Miles de personas exigen en Estambul fin de la represión a uigures en China

Por Noticia de agencia
20 de Diciembre de 2019 5:25 PM Actualizado: 20 de Diciembre de 2019 5:25 PM

Más de 10,000 personas marcharon este viernes por el centro histórico de Estambul para expresar su solidaridad con la minoría uigur en China y exigir el fin de la represión política que sufre ese colectivo, de credo musulmán.

La protesta, convocada por la ONG islamista turca IHH, arrancó en el patio de la mezquita de Fatih, feudo de corrientes fundamentalistas turcas, y continuó hacia el Gran Bazar, entre consignas sobre todo religiosas.

Ni rastro hubo de referencias al futbolista turcoalemán Mesut Özil, cuyos comentarios en las redes sociales sobre la represión de los uigures, hace una semana, desencadenaron una dura reacción de China y un debate internacional.

“¿Mesut Özil? ¿Quién es?”, respondía a la pregunta de Efe un manifestante que decía llamarse Mohamed, y aseveraba que desconocía el papel del deportista en la polémica.

“Aquí hemos hecho muchas manifestaciones por nuestros hermanos uigures, es algo que tenemos muy presente, y no entendemos que Europa se quede callada al respecto”, agregó.

La marcha, acompañada por numerosos voluntarios de la ONG IHH, que figuraban como servicio de orden, paralizó parte del tráfico en el casco urbano, pero terminó sin incidentes.

La IHH tiene una conocida trayectoria de denunciar casos de represión internacionales, siempre desde una perspectiva islamista, y fue la organización que fletó el buque “Mavi Marmara” para intentar romper el bloqueo de la Franja de Gaza en 2010.

¿Sabías?

Después de 20 años, muchos aún no saben que millones de personas inocentes son perseguidas por un régimen malvado

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.