Miles de bomberos de NY protestan contra los decretos de vacunación del alcalde Bill de Blasio

Por Enrico Trigoso
29 de Octubre de 2021 1:30 PM Actualizado: 19 de Noviembre de 2021 1:21 PM

MANHATTAN, N.Y. Miles de bomberos de Nueva York se reunieron el jueves por la tarde frente a la Gracie Mansion, la residencia del alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, para protestar contra los decretos de vacunación.

De Blasio impuso recientemente un decreto de vacunación a todos los trabajadores bajo su cargo, diciendo que es por la seguridad de la ciudad.

Los oradores destacados en el mitin hicieron que sus voces se escucharan en más de dos cuadras llenas de bomberos activos, bomberos jubilados y otros simpatizantes.

“No estamos contra las vacunas, solo contra el decreto”, dijeron muchos de los oradores destacados.

A algunos de los otros partidarios se les pidió que retiraran los carteles políticos que no se centraran en la causa principal de la protesta.

La fecha límite para la aplicación de la vacuna es el viernes a las 5 de la tarde. La mayoría de ellos quiere seguir trabajando, pero algunos prefieren retirarse antes que recibir la vacuna.

Los sindicatos no han podido llegar a un acuerdo final con el alcalde. El único acuerdo al que se llegó fue que a los bomberos que serán puestos en licencia no se les retirarán sus beneficios médicos y sindicales durante al menos 30 días.

Los bomberos se manifiestan contra los decretos de vacunación frente a la residencia del alcalde Bill de Blasio, en Manhattan, Nueva York, el 28 de octubre de 2021. (Enrico Trigoso/The Epoch Times)

“Ya tenía COVID-19

Sean Fitzgerald, de la Brigada 174 de East Flatbush (Brooklyn), lleva 16 años prestando servicio en el Cuerpo de Bomberos de Nueva York.

No quiere vacunarse porque ya contrajo COVID-19 en febrero y cree que su inmunidad natural es más que suficiente para defenderse del virus.

“Pfizer acaba de publicar que después de seis meses pierde el 47 por ciento de su eficacia. Así que para qué voy a tomar una vacuna si ya tuve COVID-19”.

“Acabo de comprobar mis anticuerpos el fin de semana pasado… así que no necesito una vacuna para ayudar a mi cuerpo a protegerse de ese virus”.

“Si este virus es tan mortal, tan contagioso, entonces ¿por qué la gente que llega al poder y es elegida para gobernar nuestra nación, especialmente en tiempos de crisis, por qué se eximió de la vacuna? ¿No deberían ser los primeros en recibir la vacuna?”

“Creo que el complejo industrial farmacéutico es más grande que cualquier otra cosa, y triunfa sobre todo. Y lo que me gustaría ver, me gustaría una investigación de las cuentas de inversión de cada funcionario electo para ver sus participaciones. ¿Tienen acciones de Moderna? ¿Cuándo compraron Moderna? ¿Siguen teniéndola? ¿Cuándo compraron Pfizer, J&J? Porque hay un componente monetario en esto por su parte”.

Cree “absolutamente” que existe un vínculo entre los políticos y las grandes farmacéuticas. “Es de sentido común”, añadió, “¿por qué impulsarían esta vacuna si no es por eso?”.

Sean Fitzgerald, un bombero activo, protesta contra el d decreto de vacunación frente a la residencia del alcalde en Manhattan, Nueva York, el 28 de octubre de 2021. (Enrico Trigoso/The Epoch Times)

“Dr. Fauci le dice repetidamente al país que ‘confíe en la ciencia’. Siento que la inmunidad natural y el desarrollo de anticuerpos no están siendo aceptados como ‘ciencia’. Eso es absolutamente contradictorio porque no promueve la narrativa”.

La política anterior de la ciudad era exigir pruebas semanales de COVID-19, pero ahora eso se ha cancelado y se ha reemplazado con el decreto de vacunación.

“Acabamos de terminar un mes de pruebas para COVID en la estación de bomberos, pruebas semanales. Y [en] los números que salieron hace dos semanas, se administraron 6000 pruebas y solo 54 dieron positivo”.

“Desafortunadamente, perdimos un bombero por COVID-19. Pero hay más de 10,000 miembros uniformados. Y estábamos operando las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días. Nunca trabajamos ni una vez a través de una conferencia zoom desde nuestros hogares. Respondimos a cientos de miles de emergencias, interactuando directamente con el público, el público infectado, en sus hogares”.

Aclaró que otras siete muertes reportadas en los medios no fueron de bomberos, sino de miembros de los servicios médicos de emergencia bajo el mismo amparo del FDNY.

“La inmunidad natural no produce dinero”

Un bombero que trabaja para el departamento a nivel administrativo le dijo a The Epoch Times, bajo condición de anonimato, que cree que hay un esfuerzo para impulsar la vacuna por razones monetarias.

Cuando se le preguntó si cree que existe una conexión entre los políticos que exigen la vacuna y las empresas farmacéuticas, respondió “absolutamente, y eso muestra solo la capacidad de marketing de los principales medios de comunicación”.

“Creo que la inmunidad natural no les importa porque no genera dinero. Se trata de conseguir dinero. Y si las vacunas de Pfizer y Moderna, su eficacia cae un 22 por ciento cada 30 días, cualquiera que haya tomado la inyección hace cinco meses se está acercando al punto en que no tiene ninguna protección de todos modos. Están dando una falsa sensación de seguridad”, dijo.

“Pasamos de ser héroes a no valer nada”

El bombero Michael Salcedo dijo: “No se puede obligar a las personas a tomar algo que no quieren tomar. Tenemos inmunidad natural, que es más fuerte que esta vacuna. Déjennos elegir… Es nuestro derecho”.

Salcedo dijo que, si no se revoca el decreto, él y sus compañeros se retirarán.

Durante la pandemia, se les ordenó trabajar y todos cumplieron con sus deberes.

“Teníamos la orden de trabajar y todos vinimos a trabajar e hicimos lo correcto. Y entonces nos necesitaron y nos aplaudieron. Ahora pasamos de ser héroes a no valer nada. Ahora solo quieren deshacerse de nosotros porque quieren imponer algo en lo que no creemos. Es nuestra elección decir sí o no, no es su elección decirnos qué poner en nuestros cuerpos”.

“Aún puede transmitir COVID y contraer COVID y enfermarse mientras está vacunado. Entonces, para mí, esa no es una buena vacuna”, señaló Salcedo.

Michael Salcedo, un bombero activo, protesta contra los mandatos de vacunas frente a la residencia del alcalde, en Manhattan, Nueva York, el 28 de octubre de 2021. (Sarah Lu/The Epoch Times)

Muchos “se van a retirar”

Steve Rogers es un veterano que lleva 38 años trabajando para la Primera Brigada.

“Estos decretos son ridículos. La mayoría de los muchachos que no están vacunados tienen los anticuerpos y podrían someterse a pruebas semanalmente. Pero en cambio, la ciudad y el alcalde quieren impulsar los decretos y hacer que los muchachos se vayan de licencia sin goce de sueldo”, dijo.

“Muchos chicos se van a retirar y muchos van a pedir la baja sin sueldo.

“[Eso] va a dejar al departamento de bomberos con muy poco personal y perderá a todos los hombres y oficiales de alto rango, lo cual es muy peligroso.

“Si todos estos miembros se van de licencia sin goce de sueldo, tendrán que cerrar varias estaciones de bomberos cada noche, lo que es un peligro para la ciudad, en lo que respecta a los incendios. Además, en lo que respecta a los servicios de emergencia, la gente llama por un ataque al corazón, y en lugar de que la gente responda en cinco minutos, estarán allí en 20 minutos. Es muy, muy peligroso”.

Rogers aclaró que él no planea retirarse.

Steve Rogers, un bombero activo, protesta contra el decreto de vacunación frente a la residencia del alcalde en Manhattan, Nueva York, el 28 de octubre de 2021. (Sarah Lu/The Epoch Times)

“La libertad es primordial”

Kieran Burke es un bombero jubilado que trabajó para la ciudad durante 23 años.

“Estoy aquí hoy para apoyar a mis compañeros de trabajo de la ciudad, a los ciudadanos de esta ciudad y a los que vienen a visitarla. Porque su seguridad estará en grave peligro si siguen adelante con esto y despiden arbitrariamente a miles de profesionales de servicios de emergencia, maestros, enfermeras, profesionales de saneamiento altamente capacitados y experimentados, etc.

“Yo estoy vacunado, mi elección fue que me vacunaran. Pero cada persona tiene un entorno diferente en su vida que dicta lo que debe hacer desde el punto de vista médico y de otro tipo”.

“Estos son los Estados Unidos de América. La libertad es primordial. Toda esta nación se basa en la libertad”, agregó Burke.

Kieran Burke, un bombero retirado, protesta contra el decreto de vacunación frente a la residencia del alcalde, en Manhattan, Nueva York, el 28 de octubre de 2021. (Sarah Lu/The Epoch Times)

Derecho a la representación sindical

El presidente de la Asociación de Bomberos Uniformados, Andrew Ansbro, les dijo a los medios de comunicación ese mismo día que había dado instrucciones a sus miembros para que se presentaran al servicio independientemente de si se habían vacunado o no, desafiando el decreto.

Le dijo a The Epoch Times que el gobierno no permite que la inmunidad natural sea un punto en los decretos de vacunación.

“No encontrará un médico que no esté de acuerdo con la inmunidad natural. Todos pueden tener una opinión separada, pero hasta hace unas semanas, los CDC decían que no debería vacunarse dentro de los 90 días posteriores a la infección”.

Ansbro representa a unos 8400 bomberos activos y 11,000 bomberos jubilados.

“Nadie le dirá que esta vacuna evita que se infecte. Me vacunaron el primer día, mi esposa fue vacunada. Mi esposa contrajo COVID y me lo contagió a mí, este decreto no detiene la propagación de la variante delta o muchas de las otras variantes. Esta vacuna no es 100 por ciento efectiva”.

“Creemos que nuestros miembros tienen derecho a elegir. Y también creemos que nuestros miembros tienen derecho a ser representados por su sindicato y decirle al alcalde, ‘tienes que sentarte con nosotros y negociar los términos de esto’”, dijo Ansbro.

Dijo que alrededor del 45 por ciento de la fuerza no había sido vacunada hace unas semanas y alrededor del 70 por ciento había contraído el virus en algún momento y ganó inmunidad natural. Para aquellos que no habían ganado la inmunidad natural o no se habían vacunado, recomendó que se vacunen.

Andrew Ansbro, presidente de la Asociación de Bomberos Uniformados, frente a la residencia del alcalde Bill de Blasio durante una protesta contra el decreto de vacunación, en Manhattan, Nueva York, el 28 de octubre de 2021. (Enrico Trigoso/The Epoch Times)

“Lo más seguro sería hacer las pruebas para COVID”

El vicepresidente de la Asociación de Bomberos Uniformados, Bobby Eustace, dijo que todo lo que quieren es tener una opción.

“La cantidad de exposición que han tenido nuestros miembros, combinada con la cantidad de miembros que están vacunados y la cantidad de miembros que están enfermos actualmente, realmente no es una gran amenaza. Y si realmente quisiera mantener a las personas a salvo, les haría las pruebas. Ya no es un tabú que las personas vacunadas contraigan COVID”, dijo Eustace.

“Las personas vacunadas que tienen COVID pueden contagiarlo a otras personas, tanto vacunadas como no vacunadas, así que lo más seguro sería hacerles la prueba, ¿no? Pero no lo hacemos porque cuesta mucho dinero”.

“Entregaron pruebas para el departamento de bomberos por una semana. Obtuvieron resultados de 45 y 60 miembros positivos entre casi 5200 miembros”.

“Una fracción dio positivo, una fracción, y solo hicieron pruebas a los no vacunados, ni siquiera a los vacunados, y luego se detuvieron porque el dinero era demasiado. ¿Qué te dice eso?, dijo Eustace.

Los bomberos protestan contra el decreto de vacunación frente a la residencia del alcalde, en Manhattan, Nueva York, el 28 de octubre de 2021. (Enrico Trigoso/The Epoch Times)

The Epoch Times se acercó a la oficina del alcalde para recibir comentarios al respecto.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.