Michigan: GOP pide retrasar certificación para “auditoría e investigación completas” de resultados en Wayne

Por Tom Ozimek
21 de Noviembre de 2020
Actualizado: 21 de Noviembre de 2020

El Partido Republicano de Michigan instó el sábado a los funcionarios electorales del estado a posponer la certificación mediante un aplazamiento de dos semanas para permitir una “auditoría e investigación completas” de los resultados del condado de Wayne en medio de denuncias de “anomalías numéricas” e irregularidades de procedimiento.

La Junta Electoral de Michigan se reunirá el lunes 23 de noviembre para decidir si certificar los resultados de las elecciones o buscar más tiempo para revisar los resultados. Ronna McDaniel, presidenta del Comité Nacional Republicano (RNC) y Laura Cox, presidenta del Partido Republicano de Michigan, instaron a la junta en una carta (pdf) a suspender la sesión durante 14 días y realizar una “auditoría completa y transparente” que permitirá “que todos los habitantes de Michigan tengan confianza en los resultados”.

“Esta junta se enfrenta a una dura elección”, escribieron. “Puede ignorar anomalías numéricas e informes creíbles de irregularidades procesales, dejando que la desconfianza y la sensación de privación del derecho al voto que sienten muchos votantes de Michigan se agrave durante años; o puede aplazarlo catorce días para permitir una auditoría e investigación completas de esas anomalías e irregularidades antes de certificar los resultados”.

Un trabajador del Departamento de Elecciones de Detroit ayuda a procesar una boleta de voto en ausencia en la Junta Central de Conteo en el Centro TCF en Detroit, Mich., el 4 de noviembre de 2020. (Elaine Cromie/Getty Images)

La carta se hace eco de las preocupaciones expresadas por John James, un candidato republicano al Senado por Michigan, quien presentó una solicitud similar a la junta, pidiendo a los miembros que se tomen las dos semanas para una auditoría.

James está impugnando los resultados de su contienda contra el senador Gary Peters (D-Mich.) en las elecciones del 3 de noviembre y aún no ha cedido. El resultado no oficial muestra que James está detrás de Peters por alrededor de 92,000 votos o una brecha de alrededor de 1,7 puntos porcentuales.

“Presento esta solicitud porque estoy interesado en la verdad y en proteger la integridad de nuestras elecciones”, dijo James en un comunicado.

“A veces, la verdad toma tiempo para emerger y rara vez es fácil llegar a ella. El tiempo es el activo más valioso que tenemos en esta etapa y pido que nos tomemos todo el tiempo razonable y permitido, no para socavar nuestras elecciones, sino para mejorarlas y aumentar la confianza pública en los resultados de las elecciones”, escribió.

James dijo que hubieron múltiples informes de irregularidades y anormalidades en el TCF Center de Detroit la noche de las elecciones, como por ejemplo, que los observadores y trabajadores electorales informaron sentirse acosados ​​e incapaces de hacer su trabajo.

John James, el candidato republicano al Senado de EE.UU. por Michigan, habla con un medio de comunicación durante una entrevista en Detroit, Mich., el 7 de agosto de 2018. (Bill Pugliano/Getty Images)

Esta situación se da luego de que dos observadores republicanos del condado de Wayne firmaran declaraciones juradas diciendo que se arrepentían de haber votado el martes para certificar las elecciones del 3 de noviembre, alegando que la “intensa intimidación y coacción” y las falsas promesas de una “auditoría integral” los empujaron a aceptar certificar las elecciones después de votar en contra.

“Revoco mi voto anterior para certificar las elecciones del condado de Wayne”, dijo la miembro Monica Palmer, quien preside la Junta Electoral del Condado de Wayne, en una declaración jurada firmada el miércoles por la noche, según lo citado por Detroit Free Press. “Creo plenamente que el voto del condado de Wayne no debería certificarse”.

Palmer le dijo a Fox2 Detroit que la razón por la que se opone a la certificación es porque el 70 por ciento de las juntas de recuento de votos ausentes de Detroit aún permanecen desequilibradas e inexplicables a pesar de que se señalaron discrepancias en las primarias de agosto antes de las elecciones generales. Las estimaciones citadas por Fox indican que esto corresponde a alrededor de 400 votos de los 175,000 votos ausentes emitidos en Detroit.

Palmer le dijo al medio que ella y Hartmann acordaron certificar luego de que el exvicepresidente Jonathan Kinloch, un demócrata, accediera a realizar una auditoría “para aclarar los precintos que no tenían explicación”.

Kinloch dijo que acordaron enviar una solicitud de auditoría al secretario de estado de Michigan al día siguiente.

La secretaria de Estado, Jocelyn Benson, dijo el jueves que su oficina llevaría a cabo una auditoría que limite riesgos en todo el estado sobre las elecciones del 3 de noviembre junto con algunas auditorías de desempeño locales de algunas jurisdicciones, incluido el condado de Wayne.

“Este es un procedimiento estándar típico luego de la certificación electoral, y se llevará a cabo en el condado de Wayne y en cualquier otra jurisdicción local donde los datos muestren errores administrativos notables luego de la certificación estatal de las elecciones de noviembre”, dijo Benson en un comunicado, agregando que “las auditorías no están diseñadas para abordar ni se realizan en respuesta a acusaciones falsas o míticas de ‘irregularidades’ que no tienen base de hecho”.

“Cuando exista evidencia de fraude real o irregularidades, debe presentarse por escrito a la Oficina de Elecciones, que remite todas las acusaciones creíbles a la oficina del Fiscal General para una mayor investigación”, agregó.

Una portavoz de la oficina de Benson, Tracy Wimmer, dijo a Detroit Free Press que “no existe un mecanismo legal” para que ambos miembros de la junta rescindan su voto.

“Su trabajo está hecho y el siguiente paso en el proceso es que la Junta Electoral del estado se reúna y certifique”, dijo.

En su carta, McDaniel y Cox dijeron que ellos están “angustiados por los comentarios de algunos funcionarios públicos en Michigan que desestiman casualmente los importantes problemas e irregularidades que se ven en el condado de Wayne”.

“Si bien esos comentarios pueden estar motivados por el deseo de reforzar la confianza en los resultados de las elecciones, su efecto real ha sido hacer que los más de 2.6 millones de votantes de Trump y republicanos en el estado desconfíen aún más de que los funcionarios electorales de Michigan están ignorando sus demandas de libertad y elecciones justas”, escribieron.

Los dos señalaron que el secretario de estado de Georgia ordenó una auditoría manual completa a nivel estatal como medida para “ayudar a generar confianza” en los resultados como modelo a seguir por Michigan a medida que los funcionarios consideran los próximos pasos en torno a la certificación.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Fuertes tormentas de nieve azotan China | China al Descubierto

TE RECOMENDAMOS