“Matilda” recuerda 20 años después el apoyo de Danny DeVito y su esposa cuando su mamá tuvo cáncer

Por Robert Jay Watson
16 de Julio de 2019 Actualizado: 18 de Julio de 2019

Cuando el clásico para niños de Roald Dahl, Matilda, llegó a la gran pantalla en 1996, ayudó a convertir a la pequeña Mara Wilson en una estrella. Habiendo aparecido previamente en la conmovedora película “Papá por siempre” en 1993 y “Milagro en la calle 34” en 1994, Mara fue elegida como la heroína telequinética, Matilda Wormwood, quien se vengaba de sus malvados padres y de su malvado director de escuela usando sus poderes especiales.

Danny DeVito y su esposa de la vida real Rhea Perlman deleitaron al público con su interpretación de los horribles e indiferentes padres de Matilda, pero entre bastidores, se convirtieron en padres sustitutos que Mara Wilson necesitaba desesperadamente.

Aunque esta actriz había capturado los corazones de la nación con su espíritu, era difícil estar en el centro de atención a una edad tan temprana. Sin embargo, cuando surgió la oportunidad de estar en Matilda, no pudo decir que no.

Como Mara, que ahora tiene 31 años, dijo a Parade en 2013: “A toda mi familia le encantaba ese libro. Mi hermano lo estaba leyendo en su clase de cuarto grado y mi mamá iba a su clase y leía el libro en voz alta porque tenía una voz maravillosa y podía convertirse en todos los personajes”.

Viendo que “el libro ya era una gran parte de mi vida”, Mara logró impresionar al director Danny DeVito en la audición y ganar el papel.

Mara le dijo a Good Morning America: “Estaba tan emocionada porque era un libro que me encantaba, que adoraba.” Para la actriz en ciernes, esta fue la primera vez que interpretó a una chica en la que se vio a sí misma.

Pero justo cuando Mara ganó la parte increíble, la tragedia golpeó. Durante la filmación en marzo de 1995, su madre, Suzie, cuyas lecturas de Matilda habían deleitado a los niños de la escuela primaria local, fue diagnosticada con cáncer de mama y se enfermó gravemente. Mara tuvo que pasar por el rodaje con la enfermedad de su madre pendiendo sobre ella.

Fue entonces cuando Danny DeVito y Rhea Perlman, que interpretaron a padres tan horribles en la película, se convirtieron en los “tío y tía divertidos” de Mara, como dijo a Good Morning America. “Eran personas increíblemente amables”, que la tomaron bajo su protección mientras su madre luchaba una batalla perdida contra el cáncer.

Matilda
(Crédito: Fotógrafo autónomo/Getty Images)

“Les debo para siempre todas las cosas buenas que hicieron por mí mientras mi madre estaba enferma”.

Mientras tanto, la amabilidad de Danny y Rhea y la realización de la película mantuvieron a Mara con ánimo. Como explicó a Parade: “Se sentía muy familiar en ese set. Estaba pasando por un momento difícil y sé que tuve días difíciles, pero todos en la película fueron muy amables”. Mientras trabajaba con sus amigos y con el apoyo del elenco y el equipo, las cosas iban mejor. “Podía concentrarme en todo lo bueno que pasaba en mi vida”.

El rodaje terminó, y después de meses de quimioterapia, Suzie Wilson falleció el 26 de abril de 1996. Danny DeVito le dedicó la película. Mientras que el resto de la familia Wilson estaba desconsolada porque Suzie nunca tuvo la oportunidad de ver la película terminada en la pantalla, DeVito le dijo más tarde a Mara que él le había dado a su madre un regalo especial antes de su muerte.

Como dijo a Good Morning America, “Pensé que mi madre nunca había tenido la oportunidad de ver la película, pero él dijo que en realidad le trajo una copia de la película mientras ella estaba enferma, mientras se estaba muriendo”.

En estos días, Mara escribe para ganarse la vida y ha publicado una autobiografía bien revisada en 2016 titulada “¿Dónde estoy ahora?” en broma refiriéndose al ángulo típico de cobertura de los medios sociales que ella y otros niños estrellas suelen recibir.

Danny Devito
(Crédito: FREDERICK M. BROWN|AFP|Getty Images)

Todavía extraña a su mamá y recuerda lo difícil que fue aceptar su trágica muerte, pero como le dijo a Good Morning America, “Definitivamente me siento como si tuviera a [Danny y Rhea] allí, y tener gente dispuesta a cuidarnos y ayudarnos, lo hizo más fácil”.

Mira su entrevista a continuación: 

 El mejor momento para esta nena: ¡Tocar la campana y cantar al superar la leucemia!

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS