Ministro de Economía de México se reunirá con EE.UU. antes de las negociaciones arancelarias

Por Bowen Xiao - La Gran Época
03 de Junio de 2019 Actualizado: 03 de Junio de 2019

Un alto funcionario mexicano se reunirá con el Secretario de Comercio de los Estados Unidos, Wilbur Ross, en Washington el 3 de junio, dos días antes de una cumbre previamente planificada entre los dos países vecinos para discutir los aranceles recientemente impuestos a los productos mexicanos.

Las discusiones de alto nivel comenzarán antes de lo programado, luego de que la ministra de economía de México, Graciela Márquez, anunció los detalles de una reunión con Ross en una publicación del 2 de junio en Twitter. Acompañando su publicación había una foto de ella junto a Ross. La pareja se había reunido mientras asistía a la inauguración del presidente de El Salvador, Nayib Bukele.

La reunión se dio debido a que México intenta desactivar las tensiones comerciales resultantes de la actual crisis migratoria en la frontera. El presidente Donald Trump impuso un arancel del 5 por ciento a todos los bienes de México, que aumentarán gradualmente hasta en un 25 por ciento si México no impide que una multitud de inmigrantes ilegales pasen por el país para ingresar ilegalmente a los Estados Unidos.

Hace unos días, el ministro de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, dijo que encabezaría una importante delegación para reunirse con los funcionarios de los Estados Unidos en Washington el 5 de junio. Ebrard estará acompañado por el viceministro de Relaciones Exteriores para América del Norte, Jesus Seade. El secretario de Estado Mike Pompeo encabezará la delegación de los Estados Unidos.

La Casa Blanca no respondió por tiempo de prensa a una solicitud de comentarios sobre la reunión.

La viceministra de comercio exterior de México, Luz María de la Mora, luego especificó en Twitter que ambos países analizarían su relación comercial, y agregó que México se había convertido en el mayor socio comercial de Estados Unidos a principios de 2019.

Mientras tanto, en declaraciones el 1 de junio, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, insinuó que su país podría reforzar los controles migratorios en un intento por evitar las nuevas tarifas impuestas por Trump, lo que indica un impulso para el diálogo.

Trump dijo que México no ha tomado suficientes medidas para detener el flujo de inmigrantes ilegales que cruzan la frontera, la mayoría de los cuales ingresan a México desde otros países de América Central. La economía de México, que depende en gran medida de las exportaciones a los Estados Unidos, se contrajo en el primer trimestre. Mientras tanto, los funcionarios de la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos dijeron que hasta el 10 de mayo, habían detenido a más de 500.000 extranjeros ilegales en la frontera sur este año fiscal.

López Obrador dijo en una conferencia de prensa que México quería llegar a un acuerdo con Estados Unidos y encontrar una manera de evitar las tarifas. Dijo que espera “buenos resultados” en las próximas conversaciones.

“Lo principal es informar sobre lo que ya estamos haciendo en el tema de la migración, y si es necesario reforzar estas medidas sin violar los derechos humanos, podríamos estar preparados para alcanzar ese acuerdo”, dijo López Obrador, y agregó que México no intentará una guerra comercial con los Estados Unidos.

Sus comentarios siguen a los de Seade, quien dijo a Reuters días atrás que México quiere agudizar las medidas existentes para frenar el flujo de los centroamericanos que ingresan a los Estados Unidos a través del país.

Las tarifas, dijo Trump anteriormente, entrarán en vigencia el 10 de junio y se incrementarán hasta que se resuelva el “problema de la inmigración ilegal”. En abril, los oficiales de la frontera de Estados Unidos detuvieron a casi 99.000 personas que cruzaban la frontera sur de los EE.UU., la cifra mensual más alta desde 2007.

El trato comercial no se verá afectado

Los funcionarios de la administración de Top Trump dijeron el 2 de junio que las nuevas tarifas propuestas por el presidente no interferirán en la finalización de un nuevo pacto comercial de América del Norte.

Mick Mulvaney, jefe interino de personal de la Casa Blanca, dijo en “Fox News Sunday” que las tarifas “no estaban relacionadas” con el acuerdo comercial entre EE.UU. y México-Canadá, conocido como USMCA, actualmente en espera de la aprobación del Congreso de EE.UU. Él esperaba que los aranceles del 5 por ciento entraran en vigencia porque “el presidente es muy serio en cuanto a arreglar la situación en la frontera sur”.

El secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, dijo que las tarifas no empeorarían la situación económica de México y conducirían a más migrantes a la frontera, sino que incentivarían a México a restringir el flujo de inmigrantes centroamericanos que se dirigían a Estados Unidos.

“Necesitamos que México se intensifique y haga más. Y estos cruces hacia México están ocurriendo en un tramo de 240 kms de su frontera sur”, dijo McAleenan en el programa “Estado de la Unión” de CNN. “Esta es un área controlable. Necesitamos que pongan a sus autoridades ahí abajo y prohibían el paso a estas personas antes de que hagan ruta hasta Estados Unidos”.

McAleenan dijo que quería que México reforzara sus propios controles de inmigración para acabar con las redes que transportan a los migrantes en todo México y permitir que más migrantes esperen en México mientras solicitan asilo en los Estados Unidos.

Anteriormente, el asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, dijo a CNBC en una entrevista el 31 de mayo que la decisión del presidente no era una “guerra arancelaria”, sino simplemente una medida para que México “haga lo que debería estar haciendo”.

El 2 de junio, Trump describió a México como un “abusador” de los Estados Unidos y ofreció un ultimátum: ya sea que detiene la “invasión” a lo largo de la frontera sur, o las empresas estadounidenses serán “devueltas” por medio de las nuevas tarifas. El presidente hizo los comentarios en una serie de publicaciones de la madrugada, terminando uno de ellos con “¡América ha soportado bastante!”

Reuters contribuyó a este informe.

***

Video relacionado
Si te importan los hispanos, apoya el muro fronterizo

TE RECOMENDAMOS