“Me senté en la bebé”, fue la trágica revelación de una madre borracha que mató a su hija de 4 meses

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
23 de Agosto de 2019 Actualizado: 23 de Agosto de 2019

Una niña de cuatro meses murió en un departamento de Liverpool, Reino Unido, después de que su madre se tumbó encima de ella mientras estaba muy borracha.

Cuando se dio cuenta de la tragedia, la mujer, Milda Stucinskaite, de origen lituano, salió corriendo a la calle gritando “me senté en la bebé”, reveló la investigación de la audiencia que se realizó el 22 de agosto en el tribunal forense de Liverpool, según Liverpool Echo.

Los servicios de emergencia atendieron un llamado a la dirección en Grosvenor Road, Walton, y descubrieron el cuerpo sin vida de la menor Mija Krupaityte en octubre de 2018. Estaba en un sofá. A pesar de los esfuerzos de los paramédicos, la niña fue declarada muerta en el hospital de niños Alder Hey, una hora después.

El papá de Mija, Audrius Krupaitis, y la mamá, estuvieron presentes junto con un intérprete durante la audiencia frente al forense principal, Andre Rebello, en la cual se leyó que durante el delito se encontraban intoxicados de alcohol y recientemente habían fumado cannabis.

La madre de la niña se encontraba con cuatro veces por encima del límite legal de consumo de alcohol, lo que equivale desde el nivel de intoxicación extrema hasta la inconsciencia, informó Livelpool Echo.

En cambio el padre, que estaba desplomado en un sillón, estaba intoxicado con un nivel 2,5 veces por encima del límite de conducir en estado de ebriedad.

La oficial forense Lisa McElvogue dijo que un inquilino que vivía en la dirección declaró que ambos padres estaban bebiendo cuando él le hizo una botella de leche para la bebé y se la pasó a Milda, quien comenzó a alimentarla, añade el informe.

El mismo inquilino más otro hombre que también vivía en la misma dirección fueron a una tienda para recoger una pizza y cuando regresaron 45 minutos después, encontraron a Milda acostada sobre el bebé en el sofá y cubriendo parcialmente su cuerpo. No parecía con vida.

Además se indica que el papá estaba dormido en un sillón.

El huésped despertó a los padres y trató de dar los primeros auxilios cardiorespiratorios a la bebé. La madre desesperada salió corriendo a la calle, tocando puertas y rogando por la ayuda de los vecinos quienes también intentaron reanimar a la bebé.

Dos asistentes de atención médica que estaban haciendo visitas cercanas también llegaron al lugar a prestar ayuda, pero todo fue inútil.

El personal de la ambulancia llegó y continuó con la reanimación mientras Mija era llevada a Alder Hey donde escribieron su certificado de defunción.

“Es mi culpa. Me quedé dormido”, dijo el padre de la bebé, un trabajador de fábrica, según Liverpool Echo.

Ambos padres ayudaron con la investigación que se inició después de la muerte de la bebé por lo que después de ser detenidos fueron liberados.

Durante la audiencia, Milda lloraba y el padre se negaba a hacer ninguna declaración.

El Dr. Jonathan Metcalfe, un patólogo forense registrado en el Ministerio del Interior, dijo que la bebé parecía estar sana y no tenía lesiones sospechosas en el cuerpo. “Es bien sabido que un bebé puede ser asfixiado sin dejar ningún signo en el cuerpo. La falta de lesiones físicas no contradice los eventos descritos por los testigos”, reportó Metro.

El Dr. Metcalfe dijo que no era posible descartar por completo la muerte súbita o el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) como la causa de la muerte de Mija, pero todo indica que fue la madre que yacía sobre ella mientras estaba en el sofá la causante.

“Dormir con bebés en sofás se considera inseguro, ya que puede causar la muerte de varias maneras, incluida la obstrucción de la boca y la nariz y la prevención de la respiración”, concluyó.

El forense Andre Rebello dio un veredicto de muerte accidental contribuido por negligencia, informó Metro.

Descubre

El secreto de la paz mental en medio del caos que nos rodea

TE RECOMENDAMOS