningún lugar a dónde ir en el mundo, ningún lugar para esconderse”.

Por separado, alrededor de 30 legisladores estadounidenses han emitido sus propias declaraciones expresando su apoyo a Falun Gong y condenando la persecución, al igual que una docena de legisladores alemanes.

Sustracción de órganos y otras formas de persecución

La declaración conjunta describe una serie de informes de gobiernos, las Naciones Unidas y organizaciones de derechos humanos que han documentado la campaña de persecución contra Falun Gong.

También señala que el año pasado, un tribunal popular independiente en Londres descubrió que China ha estado extrayendo órganos de los practicantes de Falun Gong durante años “en una escala significativa”.

Los practicantes de Falun Gong recrean la sustracción de órganos para crear conciencia sobre el tema de los derechos humanos en China, en Santa Mónica, California, en una foto de archivo. (Xu Touhui/The Epoch Times)

El tribunal para China fue presidido por Sir Geoffrey Nice QC, quien anteriormente dirigió el enjuiciamiento del expresidente yugoslavo, Slobodan Milosevic, por crímenes de guerra en la Corte Penal Internacional.

La declaración señala que el Parlamento Europeo aprobó una resolución en 2013 expresando “profunda preocupación sobre el presidente y los informes creíbles de la sustracción sistemática de órganos sancionada por el estado” por parte de Beijing hacia un gran número de practicantes de Falun Gong. Agregó que el Congreso de Estados Unidos aprobó una resolución similar en 2016.

La declaración también señala los hallazgos del relator especial de la ONU sobre la tortura, que afirmó que dos tercios de las víctimas de presuntas torturas por parte del régimen chino son practicantes de Falun Gong.

Otro informe citado en la declaración, por Amnistía Internacional, dice que los practicantes de Falun Gong continúan “sujetos a persecución, detención arbitraria, juicios injustos, tortura y otros malos tratos”.

Siga a Omid en Twitter: @OGhoreishi


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre a continuación

Un genocidio oculto se realiza hoy en el país más poblado del planeta

TE RECOMENDAMOS