Más de una semana de dieta keto podría no ser buena para ti

La dieta de moda, alta en grasas y proteínas, puede ofrecer grandes beneficios para la salud si se practica solo a corto plazo
Por Brita Belli
12 de Febrero de 2020 Actualizado: 12 de Febrero de 2020

Una dieta cetogénica —que proporciona el 99 por ciento de las calorías de las grasas y las proteínas y solo el 1 por ciento de los carbohidratos— produce beneficios para la salud a corto plazo, pero efectos negativos después de una semana, según muestran las investigaciones en ratones.

Los resultados ofrecen indicaciones tempranas de que la dieta cetogénica podría, en períodos de tiempo limitados, mejorar la salud humana al reducir el riesgo de diabetes y la inflamación. También representan un importante primer paso hacia posibles ensayos clínicos en humanos.

La dieta keto se volvió cada vez más popular, ya que celebridades como Gwyneth Paltrow, Lebron James y Kim Kardashian la promocionaron como un régimen para perder peso, al menos por períodos de tiempo.

En el estudio, los investigadores descubrieron que los efectos positivos y negativos de la dieta se relacionan con las células inmunes llamadas células T gamma delta, células protectoras de los tejidos que reducen el riesgo de diabetes y la inflamación.

Una dieta keto engaña al cuerpo para que queme la grasa, dijo la autora principal Vishwa Deep Dixit, profesora de medicina comparativa y de inmunobiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale. Cuando el nivel de glucosa del cuerpo baja debido al bajo contenido de carbohidratos de la dieta, el cuerpo actúa como si estuviera en un estado de inanición —aunque no es así— y comienza a quemar grasas en lugar de carbohidratos. Este proceso a su vez produce sustancias químicas llamadas cuerpos cetónicos como fuente alternativa de combustible. Cuando el cuerpo quema cuerpos cetónicos, las células T gamma delta se expanden por todo el cuerpo para proteger los tejidos.

Esto reduce el riesgo de diabetes y la inflamación, y mejora el metabolismo del cuerpo, dijo Dixit. Después de una semana en la dieta keto, dijo, los ratones muestran una reducción en los niveles de azúcar en la sangre e inflamación.

Pero cuando el cuerpo se encuentra en esta modalidad de “morir de hambre”, el almacenamiento de grasa también se produce simultáneamente con la descomposición de la grasa, hallaron los investigadores. Cuando los ratones continúan con la dieta alta en grasa y baja en carbohidratos más allá de una semana, dijo Dixit, consumen más grasa de la que pueden quemar, y desarrollan diabetes y obesidad.

“Pierden las células T gamma delta protectoras de la grasa”, dijo.

Aún se necesitan estudios clínicos a largo plazo en humanos para validar las afirmaciones anecdóticas de los beneficios de salud [de la dieta] keto.

“Antes de que se pueda prescribir tal dieta, es necesario realizar un gran ensayo clínico en condiciones controladas para comprender el mecanismo que subyace a los beneficios metabólicos e inmunológicos o cualquier daño potencial a los individuos con sobrepeso y prediabéticos”, dijo Dixit.

Hay buenas razones para continuar con los estudios: según los Centros para el Control de Enfermedades, aproximadamente 84 millones de adultos estadounidenses —o más de uno de cada tres— tienen prediabetes (niveles elevados de azúcar en la sangre), lo que los pone en mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Más del 90 por ciento de las personas con esta condición no saben que la tienen.

“La obesidad y la diabetes tipo 2 son enfermedades del estilo de vida”, dijo Dixit. “La dieta permite a la gente una forma de estar en control”.

Con los últimos hallazgos, los investigadores ahora entienden mejor los mecanismos de trabajo en los cuerpos sostenidos por la dieta keto, y por qué la dieta puede traer beneficios para la salud en períodos de tiempo limitados.

“Nuestros hallazgos destacan la interacción entre el metabolismo y el sistema inmunológico, y cómo coordina el mantenimiento de la función de los tejidos sanos”, dijo Emily Goldberg, la becaria postdoctoral en medicina comparativa que descubrió que la dieta keto expande las células T gamma-delta en los ratones.

Dixit dijo que será una buena noticia si estudios posteriores descubren que la duración ideal de la dieta keto para los beneficios de salud es relativamente corta.

“¿Quién quiere estar a dieta para siempre?”

La investigación fue financiada en parte por subvenciones de los Institutos Nacionales de Salud. La investigación aparece en Nature Metabolism.

Este artículo fue publicado originalmente por la Universidad de Yale. Reproducido a través de Futurity.org bajo la Licencia Creative Commons 4.0.

***

Le puede interesar

Este hombre ayuda a 100 millones de personas a mejorar su salud y elevar su estándar moral asimilándose a los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia

TE RECOMENDAMOS