Mientras Xi galopa por conservar el poder, el PCCh presenta el plan “Visión 2035”

Por Nicole Hao
28 de Octubre de 2020
Actualizado: 28 de Octubre de 2020

El Partido Comunista Chino (PCCh) inauguró su reunión política más importante del año, el 26 de octubre, para discutir sus políticas económicas.

Los medios de comunicación estatales informaron que los principales funcionarios del Partido elaborarán un plan económico y de desarrollo de cinco años e introducirán un nuevo plan de 15 años, llamado Visión 2035, durante la reunión que se llevará a cabo del 26 al 29 de octubre.

Oficialmente conocida como la quinta sesión plenaria, deben participar los 202 miembros y 168 miembros suplentes del Comité Central de élite del PCCh.

Los analistas de China dicen que el líder del partido, Xi Jinping, está tratando de solidificar su poder a través de la reunión, mientras que los ciudadanos comunes, que intentaron presentar sus quejas a las autoridades de Beijing, han sido rápidamente silenciados.

Planes económicos

El medio de comunicación estatal, Xinhua, publicó un párrafo el 26 de octubre, simplemente indicando que se estaba redactando el plan quinquenal y la Visión 2035. Si bien, ni el régimen chino ni los medios estatales informaron ningún otro detalle, Xi anticipó algunas de las prioridades del Partido durante una reunión del Politburó, el 22 de octubre.

“El complicado entorno internacional ha traído nuevos conflictos y desafíos”, por lo que “debemos promover el desarrollo de alta calidad durante el decimocuarto plan quinquenal y centrarnos en la construcción de un nuevo patrón de desarrollo con la circulación económica doméstica como cuerpo principal y la doble circulación doméstica-internacional como complemento”, dijo Xi.

El líder chino Xi Jinping (izquierda) y el primer ministro Li Keqiang cantan el himno nacional en una ceremonia que marca el 70 aniversario de la entrada de China en la Guerra de Corea, en el Gran Salón del Pueblo, en Beijing, China, el 23 de octubre de 2020. (Kevin Frayer/Getty Images)

En medio de una recesión económica, debido a la pandemia de COVID-19, y del aumento de las sanciones a las empresas chinas, el PCCh comenzó en julio a promover el concepto de “circulación económica nacional”, lo que significa que las cadenas de suministro nacionales produzcan todos los bienes que los consumidores chinos quieren comprar.

Los planes económicos son probablemente los intentos de Xi de “resolver los problemas políticos y económicos dentro del régimen del PCCh”, y señaló que el plan Visión 2035 sugiere que Xi desea permanecer en el poder, al menos, hasta entonces, dijo el comentarista de asuntos de China con sede en Estados Unidos, Tang Jingyuan.

Otro comentarista con sede en Estados Unidos, Chen Pokong, dijo de manera similar en su canal de YouTube: “Utilizando el plan económico, Xi expresó su propósito de gobernar el país durante otros 15 años”.

En 2018, el Partido modificó su constitución y eliminó el límite de dos mandatos que restringía el tiempo de gobernanza de su líder, allanando el camino para que Xi gobierne legítimamente sin límite de mandato.

Algunas personas han criticado indirectamente el plan de “circulación económica” de Beijing.

El 24 de octubre, el vicepresidente chino, Wang Qishan, pronunció un discurso en la Segunda Cumbre del Bund en Shanghai, en el que instó: “China no debe tomar el camino de la autocirculación que está lleno de burbujas financieras. China no debería tomar el mal camino de los esquemas Ponzi”.

Wang instó al país a desarrollar en su lugar la economía real (elementos no financieros de la economía como manufactura, industria de servicios, construcción).

“Sin una economía real, el sector financiero sería como el agua sin una fuente o un árbol que ha perdido sus raíces”, dijo.

En la misma cumbre, el exdirector ejecutivo de Alibaba, Jack Ma, se quejó en su discurso de que China tenía “demasiadas prohibiciones y limitaciones con muy pocas políticas” y que las autoridades estaban “utilizando viejas medidas para controlar estrictamente los desarrollos actuales”.

El líder de China, Xi Jinping (izq.), se levanta cuando Wang Qishan (der.), exsecretario de la Comisión Central de Inspección Disciplinaria, llega a la primera sesión del PCCh del 13° Congreso Nacional del Pueblo, en Beijing, el 17 de marzo de 2018. (GREG BAKER/AFP a través de Getty Images)

Luchas políticas internas

Antes y durante la quinta sesión plenaria, Xi también reemplazó a algunos altos funcionarios, lo que indica que tiene la intención de purgar a los que no le son leales.

El 27 de octubre, funcionarios de la región de Mongolia Interior de China anunciaron que se estaba investigando a cuatro funcionarios en rangos directivos por acusaciones de corrupción. El mismo día, la oficina del fiscal superior de China también anunció que el director de la quinta oficina de Mongolia Interior estaba siendo procesado por delitos de soborno.

El 20 de octubre, dos importantes medios estatales del PCCh, People’s Daily y Xinhua, anunciaron que sus directores serían reemplazados por los directores de redacción de los medios.

Este año, el Partido ha reemplazado a 13 de sus jefes provinciales. Seis funcionarios conocidos por su lealtad a Xi fueron promovidos al cargo de jefe del Partido. Por ejemplo, el exalcalde de Shanghai, Ying Yong, fue ascendido en febrero a jefe del Partido de la provincia de Hubei.

Tang cree que Xi está tratando de colocar a funcionarios leales en puestos de alto nivel antes del 20º Congreso Nacional del Partido, que se espera que se celebre en octubre de 2022. La reunión se realiza cada cinco años para determinar los sucesores dentro del liderazgo central del Partido.

“Xi quiere asegurarse de que puede mantener su posición como líder del régimen promoviendo a sus partidarios. Así que aprovecha todas las oportunidades para reemplazar a los funcionarios leales a otras facciones del PCCh”, dijo Tang.

Un oficial de policía paramilitar hace guardia en Beijing, el 1 de mayo de 2020. (Kevin Frayer/Getty Images)

Personas silenciadas

Las autoridades han vigilado estrechamente a los disidentes en el período previo a la quinta sesión plenaria.

Un peticionario, que se encontraba fuera de la agencia gubernamental más alta del país que recibe apelaciones públicas, la Administración Nacional de Quejas y Propuestas Públicas (NPCPA), presenció cómo un compañero manifestante intentaba suicidarse después de que las autoridades se negaran a ayudarlo.

“Un gran número de peticionarios está [frente a la NPCPA] hoy, y hay muchos oficiales de policía que intentaron detenernos”, dijo el peticionario a The Epoch Times en una entrevista telefónica.

Dijo que el hombre, de 60 años, estaba muy emocionado y comento que el hombre de repente sacó un cuchillo para cortarse las muñecas.

“Los agentes de policía de la ciudad natal del peticionario lo llevaron a la NPCPA, pero no llamaron a una ambulancia”, dijo el testigo. “La policía en el lugar no nos permitió tomar fotos o videos”.

Se desconoce el destino del hombre.

Los peticionarios de todo el país, incluidos peticionarios de Sichuan, Hubei y Shanghai, le dijeron a The Epoch Times que viajaron a Beijing para apelar semanas antes del congreso. Pero las autoridades los enviaron de regreso a sus lugares de origen antes de que comenzaran las sesiones.

Ni Yulan, una disidente y abogada de derechos humanos establecida en Beijing, dijo a The Epoch Times que su esposo de 70 años fue detenido en una estación de policía local durante más de 24 horas el 24 de octubre. Dos días después, la policía trató de arrestarla.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubre

Exclusiva: Mensajes de Biden revelan lazos estrechos con magnate chino

TE RECOMENDAMOS