Madre avergüenza a su hija en público por su peso y la reacción de la gente no se hizo esperar

Por La Gran Época
26 de Febrero de 2019 Actualizado: 27 de Febrero de 2019

Muchas personas tienden a culpar a los medios de comunicación por los valores de la imagen corporal de sus hijas. Pero te sorprenderá saber que la Dra. Leslie Sim, directora clínica del programa de trastornos alimentarios de la Clínica Mayo y psicóloga infantil, dice que “las madres son probablemente la influencia más importante en la imagen corporal de una hija”.

Un estudio de la Campaña Keep It Real señala que el 80 por ciento de todas las niñas estadounidenses de 10 años han estado a dieta.

Ahora, consciente de esta realidad, si alguna vez escuchas a una madre criticando a su hija con comentarios vergonzosos de su cuerpo, y forzándola a usar un vestido que es demasiado pequeño para ella, ¿qué harías?

¿Podrías dar un paso adelante para defender a la niña? ¿O te ocuparías de tus propios asuntos?

Imagen ilustrativa. (Crédito: Dmytro Zinkevych/Shutterstock)

Este mismo escenario perturbador, como se vio en la película Spanglish en 2004, protagonizada por Adam Sandler, se desarrolló en la boutique Hazel en Ramsey Nueva Jersey. La niña, que llevaba un vestido ajustado, le dijo a su madre: “Es realmente incómodo. Veo que está muy apretado”.

A pesar de su protesta, la madre insistió en que su hija use el “vestido inspirador” para que la motivara a perder peso.

“Te vas a ver tan hermosa cuando pierdas esos kilos de más”, le dijo a la chica.

Oyendo a la madre avergonzar públicamente a su hija para que se despojara de esos kilos de más, muchos clientes se alarmaron. Preocupados porque los comentarios hirientes de su madre provocaran una serie de otros problemas de salud, incluyendo un trastorno alimenticio, depresión y problemas de mala imagen corporal, saltaron a la defensa de la niña.

Queriendo aumentar la autoestima de la chica, un cliente le dijo: “Creo que te ves genial”.

“A su edad, no debe preocuparse por nada de eso”, dijo otro cliente.

Imagen ilustrativa. (Crédito: StockSnap/Pixabay)

Algunos clientes se acercaron para darle a la madre un consejo.

“Realmente la afectó mucho. Creo que tenemos que mejorar la situación de las niñas”, dijo uno de ellos.

Otra joven clienta comentó: “No tiene que ser delgada para sentirse bonita”.

Mientras otra le advirtió a la madre, “Creo que decirle que necesita perder peso y que necesita estar más delgada podría provocarle un trastorno alimenticio, y no creo que debas decirle eso”.

Sin embargo, todas estas opiniones cayeron en saco roto. Sin prestar atención a sus advertencias, la madre se mantuvo firme en su decisión de encontrarle a su hija un tamaño más pequeño.

La madre, incluso regañó a una mujer, que también estaba de compras con su hija, para que se ocupara de sus propios asuntos.

Imagen ilustrativa: (Crédito: markusspiske/Pixabay)

Enfadada por lo que dijo, la mujer refutó airadamente: “Tienes una hermosa hija. Se trata de lo que hay dentro, no de lo que ves fuera. Todos venimos en diferentes formas y tamaños”.

Justo cuando las dos mujeres comenzaron a discutir, el presentador John Quinones del reality show de ABC “What Would You Do” (¿Qué harías tú?) se acercó en secreto.

Afortunadamente, esto fue solo un experimento social conducido por el programa. La actriz Michele, fue contratado para actuar como madre mientras que la joven actriz, Amanda retrató a la hija.

“Estoy tan feliz que estés aquí ahora mismo. Me estaba alterando mucho”, dijo la mujer. “No podía… no podía quedarme quieta”.

La mujer también compartió que: “Ningún niño es perfecto pero como mamá, tú los animas a hacer lo mejor que pueden”.

Y añadió: “No te avergüences, porque la vergüenza es lo peor que puedes hacer”.

¿Sabías que nunca es prudente que los padres comenten sobre el peso de su hija?

Según un estudio publicado en la revista Eating & Weight Disorders, el comentario de un padre sobre el peso de una hija puede tener un impacto duradero en la niña, causándole insatisfacción con su peso adulto años después.

Entonces ¿cómo puede una madre ayudar a su hijo a perder peso sin hacerlo sentir mal?

Una internauta escribió en Circle of Moms: “¿Por qué decir algo a un niño sobre su peso? No hay una manera agradable de decirle a alguien que está gordo. En su lugar, haces comidas saludables con porciones más pequeñas y luego bocadillos de frutas o verduras para cuando tengan hambre”.

“Los niños necesitan alejarse de la televisión y salir a jugar. Los deportes son geniales. Cualquier cosa para que se muevan y se motiven”, continuó. “Tú eres el padre, encárgate de lo que comen”.

Este experimento social, definitivamente sirve como un recordatorio para todas las madres. En lugar de decirle a su hijo que está gordo, puedes desempeñar un papel positivo al animarlo a llevar un estilo de vida saludable. ¡Mamá, por favor, tenlo en cuenta!

Mira aquí el vídeo que invita a la reflexión:

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Esta chica atraviesa EE.UU. en patines demostrando que la bondad aún existe

TE RECOMENDAMOS