Miami: Exilio venezolano rechaza posible veto a Ley de Amnistía a presos políticos

30 de Marzo de 2016
Actualizado: 30 de Marzo de 2016

El grupo Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) de Miami aplaudió hoy la Ley de Amnistía aprobada el martes por el Parlamento de Venezuela, al tiempo que rechazaba las declaraciones del presidente, Nicolás Maduro, que anunció que la vetaría.

José Colina, presidente de Veppex, señaló que de cumplirse la ley “permitiría la libertad de los presos políticos y el regreso de los exiliados a Venezuela”.

La Asamblea Nacional, de mayoría opositora al Gobierno, aprobó el martes en segunda discusión una Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional, a la que se opuso el grupo oficialista chavista, que respalda a Maduro.

Maduro ya había adelantado que no refrendaría la ley, al considerar que busca “proteger” a criminales. Colina rechazó la declaraciones de Maduro, al tiempo que expresó que él mismo sería uno de los beneficiados por esa ley.

El Gobierno de Venezuela “utilizará el bufete de abogados del régimen constituido por el Tribunal Supremo de Justicia para desconocer el texto aprobado por los diputados de la oposición en representación del pueblo de Venezuela”, se lamentó Colina.

El portavoz de Veppex señaló que estarán a la expectativa de la ley y analizarán la situación de algunos de los exiliados de la organización “para considerar su regreso a Venezuela”.

Sin embargo, señaló que se mantienen “las condiciones que han generado su persecución, excepto la desaparición de los delitos fabricados en sus contra, que esperamos los tribunales cumplan”, con la nueva ley, que pasará ahora al Ejecutivo.

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS