Médico que guardaba restos de fetos en su casa realizó abortos a niñas de hasta 10 y 13 años

Por Zachary Stieber
14 de Septiembre de 2019 Actualizado: 14 de Septiembre de 2019

El médico que tenía miles de restos fetales en su casa realizó abortos en niñas de hasta 10 años de edad.

El Dr. Ulrich Klopfer murió el 3 de septiembre. Un abogado que representaba a su familia dijo a las autoridades que encontraron los restos de los fetos mientras buscaban en su casa en Illinois después de la muerte.

Se encontraron aproximadamente 2246 restos médicamente preservados.

Klopfer, que solía realizar abortos en Indiana, una vez realizó abortos a una niña de 10 años y a una de 13 años.

Una declaración sobre los restos fetales que se están encontrando. (Oficina del Forense del Condado de Will)

Klopfer testificó durante una audiencia iniciada por una queja presentada por la Oficina del Fiscal General de Indiana y dijo a los presentes que realizó un aborto a una niña de 10 años que fue violada por su tío.

Comentó que dejó que la niña se fuera a casa con sus padres, que estaban al tanto de la violación, pero que no querían que el tío fuera procesado.

Varios miembros de la Indiana Medical Licensing Board lo mencionaron en la discusión final antes de suspender la licencia de Klopfer en 2016, reportó el South Bend Tribune.

Los miembros de la junta también dijeron que les molestaba que Klopfer no diera medicamentos para el dolor a todas las mujeres, solo de forma automática a las menores de 16 años y luego a las adultas que podían pagarle dinero extra. Cuando administraba la medicación a las mujeres, su personal no estaba calificado para orientar sobre el buen uso de las drogas.

Además de la niña de 10 años, la junta encontró que Klopfer no reportó un segundo aborto en una niña menor de 14 años. Klopfer dejó de practicar abortos en Fort Wayne en 2014 cuando no cumplió con las leyes del condado, y la última de sus tres clínicas cerró en 2015.

Klopfer señaló que nunca había perdido a nadie a quien hubiera practicado un aborto y su abogada dijo que el caso se trataba de documentos, no de atención médica.

“Proporcionó buena atención médica a sus pacientes e hizo todo lo posible por cumplir la ley”, comentó Mary Watts al Tribune. “Es una cuestión de documentación”.

La Oficina del Fiscal del Condado de St. Joseph presentó un cargo de delito menor contra Klopfer en 2014 por supuestamente no reportar apropiadamente un aborto realizado en una niña de 13 años que fue violada.

La ley de Indiana requiere que dicho aborto sea reportado dentro de tres días.

La acusación fue finalmente desestimada por los fiscales. Klopfer aceptó pagar honorarios y otros costos judiciales, realizar 24 horas de servicio comunitario y no cometer un delito durante un año.

Foto de un procedimiento de ultrasonido. (Ilustración – Shutterstock)

Competencia de abortos

Según un informe del Chicago Sun-Times de 1978 (pdf), el Dr. Ming Kow Hah y Klopfer competían para ver quién podía realizar abortos más rápido mientras trabajaban en Chicago Loop Mediclinic en la década de 1970.

“Cuando Hah está aquí, Klopfer realmente se cierra”, dijo una enfermera en ese momento. “Hah marca a los pacientes en su pierna, y si Klopfer ve que Hah tiene una pierna llena, va como un reguero de pólvora para atraparlos”.

“Competirán para ver quién puede atender a la mayoría de los pacientes”, agregó otra enfermera. “Se preguntarán: ‘¿Cuántos has hecho?’ o preguntarán al personal cuántos ha hecho el otro tipo”.

“Klopfer se tomaría una taza de café y daría su último sorbo cuando se levante y diga, ‘Mejor me pongo en marcha o Hah tendrá toda la sala de recuperación llena'”, contó la exenfermera de Loop.

Hah fue acusado de realizar abortos sin anestesia, lo que era “un enfoque sádico de la medicina”, dijo al periódico el Dr. David Zbaraz, ginecólogo.

Hah perdió su licencia en 1992 y fue revocada en al menos otro estado. Su licencia fue suspendida varias veces.

El representante Jackie Walorski (R-Ind.) dijo en una carta (pdf) al comisionado de salud del estado en 2017 que los registros estatales mostraban que “los abortos anuales han caído casi un 50 por ciento desde que se clausuró el centro de abortos South Bend del Dr. Ulrich Klopfer por cometer violaciones a la salud y la seguridad en 2015”.

“Además, la tasa anual de abortos en Indiana en su conjunto ha disminuido durante ocho años consecutivos”, agregó.

Derecho a la vida

Los grupos provida reaccionaron a los hallazgos de los restos fetales en el hogar de Klopfer.

“Estamos horrorizados por los informes de que se han encontrado más de 2000 restos fetales en la propiedad del Dr. Ulrich Klopfer, un hombre que manejaba instalaciones de aborto en Gary, South Bend y Fort Wayne”, dijo Mike Fichter, presidente de Derecho a la Vida de Indiana, en una declaración.

“Estos informes asquerosos subrayan por qué la industria del aborto debe ser sometida al más alto escrutinio. Pedimos a las autoridades de Indiana que se unan a la investigación para determinar si estos restos fetales tienen alguna conexión con las operaciones de aborto, o con el personal, en Indiana”.

La exdirectora de Planned Parenthood, Abby Johnson, dijo que los hallazgos destacan la oscuridad de la industria.

“Este médico abortista murió no hace mucho tiempo… y mira lo que encontraron”, dijo en una declaración.

“El mal siempre esconde secretos, y no hay nada más maligno que el aborto”.

*****

Mira a continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS