Momento divertidísimo, pareja se despierta y ve a un perro desconocido en su cama

Por Louise Chambers
18 de Mayo de 2022 2:04 PM Actualizado: 18 de Mayo de 2022 2:04 PM

Una pareja de Tennessee que se despertó en medio de la noche para encontrar un perro extraño en su cama durante una tormenta ha compartido la divertidísima anécdota en redes sociales. Ahora, desde que reunieron a la dulce perrita con sus legítimos dueños, han conseguido que sea una compañera de juegos para sus tres perros.

Julie y Jimmy Johnson, que son guías de rafting en el río Ocoee, en el sureste de Tennessee, no son ajenos a la aventura. Pero cuando una mezcla de pitbull y labrador, Nala, se coló en su cama el 1 de mayo, no supieron qué hacer.

(Cortesía de Julie Johnson)

“Creo que cuando mi marido dejó salir a nuestros perros para que hicieran sus necesidades esa noche, antes de irnos a la cama, no cerramos la puerta del todo ni echamos el pestillo por completo”, dijo Julie, de 42 años, a The Epoch Times. “Parece que cayó una tormenta sobre las 4 de la mañana y nos despertamos con Nala en la cama con nosotros”.

Al compartir más sobre el encuentro, Julie, se encontraba durmiendo de cara a la pared que estaba en la dirección opuesta a la de Nala, y su marido le preguntó de quién era el perro que estaba en su cama.

Julie se dio la vuelta y se quedó mirando a su marido, igualmente sorprendido y confundido. Temerosos de que Nala no fuera amistosa, ambos permanecieron en silencio durante 10 o 15 segundos.

(Cortesía de Julie Johnson)

“Unos instantes después, mi marido trató de levantar las sábanas y Nala se acurrucó más”, cuenta Julie. “Estaba muy tranquila, cálida y acogedora, ¡y no tenía ningún deseo de moverse!”.

Suponen que Nala se había escapado de casa, asustada por la tormenta, y que había encontrado refugio en su casa tras una “conversación” con sus propios perros, normalmente muy ruidosos, Jupiter, Hollis y Zeplin, en la entrada.

Tras el susto inicial de encontrar a Nala en su cama, Julie se dio cuenta de que estaba en buen estado y se tranquilizó.

(Cortesía de Julie Johnson)

“Estaba limpia, tenía buenos modales, no tenía pulgas ni garrapatas, no estaba flaca ni tenía hambre”, dijo Julie. “Era el bebé de alguien. Fue entonces cuando tomé las fotos rápidas de nosotros en la cama con Nala y las publiqué en mi página de Facebook, las compartí en unos cuantos ‘grupos de perdidos y encontrados’… y wow, corrió como la pólvora”.

Unas dos horas más tarde, Julie recibió un mensaje de una mujer, Felecia Johnson, en el que afirmaba que Nala era su perro. Julie respondió inmediatamente pidiendo una prueba de propiedad y Felecia envió una plétora de fotos familiares antes de partir a recoger a su cachorro fugitivo.

Mientras tanto, Jimmy se quedó en la cama con Nala para mantenerla tranquila. A la llegada de Felecia, llamó a su perro desde la entrada de la casa de los Johnson, pero fue en vano.

(Cortesía de Julie Johnson)

“Esta pobre mujer tuvo que entrar en la casa, en mi dormitorio, donde mi marido todavía estaba en la cama”, dijo Julie. “Nala estaba muy contenta de ver a su mamá… pero no quería levantarse. Su madre es pequeña y Nala probablemente pesa más que ella, pero su madre la cogió, la sostuvo como a un bebé y la sacó. Fue absolutamente hilarante y precioso”.

La respuesta a la publicación de Julie en Facebook recibió una respuesta masiva de los internautas.

“Mucho de lo que ocurre tanto en las redes sociales como en la prensa escrita es simplemente negativo o desgarrador y triste, y creo que la gente está desesperada por algo positivo”, razonó.

Cris Hawkins, que es el otro dueño de Nala, publicó más tarde un mensaje de agradecimiento en Facebook, escribiendo: “Nuestro cachorro excesivamente amistoso, Nala, ha alcanzado un récord histórico de ignorar el espacio personal… por suerte, la pareja pensó que era divertidísimo”.

Desde la escapada de Nala, ella y sus dueños, Cris y Felecia, se hicieron amigos de Julie, Jimmy y sus tres perros. Una semana después, todos se reunieron en casa de los Johnson para jugar.

“Creo que hemos entablado una amistad y nos llevamos muy bien”, dijo Julie a The Epoch Times. “En la cita de juego con los cachorros, todos se adoraron; jugaron en el patio con juguetes para perros y palos, se revolcaron en la hierba, y simplemente pasamos una tarde maravillosa”.

Reflexionando sobre este asombroso encuentro, Julie dijo: “Nunca sabes lo que alguien o algo necesita, y si no abres la posibilidad de ayudar a alguien, entonces no vas a poder ayudarle”.

Y añadió: “No me gustaría estar atrapada fuera en medio de la noche y de una tormenta eléctrica; estoy agradecida de que Nala acabara en nuestra casa”.

(Cortesía de Julie Johnson)

Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.