Misteriosa enfermedad infla la cara de un hombre al triple de su tamaño y no pueden curarlo

Por Anastasia Gubin - La Gran Época
17 de Julio de 2019 Actualizado: 17 de Julio de 2019

Un carpintero filipino de la isla Leyte se encuentra afectado por una misteriosa enfermedad que los médicos locales no han podido curar. Su cara se hinchó desde hace tres años hasta transformarse en un balón y ahora es el triple de su tamaño.

Rómulo Pilapil, de 56 años, padre de tres hijos, comenzó a desarrollar este estado cuando se vio afectado por una improvisada picazón en los ojos y un escurrimiento nasal, informó Daily Mail. Los médicos creyeron que tenía un problema en los senos paranasales.

El primer diagnóstico que le hicieron fue de sinusitis y le recetaron medicamentos para esa enfermedad, pero dos semanas después su cara comenzó a hincharse.

El siguiente vídeo difundido su familia en Facebook el 6 de julio de 2019 muestra el estado de la cara hinchada de Rómulo Pilapil, mientras canta una canción con guitarra el día de su cumpleaños.

Los médicos no lograron frenar estos síntomas y desconcertados por la enfermedad recomendaron al hombre a que viajara a Manila para ser tratado allí, señala el reporte de Daily Mail.

La familia no pudo permitirse los gastos del viaje y la situación del carpintero empeoró cada vez más hasta que hoy el rostro es irreconocible.

Pilapil además perdió la vista cuando se le hincharon los párpados y se vio obligado a dejar el oficio, dijo la familia a Daily Mail.

El sobrino John Santos quien compartió las imágenes en Facebook pidió ayuda por su tío.

“Durante casi 3 años, sufrió esto. El es ROMULO PILAPIL, quien vive en brgy. Aeropuerto Purok 4 Ormoc City y ahora, 6 de julio de 2019, celebra su cumpleaños 56. En su pequeño hogar había una pequeña fiesta que le dio una sonrisa detrás del dolor que sentía. Esa enfermedad también hizo que se volviera más delgado y ahora, lentamente, no puede verla”.

“Solo le pedimos a él y a su familia que se curen y aún así crean en Dios y lo ayude a que lo sanen”.

Para superar la crisis familiar, los hijos que estaban todos estudiando, tuvieron que comenzar a trabajar para ayudar en la manutención, al igual que la esposa, que ahora realiza labores de barrendera, añade el informe de Daily Mail.

Entre todos los niños se turnan para cuidarlo en casa.

La familia también pidió ayuda en 2018 a través de Facebook para que alguien colabore con el padre y su esposa Jocelyn Sánchez. La petición era llevarlo a un centro asistencial fuera de los hospitales de Leyte y Cebú, que ya lo han visto sin lograr resultados.

Santos comentó en una entrevista que cuando comenzaron los síntomas, Pilapil estaba resfriado y todos creyeron que era solo una alergia.

“Sus ojos se veían irritados ese día, y su nariz estaba roja”, dijo el sobrino, según Daily Mail.

Calubian, Isla Leyte. (Wikimedia Commons)

Los médicos pensaron también que se trataba de una infección, pero la hinchazón no disminuía con nada.

Después de unas semanas Pilapil fue examinado por los médicos de su provincia, que tampoco pudieron dar con un diagnóstico adecuado.

La última visita al médico fue en 2018 y la familia no ha hecho un seguimiento con citas locales porque no hay nada más que los médicos puedan hacer.

Isla Leyte, Filipinas (Wikimedia Commons)

***

A continuación

El lupus la tenía al borde del suicidio, pero tres palabras cambiaron su vida para siempre

TE RECOMENDAMOS