Mayoría prefiere un gobierno de EE.UU. más pequeño y con menos impuestos: Encuesta Rasmussen

Por Tom Ozimek
24 de Mayo de 2021 2:24 PM Actualizado: 24 de Mayo de 2021 4:40 PM

Una encuesta de Rasmussen publicada el viernes muestra que la mayoría de los probables votantes prefieren un gobierno más pequeño, con menos servicios y menos impuestos.

A los miembros de una muestra representativa de 1000 probables votantes estadounidenses se les pidió que opinen sobre si están a favor de un “gobierno más activo con más servicios y mayores impuestos o un gobierno más pequeño con menos servicios y menores impuestos”.

El 55 por ciento dijo que prefería tener un gobierno más pequeño, con menos servicios y menos impuestos, frente al 37 por ciento que se inclinaba por un gobierno más grande con más servicios, a costa de una factura fiscal más alta.

Hubo marcadas diferencias partidistas entre los encuestados, ya que el 78 por ciento de los republicanos se opuso a un gobierno más grande y a más impuestos, mientras que el 57 por ciento de los demócratas mantuvo la opinión contraria.

Al mismo tiempo, la encuesta mostró que el 68 por ciento de los encuestados dijo que no cree que el gobierno gaste el dinero que recauda de los contribuyentes con prudencia o cuidado.

La encuesta se realizó después de que los republicanos intensificaron sus críticas a las propuestas de mayores impuestos y gastos de la administración de Biden.

El Comité de Estudios Republicanos (RSC), la mayor agrupación conservadora del Capitolio, publicó la semana pasada una propuesta de presupuesto para el año fiscal 2022 (pdf), en la que pide recortar unos 14 billones de dólares en gastos durante una década para equilibrar el presupuesto sin subir los impuestos.

“Nos hemos enfrentado a un año de gasto sin precedentes. Desde marzo del año pasado, hemos gastado más de 7.6 billones de dólares, casi 62,000 dólares por hogar estadounidense más de lo que el gobierno federal gastó en los primeros 200 años de la historia de nuestra nación”, escribieron los líderes del grupo en una carta, encabezada por el presidente del RSC, el representante Jim Banks (R-Ind.).

Banks y sus colegas afirmaron que se prevé que los costes de los intereses de la deuda pública se tripliquen en diez años, convirtiendo el servicio de la deuda en el tercer mayor gasto federal después de Medicare y la Seguridad Social.

“Poner nuestro gasto bajo control y eliminar el déficit resultará una tarea hercúlea”, escribieron, al tiempo que exponían una hoja de ruta en su documento de 157 páginas para ayudar a garantizar que “la mayor economía del mundo no se dirija hacia un cataclismo fiscal”.

La propuesta presupuestaria alternativa del Comité de Estudios Republicanos eliminaría el déficit en cinco años mediante recortes de más de 10 billones de dólares de los programas de gasto obligatorio y de más de 3.4 billones de dólares de los gastos discrecionales no relacionados con la defensa, con recortes de gastos a lo largo de diez años, según un resumen ejecutivo (pdf).

La propuesta de presupuesto también incluye más de 30 propuestas legislativas de desregulación específicas, ya que busca restablecer la “exitosa agenda de desregulación del expresidente Donald Trump y se opone a los esfuerzos del presidente [Joe] Biden para deshacerla”.

La propuesta de presupuesto alternativo del Comité de Estudios Republicanos surgió en momentos en que Biden se dispone esta semana a dar a conocer la totalidad del proyecto de presupuesto de su administración. El 9 de abril, Biden dio a conocer un esbozo de gasto discrecional, en el que pedía un aumento del 16 por ciento del gasto interno.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.