Mientras China reporta más casos de COVID-19, universitarios revelan inquietudes por políticas de cierre

Por Frank Fang
27 de Diciembre de 2020
Actualizado: 27 de Diciembre de 2020

Mientras se descubrieron más casos de COVID-19 en Beijing y regiones del noreste de China, algunos estudiantes universitarios chinos en la ciudad de Dalian denunciaban que estaban encerrados en la escuela y no podían salir del campus.

Beijing continuó anunciando nuevos pacientes y el gobierno de la ciudad dictaminó el 25 de diciembre que ningún residente debe abandonar la ciudad a menos de que se trate de una emergencia.

Anteriormente, las autoridades dijeron que un hombre de apellido Fu contrajo COVID-19 mientras estaba en Beijing, dio positivo al llegar a la ciudad de Ningbo y fue puesto en cuarentena el 23 de diciembre.

Las autoridades sanitarias locales se apresuraron a rastrear sus pasos en Beijing y Ningbo y a poner en cuarentena a aquellos con los que estuvo en contacto. Fueron identificadas 260 personas en Ningbo como sus contactos cercanos.

Mientras tanto, Dalian, una ciudad portuaria ubicada en la provincia de Liaoning, presenció un aumento de casos de infección en los últimos días. El 21 de diciembre, las autoridades municipales anunciaron que los institutos de salud locales deberían someterse bajo un “estado belicoso” para detener la propagación del COVID-19, luego de que la ciudad descubrió continuamente nuevos casos de transmisión local desde el 15 de diciembre.

Y el 22 de diciembre, las autoridades de Dalian pusieron en marcha pruebas para todos los residentes en toda la ciudad.

Shenyang, otra ciudad de Liaoning que se encuentra a unas cuatro horas en automóvil desde Dalian, fue sometida bajo una condición de “tiempo de guerra” el 23 de diciembre. Ese día, los funcionarios de salud municipales emitieron un documento pidiendo a las autoridades regionales que “controlen estrictamente” a las personas que abandonan sus áreas residenciales durante el período de vacaciones del Año Nuevo y el próximo Año Nuevo Lunar chino en febrero.

Los funcionarios de salud de Dalian también promulgaron medidas estrictas para los estudiantes universitarios. Según una carta enviada por la Universidad local Marítima de Dalian dirigida a todos los estudiantes y profesores el sábado, todos los estudiantes universitarios de Dalian tenían prohibió salir de la ciudad hasta que el brote local llegara a su fin, y se les pidió a todas las universidades locales que hicieran “gestión de sellado”. La carta se posteó en la cuenta de redes sociales Weixin de la escuela.

El domingo, la Universidad Marítima de Dalian publicó otra carta en Weixin dirigida a los padres de los estudiantes, explicando que debido a que el brote local seguía siendo “severo”, era necesario impedir que los estudiantes abandonaran la escuela para reducir los movimientos de la gente.

Otras universidades locales también dieron órdenes similares a sus estudiantes, incluida la Universidad de Lenguas Extranjeras de Dalian, la Universidad de Finanzas y Economía de Dongbei y la Universidad de Tecnología de Dalian.

Un estudiante de la Universidad Marítima de Dalian que se negó a dar su nombre dijo a la edición en chino de The Epoch Times que canceló su vuelo a casa porque a los estudiantes no se les permitió salir de la escuela.

Dijo que no creía que los funcionarios escolares escucharan las preocupaciones de los estudiantes acerca de la nueva política de cuarentena, sin embargo expresó su esperanza de que el brote local pronto terminara para que pudieran ir a casa y disfrutar de las vacaciones de Año Nuevo con su familia.

Una estudiante llamada Li Ling (seudónimo) de la Universidad de Tecnología de Dalian dijo a esta edición que al gestionar el brote de COVID-19, los funcionarios escolares no habían cumplido sus promesas a los estudiantes.

Por ejemplo, Li dijo que los estudiantes hicieron fila en la escuela para hacerse la prueba de detección de la enfermedad al mediodía del 26 de diciembre porque les dijeron que los estudiantes podían irse a casa el 28 de diciembre si los resultados de la prueba eran negativos. Sin embargo, horas más tarde, alrededor de las 2 p.m. hora local, los funcionarios del gobierno local cancelaron la prueba.

Li dijo que no sabía cuándo podrían volver a casa y expresó su preocupación de que los estudiantes tuvieran que pagar el autobús cancelado o los boletos de avión que inicialmente reservaron para regresar a casa.

Hubo malestar entre el alumnado. Según Li, había gritos de “quiero ir a casa” desde las ventanas del dormitorio de la escuela a las 11 p.m. hora local del 24 de diciembre.

Li cuestionó por qué las escuelas decidieron mantener a los estudiantes en el campus, ya que podrían informar fácilmente sobre su paradero en caso de irse.

“Creo que si el gobierno de Dalian continúa insistiendo en no permitir que los estudiantes se vayan, los estudiantes podrían volverse inquietos. Incluso podrían unirse para oponerse”, dijo Li.

Beijing, la capital de China, también experimentó un brote en aumento.

El 26 de diciembre, el distrito de Shunyi en Beijing fue sometido a la “modalidad belicoso” luego de que las autoridades confirmaron dos nuevos casos transmitidos localmente, según la prensa estatal china. Los casos impulsaron a las autoridades a exigir la realización de pruebas a 800,000 habitantes del distrito. Hasta la medianoche del sábado, el medio estatal chino, Xinhua, informó que se realizaron pruebas a unas 120,000 personas.

Se confirmaron también nuevos casos el domingo.

Cerca de 2000 personas que viven en el complejo residencial de Lianzhu Garden, en el distrito de Shunyi se les dijo que no podían salir las instalaciones, según el medio estatal Health Times. Fu, el hombre que viajó a Ningbo y dio positivo por COVID-19, había vivido en el mismo complejo.

Mientras tanto, los trabajadores del Parque Científico Aobei en el distrito Haidian de Beijing, donde trabajaba Fu, se enteraron el miércoles que no podían salir de su lugar de trabajo.

En la red social china Weibo, la gente denunció que a todos los trabajadores se les pidió que se sometieran a pruebas de ácido nucleico para detectar COVID-19 y que podrían permanecer en cuarentena en el interior durante mucho tiempo.

Con información de Nicole Hao.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


A continuación:

Estudiante de Xinjiang relata su calvario durante el prolongado cierre de la universidad

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS