Médicos extraen 36 imanes del estómago de una niña de 1 año

Por Jack Phillips - La Gran Época
26 de Julio de 2019 Actualizado: 26 de Julio de 2019

Una niña china fue llevada a un hospital después de experimentar dolores de estómago, fiebre y vómitos.

Más tarde, se reveló que la niña, que no fue identificada, ingirió 36 esferas magnéticas, que luego se unieron entre sí y formaron un anillo, informó Fox News el 26 de julio.

Lo que es más, los objetos causaron dos agujeros en su intestino.

La niña de 1 año fue al Segundo Hospital Afiliado de la Universidad Médica de Wenzhou, en la provincia de Zhejiang, después de acudir a una clínica local.

El Dr. Lin Xiaokun dijo que la niña se tragó las bolas magnéticas una por una. Como resultado, “no fue fácil que la familia se diera cuenta”, explicó.

“Debido al poder magnético, todas las esferas tragadas se pegaron y dañaron el intestino”, dijo Xiaokun, según Fox News. “Especialmente cuando las esferas se unen entre los intestinos, causando inflamación. Esto ocasionó dos agujeros en los intestinos de la niña”.

Señaló que después de una operación de una hora, los objetos magnéticos fueron removidos. Se dice que la niña aún se está recuperando.

En otro incidente en China este mes, un niño de 1 año de edad fue hospitalizado después de tragar 10 esferas magnéticas que se unieron entre sí en su estómago, según se informó.

La madre del niño lo vio agonizar y vomitar con el estómago agobiado antes de llevarlo a un hospital, informó The Mirror. El incidente tuvo lugar en la provincia china de Shandong.

El Dr. Zhang Zhengmao encontró 10 esferas magnéticas dentro de su estómago que estaban unidas entre sí.

Los intestinos del niño estaban perforados, po lo que se vieron obligados a operarlo de inmediato y encontraron cuatro zonas heridas.

En el procedimiento, los cirujanos pudieron retirar los artículos magnéticos.

“Este tipo de esfera magnética diminuta es bastante peligrosa para un niño porque tiene un fuerte poder magnético”, señaló el médico, según el periódico. “Si un niño come una sola esfera, puede excretarla fácilmente, pero normalmente los niños comen varias  que se adhieren en una forma, dañando el estómago y los intestinos”.

El niño se está recuperando después de la cirugía.

Su madre dijo: “Fue culpa mía por comprarle este peligroso juguete sin darme cuenta que se lo comía”.

No está claro qué tipo de esferas magnéticas tragó el niño, pero hay una serie de juguetes con este tipo de artículos.

Peligro oculto

El caso resalta el hecho de que cada vez más niños pequeños están siendo ingresados en salas de emergencia debido a que se tragan pilas, juguetes, monedas y otros artículos, según un nuevo estudio.

Una investigadora, la Dra. Danielle Orsagh-Yentis, autora principal y médica gastrointestinal del Hospital Nacional Infantil de Ohio, contó que un número cada vez mayor de artículos tienen baterías del tamaño de un botón, como los mandos del televisor, termómetros digitales y juguetes con control remoto, según The Associated Press.

En 2015, hubo 43.000 visitas a salas de emergencia para niños menores de 6 años en Estados Unidos. En 1995, hubo 22.000, según un estudio publicado a mediados de abril en la revista Pediatrics, reveló CBS News.

La tasa aumentó de unas 10 visitas a 18 por cada 10.000, señaló CBS.

Foto ilustrativa de una batería tipo botón. (CC0/Pixabay)

Los imanes pequeños de alta potencia se encuentran entre los objetos más peligrosos para los niños, según un experto, ya que pueden pellizcar dentro de los intestinos y causar daños internos. Incluso pueden crear agujeros, lo que conduce al envenenamiento de la sangre.

“Pueden pasar a través del esófago hasta el estómago y el tracto gastrointestinal”, dijo a CBS la Dra. Amyna Husain, médico pediatra de medicina de emergencia.

*****

A continuación:

Músico virtuoso describe la conexión entre la virtud y la música en el mundo moderno

TE RECOMENDAMOS