Mejillones se concinan en sus conchas ante una ola de calor en la costa norte de California

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
01 de Julio de 2019 Actualizado: 01 de Julio de 2019

Las temperaturas récord de aire caliente en el mes de junio causaron muertes masivas de mejillones en la Costa Norte de California, los cuales quedaron cocinados al Sol durante las horas de marea baja. Un caso similar se vivió en 2004.

“Se estaban literalmente cocinando ahí fuera”, dijo a Bay Nature el ecologista marino de la Universidad del Nordeste Brian Helmuth.

La alerta la emitió Jackie Sones, coordinadora de investigación de la Reserva Marina de Bodega, en California Norte, quien ha estado trabajando y caminando en estas costas rocosas casi todos los días durante los últimos 15 años y nunca había visto lago semejante, informó la revista Bay Nature el 26 de junio.

Desafortunadamente las horas de más alta temperatura en esos días de junio coincidieron con las mareas bajas del mediodía dijo Sones y esto favoreció la muerte masiva. Ella dio la alarma mientras realizaba el trabajo de campo el 18 de junio de 2019. “A veces toma un poco de tiempo para que los efectos aparezcan”, señaló.

“Un gran porcentaje de los mejillones (Mytilus californianus) estaban abiertos y algunos estaban vacíos y otros aún tenían tejido dentro. He aquí un ejemplo:”, dijo Sones en su blog Bodega Head el 18 de junio. Foto 1, Foto 2.

“Es una de las primeras cosas que se ven, bajando por las rocas en medio de la zona intermareal”, añadió. “Estaban visiblemente muertos”.

Sones dejó una consulta a otros investigadores para conocer sus observaciones en otras playas y saber cuán extendida estaba la mortandad. “Si usted ve grandes manchas de mejillones abiertos, abiertos y muertos en la zona intermareal y está dispuesto a compartir una foto, me interesaría escuchar sus observaciones”.

Mejillones en la costa de California vivos (Wikimedia Commons)

La ola de calor, según Bay Nature, batió récords a principios de junio, y los mejillones, que se adhieren a las rocas con hilos súper fuertes se asaron en el lugar durante las horas de marea baja. La temperatura del aire el 11 de junio alcanzó los 75 grados Fahrenheit (24 grados Celcius), algo inusual para la costa y en esos momentos la brisa normal también desapareció.

Según Brian Helmuth, quien estudia los efectos de la temperatura del aire en las criaturas marinas, un día de 75 grados Fahrenheit, en los tejidos dentro de una criatura marina como el mejillón pegado a una roca puede subir a 105 grados (40,5 grados Celsius). Los animales tratan de ventilar el calor con la briza pero ese día no había briza.

“Desafortunadamente este fue el peor momento posible”, dijo a Bay Nature.

“En el pasado hemos visto morir parches, pero en este caso fue en todas partes”, dijo Sones a la revista. “Cada parte de la cama de mejillones que toqué, había mejillones que habían muerto”.

En la playa también por el efecto del calor se vieron bastantes algas blanqueadas. Estas algas son generalmente de color verde oscuro y marrón – los blancos y rojos son anormales para estas especies, la Mazzaella sp. y la Hierba de la Roca Enana (Pelvetiopsis limitata).

La investigadora dijo que habló con el biólogo marino Eric Sanford, quien había visto lo mismo en la parte de la reserva donde él había estado trabajando.

Además de Bodega Bay se reportaron muertes alrededor de Dillon Beach y Pinnacle Gulch, en Sea Ranch, y en Kibesillah Hill al norte de Fort Bragg.

Las temperaturas de hoy en la costa Norte de California ascienden entre 63 y 67 grados F. (13 a 19 grados Celsius).

Otro caso de mortandad en 2004

El biólogo Christopher Harley, de la Universidad de Columbia Británica, dijo que él observó un evento similar en la Reserva Marina de Bodega en 2004, el año anterior a la llegada de Sones, cuando el calor récord coincidió con las mareas bajas diurnas en marzo y abril.

Harley había desplegado registradores de temperatura y escribió que aunque la temperatura del aire sólo alcanzaba los 70 grados, en las rocas eran 97 grados F. (36 grados Celsius) . De acuerdo a un artículo de 2008 en la revista Marine Ecology, el dijo que los mejillones empiezan a luchar para sobrevivir desde unos 93 grados F. (34 grados Celsius).

La muerte de mejillones durante las olas de calor en la marea alta pueden haber ocurrido antes, aunque no se tienen informes.

***

¿Sabías?

Desde el 20 de julio de 1999 el comunismo chino lucha por eliminar 100 millones de personas

TE RECOMENDAMOS